5 razones por las cuales este torneo fue el más callampa de la historia

0
313

Terminó el campeonato, viene la navidad y nuestros jugadores se van de vacaciones luego de un semestre COMO LA CORNETA.

Ese es el resumen de uno de los semestres más nefastos del fútbol chileno, que luego de alcanzar el cielo y las estrellas con la primera Copa América de la historia, cayó desde las alturas sin paracaídas desde el Olimpo sudamericano hasta la república independiente de Playa Ancha, donde todo explotó y dio fin a un año que será recordado por muchas cosas.

Repasando lo que dejó este último torneo, recopilé 5 razones por las cuales este campeonato es el más callampa de la historia, donde por algún motivo, se mezclaron ingredientes futboleros, delictuales y dirigenciales (que siempre existen pero la combinación de ahora fue perfecta).

1. Bajo nivel futbolístico

uc-2

Colo Colo y la UC peleando el título pero perdiendo puntos en las últimas fechas, el campeón irregular que nadie pudo superar ni aprovechar sus caídas, el otro grande del fútbol chileno celebrando una Copa B y peleando las posiciones de descenso, son algunos de los antecedentes que hacen de este torneo uno de los más pencas en cuanto a nivel futbolístico.

Los equipos más pequeños tampoco lo hicieron mejor, la irregularidad también fue algo que tuvieron en común pero como son equipos chicos no se les puede exigir mucho más.

En cuanto a las individualidades, muy poco que rescatar, en un torneo donde recordaremos más el despido con insultos de Chupete Suazo que la gran actuación de algún jugador en el torneo.

2. Arbitrajes cornetas

tobar

Una de las enfermedades que no tiene cura en el fútbol chileno y que fin de semana tras otro nos demuestra que es un sistema viciado, que si la cagas te congelan un rato y luego vuelves tranquilamente.

No hubo fecha donde no se destacara un error grosero en alguna cancha de Chile, pero como algunos son árbitros FIFA y dirigen en el extranjero, todo está bien y no podemos criticarlos.

3. Baja asistencia a los estadios

pocos-hinchas

Los ingredientes mencionados en los puntos anteriores terminan repercutiendo en la asistencia a los estadios. Clásicos que no se juegan a estadio lleno, recintos remodelados “de nivel internacional” que vemos vacíos todas las semanas y partidos con asistencias que no llegan a los 1.000 espectadores en una competición que debería apostar por algo más hacia el futuro.

Un espectáculo nefasto para ir a ver y disfrutar, delincuencia en los alrededores de los estadios, mechadas insípidas, la industrialización de la comida futbolera en general, entradas a precios altos que no permiten que todo el mundo pueda ir seguido al estadio y un CDF Premium que parece ser mucho más conveniente al momento de sacar las cuentas a fin de mes.

Los incentivos desde los clubes hacia los hinchas son nulos, total, los millones de excedentes del CDF que les corresponden siempre les van a salvar el año.

4. Dirigentes y jugadores enredados en procesos judiciales

paredes-tv

El máximo dirigente del fútbol chileno confesando que es un corrupto y que recibió platas turbias, un referente de un club grande “traficando” televisores LED de última generación robados y otro metido en un confuso robo de toneladas de NUECES.

La lista de episodios suma y sigue con la ANFP intervenida por la PDI y otros dirigentes renunciando a la Asociación luego del escándalo de Sergio Jadue. La mano no parece venir más suave ya que todo el proceso sigue en investigación y está recién comenzando.

Esperemos que los jugadores no se metan en más problemas, porque como dice Iván Luis Zamorano, “el futbolista es lo más sano de esta actividad” (algo así era).

5. Una final penosa

hinchas-nefastos

Para terminar un campeonato nefasto, la final del torneo que se iba a jugar a dos bandas, con transmisión simultánea entre Santiago y Valparaíso, con mucha emoción en los minutos finales, quedó en nada.

La UC, con su nivel penca de juego, no ganó y le dio el título a Colo Colo que no alcanzó ni a jugar su partido ante Wanderers en Valparaíso, luego de uno de los incidentes más vergonzosos del que se tenga memoria en la historia del fútbol chileno, con las barras de ambos equipos siendo protagonistas dentro de la cancha por largos minutos, destruyéndolo todo.

El enfrentamiento de las barras se tomó la noticia, nada más importó, los enfrentamiento dentro y fuera del estadio, todo esto sin control, fueron el escenario ideal para terminar un semestre impresentable, con los escándalos más feos que se recuerden y con un campeón que tuvo que celebrar solo, sin público ni televisión.

Todo el fútbol chileno hizo una fuerte crítica sobre lo ocurrido (a excepción de los albos que no fueron lo suficientemente críticos con la actuación de sus hinchas) y el famoso Plan Estadio Seguro nuevamente está en la mira de todos.

No sabemos que va a pasar en el futuro pero si sabemos que este final de torneo fue coronado con un justo campeón, que vio empañada toda su celebración gracias a sus propios hinchas y a la vergüenza en que se ha convertido el fútbol chileno.