La paranoia de Sampaoli

0
227

No es de extrañar que Jorge Sampaoli sea un sujeto raro. Lo conocimos bien en O’Higgins pero mucho mejor en la Universidad de Chile, donde su “modelo” profesional, muy relacionado a Marcelo Bielsa, incluía también diversas excentricidades, que para las personas comunes, no pasaban de ser caprichos de un entrenador muy presionado por los objetivos.

La llegada de Sampaoli a La Roja obviamente tendría estos ingredientes, algo que en la previa de Copa América se ha concentrado en “El Espionaje”.

Partamos de la base que el Casildense de Casilda es un fanático del “sapeo”, así lo dejó claro en el mundial de Brasil pese a que igual lo pillaron (y tiempo después despediría al sapo). Sampaoli cree en sacar ventajas de esa forma y obviamente es muy celoso con su área de trabajo, sea Juan Pinto Durán, el CDA, el Monasterio Celeste o el patio de su casa.

El ladrón siempre cree que todos los demás son ladrones y esa desconfianza ha hecho que el pequeño DT aumente sus niveles de exageración e irracionalidad, independiente si pasa a llevar a otras personas.

En los días de preparación en el Monasterio Celeste de Requínoa, cerró el perímetro y se volvió loco cuando vio un Dron metido sobre el campo de entrenamiento. Las medidas de seguridad eran muy estrictas, con presencia de carabineros día y noche, dejando a los hinchas sin posibilidades de acercarse a sus ídolos. La prensa tampoco la tuvo fácil, como ha ocurrido durante todo el proceso de Don Sampa.

Ya en Santiago, las medidas de “seguridad” se mantuvieron, con presencia policial y el cierre de las calles que rodean a Juan Pinto Durán. Todo avalado por un decreto municipal donde el alcalde Sergio Puyol se pasó por buena parte a los vecinos.

Pese a todo el show pirotécnico de seguridad y privacidad, este martes igual se les metió un Dron a JPD, por lo que Jorge Sampaoli tuvo que parar la práctica antes de que sus máximos secretos fueran revelados y perdiéramos la Copa América antes de comenzar a jugarla.

El espionaje en el fútbol siempre ha existido, pero su efectividad siempre ha estado en duda. Grandes selecciones campeonas del mundo tienen entrenamientos abiertos a hinchas y periodistas, jugando copas mundiales, sin temor a que les vayan a “descubrir los secretos”.

Los cuerpos técnicos de verdad siempre podrán generar instancias para trabajar en privado, sin show, con respeto por todos los que están involucrados en el mundo fútbol. Esos DT’s no necesitan toda esta parafernalia para evitar que sus enemigos se enteren de sus secretos.

La flexibilidad de esas selecciones QUE SI HAN GANADO COSAS, contrasta con la mezquindad de una Roja antisocial, que pareciera no disfrutar de la fiesta que se va a desarrollar en nuestro país y que deja en claro el alto grado de presión que tiene Jorge Sampaoli ante este desafío. Ojalá sirva de algo.

guarello-t13

“En qué momento se jodió el fútbol chileno para que lleguemos a este nivel de irracionalidad, donde se cierra una calle sin ningún motivo muy claro. No supongo que esos vecinos que van al consultorio médico o que van a tomar la micro para ir al colegio, estén comprados por los técnicos visitantes para espiar a la Selección chilena”.

“Si Sampaoli hubiera cerrado un par de calles más en Brasil, el remate de Pinilla entra y llegamos a semifinales”.

Juan Cristóbal Guarello

ÚLTIMA HORA