Del segundo nadie se acuerda – Parte I: Equipos de regiones

12
258
Bancarse ser segundo igual es ser campeón (?)
Bancarse ser segundo igual es ser campeón (?)

Bilardo siempre ha esgrimido como fundamento de su escuela triunfalista que “Lo único que importa es ganar y ser primero, del segundo no se acuerda nadie, dígame usted ¿Quién fue el segundo hombre que pisó América?, yo nunca he escuchado su nombre, el segundo no importa, importa sólo ser primero”. Ojalá fuera así, no sería tan difícil ser hincha de la UC (?).

Pero es justamente sobre ese equipo, el 1º en la lista de los perdedores, el más vilipendiado por no ganar, aquel de quien se burlan más que del colista, la medalla de plata, el que no ganó la final, sobre aquellos que siempre está disponible para pesar la acusación de gelidez pectoral sobre quienes versa este desinteresado texto. Los segundos, aquellos que remaron todo el océano para morirse en la orilla y que pudieron llenarse de gloria, pero sólo son a veces poco más que un pie de página en la historia linda del fútbol vernáculo. Va para ellos este humilde homenaje.

Del ascenso con cariño (?). Rangers 2002.

rangers 2002

Comenzaba la década y comenzaba también una nueva era en el fútbol nacional, la de los Play Offs de la mano de Reinaldo Sánchez, presidente del flamante campeón Santiago Wanderers (Por sobre la UC). Singular condición es la de la existencia de este formato de torneos, porque sin llaves de eliminación directa y sólo fases regulares, no tendríamos finales ni menos equipos que las perdieran, pero bueh, a lo que nos convoca hoy. Este torneo tuvo la particularidad de contar con los recordados Sextos de Final, ya volveremos sobre este asunto un poco más abajo.

En el Ascenso, y como pareciera ser una costumbre (para luego también descender como costumbre, pero eso no nos interesa, o bueno, quizás un poquito (?)), el cuadro piducano lograba colocarse en zona de clasificación y ascender el 2000. Aunque esta vez como acompañante de San Felipe por apenas 1 punto. De hecho, ya debería movernos al fruncimiento de ceja que Rangers no haya rebajado en 2001, cosa rara Casi al nivel de un Arjona invitado a Viña debe mover a comprar botellas de agua (?), misteriosa, como aventurando que venía algo grande (?).

Comenzaban, entonces, cargados de ilusión con un plantel que contaba con figuras con algo de nombre, como el señero Camión Vallejos, Semino, Darwin Pérez, Luis Guajardo, Marcos González, Boris González y 3 que le daban la nota simpática al equipo, el brasileño Marcio Dos Santos, Matías Guerrero (Hijo del árbitro Iván Guerrero) y Nico Peric que daban una estructura sobre la que iban rotando nombres y formas que dibujaba Oscar del Solar, que por esa fecha todavía sabía sumar hasta 6 (?).

El torneo en sí mismo partió como emulando al, por ese entonces, y todavía muchas veces referente para los dirigentes nacionales, el torneo mexicano, se jugaban una fase regular de 16 equipos en 4 grupos de 4, desde donde clasificaban los mejores 3.

Con esos 12 equipos, se jugaban 6, sí, no es talla ni estamos arriba de la pelota (?), 6 llaves de ida y vuelta que clasificaban a los mejores 8 equipos.  Desde ahí, ya la cosa se ponía más normal y jugaban Cuartos, Semis y Final. Ojo, la fase de Play Offs coincidió con el Mundial de 2002, pero como habíamos sido colistas de las clasificatorias y además se jugaba en Japón, mucho no nos importaba el asunto (?).

Ojo, que la bizarreada de los Sextos de Final no termina ahí, resulta que para efectos prácticos, sólo valían los puntos conseguidos por los equipos, NO EXISTÍA LA DIFERENCIA DE GOL. Así que daba lo mismo perder 6-0 la ida, con ganar 1-0 la vuelta, asegurabas ir a tiempo extra y jugártela por ganar con gol de oro.  Una hermosura y justicia deportiva al palo, así de locos estábamos.

El rossonero talquino se metió en esta etapa como 2º del grupo C (U de Chile, Rangers, Cobreloa, Concepción) a un punto de los azules teniendo que medirse contra Deportes Temuco (3º del grupo B). Tarea sencilla, global de 4-3 y listo. En cuartos la mano fue más complicada, 0-0 en la ida y 1-1 en la vuelta para superar a Palestino por goles de visita que avisoraba en el horizonte a un Colo Colo que venía complicado en lo económico.

¿Dijimos nosotros que las semis se toparon con los partidos del mundial, cierto?, por qué lo hicimos notar, pues porque en la otra llave de semis se dio un caso de un jugador que tuvo que olvidarse de descansar una vez eliminado su nación de la justa planetaria, Jorge Campos, el paraguayo, casi literalmente, se bajó del avión para disputar el partido de vuelta contra la U de Chile.

La semi contra Colo Colo marca un precedente en el equipo en cuanto a la convicción de que se podía, más que nada porque hasta esa llave, se veían un poco envuelto en la inercia propia de los torneos con fase de eliminación directa. Sobretodo la victoria en el partido de ida. Del Solar tira del manual del INAF y saca un 2-1 trabajado, sufrido, pero que valía oro para la vuelta, aunque los albos se podían aferra a ese gol de visitante que tanto les servía.  La vuelta fue tensa, pero el 2-2 no refleja lo interesante del encuentro.  La vorágine de avanzar llegaba a su tope, sólo quedaba la final.

El rival, la UC de Olmos, cuando todavía parecía el heredero verdadero de Bielsa y no demostraba sus dotes musicales (?). Un equipo que derrochaba magia (Kike Acuña, el gringo Walker, Lenci, Cheito Ramírez, Gabrich, el ingeniero Norambuena, Pato Ormazabal, Huaso Álvarez, Chamuca Barrera, el Ratón Pérez) y que incluso un par de años antes se había dado el lujito de eliminar a Boca en una copa Mercosur. No era moco de pavo tampoco el asunto.

La clave de toda la llave, defender la localía, como venía dando en todas las fases previas (empates más, empates menos), la convicción era que se les había podido vencer en la 5º fecha a los cruzados en Talca. Pero el equipo de Olmos venía más aceitado y ahora envalentonado por haber dejado afuera a su clásico rival en semis.

Y pasó lo que no tenía que pasar, empate 1-1 en la ida y mucho más no había que hacer, porque la UC era duro en San Carlos. De la vuelta, algunas pildoritas, Kike Acuña jugando de volante por la izquierda. Al final, Rangers aguantó hasta donde pudo, porque el gol de Norambuena a los 45′, arruinó todo el plan.

Después diremos que ese equipo duró hasta 2004-2005, cuando se salvaron de bajar por la regla de los no descensos por parte de la ANFP. De la UC campeona, da para un libro aparte si pensamos en que se convirtió en la UC del Guatón Meneses que le robó a Osorno de la mano de Polic, sumando pasos como los Pirulácticos, la UC de Garré y que toda esa locura terminaría en la UC campeona de Pellicer 2005.

Lindo recuerdo para un plantel que supo romper, por un tiempo prolongado el eterno mote de equipo ascensor que persigue a los talquinos.

Coquimbo 2005. La leyenda de Ratoro y las finales comienza (?) (Créditos a @Giannimasias por la ayuda)

coquimbo 2005

El Coquimbo de Toro jugaba normalmente con un 4-2-3-1 o un 4-2-2-2 como lo hizo en el ultimo partido con la UE. Era un equipo armado para la mitad de la tabla, de hecho, tanto fue así que a pesar de salir 2º en el grupo B con 29 puntos, tuvo que enfrentar a Everton que salio 4° en el D pero tenia 30 puntos“. Comienza de esta manera su relato Gianni, haciendo alusión a una renovación reglamentaria que había surgido en los torneos con fase grupal que todos los 2º que tuvieran menos puntaje que un 3º o 4º de otro grupo, tenían que jugar Repechaje para pasar a los Play Offs, cosa que no existía en 2002, por ejemplo.

Toro armó un plantel que combinaba jugadores con cartel y canteranos que se acoplaban con un equipo que salía a aguantar de visita y sacar resultados como local, así fue como,  Corvalán en el arco, Robles, Juan González, el flaco Leiva en la defensa, la Bruja Romero, Bechtholdt, Navea al medio, Corrales y lo que quedaba del Heidi González y Rubén Ramírez en delantera, supieron incliur a Mario Aravena, Víctor Osorio, Eladio Herrera, Carmona, Manoucheri, Manuel García, Corvetto (Todavía no era Crovetto), Toti Rivera y “Bebi” Iriarte en un 11 que pasaba por la combinación justa de buen toque con juego pragmático de fondo.

“Romero jugaba de puntero izquierdo, creando juego, luego se rotaba a la derecha, ya que el otro puntero izquierdo era zurdo igual. Crovetto que por esa época era Corvetto, sumando a la Bruja repartiendo pelotas”

“Adelante el único delantero era Corrales el histórico goleador de Coquimbo. Pero a veces (como ocurrió en la final) sacaba a Crovetto y ponía otro delantero. Que era o el Heidi o Ruben Ramirez, este último jugó esa final

También como aneécdota sabrás que Manouchehri Crovetto y Carmona eran de la misma generación. Y que de los tres siempre del que todos esperaban fuera crack mundial era Ali. Corvetto a lo mejor, y de Carmona nada. Al final fue Carmona pese a lo limitado el jugador más exitoso en la historia en cuanto adonde ha llegado que ha generado el club

Como bien veníamos explicando, era un equipo con complicaciones ese Coquimbo, no era una pléyade arrolladora, pero sabía como sacar resultados. La historia de esos playoffs. Coquimbo fue un equipo muy muy sufrido, siempre fue el invitado de piedra totalmente (No muy distinto de la Union que elimino a las Universidades). Coquimbo eliminó sufridamente a Everton y mucho más sufridamente a Cobreloa en Cuartos de final“.

Con un equipo así, cada llave que se avanza es ganancia, cada partido es un parto y cada victoria es una recuerdo. Coquimbo llego muy por la puerta de atrás a semifinales en semis recién el equipo jugó muy bien; contra el Huachipato de Rodrigo Millar.

Del partido que más me acuerdo el de Las Higueras, fue el mejor de la campaña pese a terminar 1-1 la sensación en la previa de esa vuelta es que el Huachi lo daba vuelta. Huachipato se vino con todo a empatar la serie pero Millar se lesiona y luego recuerdo que el flaco Leiva pegó una patada de aquellas“.  3-2 en el marcador global y una final que quizás sonaba inmerecida, pero quién era el resto para juzgar a un equipo que se la había ganado en la cancha.

Por aquella época, en TVN había un programa de música llamado Rojo VIP que juntaba a todos los cantantes nacionales conocidos desde la Nueva Ola hasta los ochenteros, lindo geriátrico había, pues bien, la UE era una versión futbolera con varios jugadores que sobrepasaban la treintena y otros que la bordeaban. Nano Díaz armó un equipo que sabía como sobreponerse a las duras y maduras cada vez que se asomaba una complicación.

Asumiendo eso, pudo sacar la tarea eliminando a la U primero y a la UC después, en penales las 2 llaves (10-9 a los cruzados).

Encontrábanse entonces 2 equipos que no regalaban mucho, pero que sabían como jugar esta instancia

“La primera final en que Coquimbo jugó su peor partido, Toro, en su papel de Ratoro, fue a buscar el 0-0 y por esa decisión aquí hasta el díaa de hoy pensamos que fue determinante en la serie. El 1-0 en Santa Laura fue determinante totalmente en el partido de vuelta.

Por eso la Unión jugó a esperar ya que sabía que cualquier gol iba a doler en la vuelta. Coquimbo empezó como una tromba, 1-0 y dominando, Aravena y Corrales eran la pesadilla de JP Toro y Benitez. Todo hasta que se nos lesiona Corrales. Desgarro en la media hora de partido.

Ahí Coquimbo empieza a perder la serie. Entró lo que quedaba del Heidi, muy ídolo acá y todo, pero ya el futbol lo había abandonado. Manuel Neira nos clavó el 1-1. Pase de Joel Reyes (!!!). Pese a dominar Coquimbo la pelota, en un par de jugadas Unión hizo mucho daño. Antes del gol de Neira ya le habían anulado un gol legítimo a la Unión. Y después, a la hora del partido, JJ Ribera se mando un tiro libre de otra liga, más de 30 metros calculo yo; la barrera se abre y golazo. Nada que hacer y todos en el estadio para la cagada.

Coquimbo puso lo de siempre, garra, y un gol viciado de Robles lo valida Selman. El partido se calienta en el final. Union con los buses y aviones tras el arco de “Sam” Bravo. Hubo un casi gol de Coquimbo, a lo Coquimbo, puros rebotes. Luego un par de contras hasta que en la tercera le salió a los rojos, que ya estaban con 10 por la expulsión de Jerez, pase de Sierra en la contra que, creo sí lo agarró Risso, y penal de Corvalán. Patea el Coto y así el dia mas triste en la historia de Coquimbo Unido”.

Mucho más no hay que acotar, Unión luego daría un papel digno en la Libertadores 2006, no volvería a campeonar sino hasta un tiempo después. Carmona jugó 4 mundiales (2 juveniles y 2 adultos), Toro perdió más finales (Las que nombraremos en futuras partes de esta saga) y Coquimbo se fue a la B a jugar clásicos contra la Serena, peleando siempre en la cornisa de ascender.

(Nota del autor: No se escribió acerca del O’Higgins que perdió la final contra la U, porque todos sabemos que la final de vuelta fue un robo y Enzo Gutierrez se vendió descaradamente (?))

  • weon_ocioso

    nunca se me ha olvidado los sextos de final, que mierda, realmente tenian la caga en el futbol chileno

    • Rattlehead

      Y que no valiera la diferencia de gol xD

  • locura

    enzo gutierrez ctm

  • Toro cuando se fue a Audax el 2006 se llevó varios jugadores con él, no había cachado eso xD Juan González, Miguel Ángel Romero, Corvetto (llegó el 2007). Y del Unión campeón, está Bravo en el arco audino ahora (suplente de Veloso, aunque encuentro mejor a “Sam”).

    Recuerdo que la Brujita jugaba un kilo! después la edad lo fue cagando pero era buenísimo y muy rápido. Lo mismo Corvetto, era bastante bueno aunque nunca fue figura, cumplía. Ahora, con el nombre de Crovetto no sé cómo le estará yendo en Huachipato.

  • ElHombreNada

    Hablando de segundos lugares, imposible olvidar a la U, perdiendo primero contra la UC, y al otro torneo perdiendo contra CC… Dos finales perdidas consecutivamente contra los archirivales. Fueron momentos muy difíciles…
    Pero acá estamos 😀

    • Rattlehead

      Ambas con penales cuando en la práctica la U era inferior

  • Javier

    “No importa si ganas o pierdes. Lo que importa es lo bien que te ves”

  • Va bien su saga profesor.
    Esa final de vuelta contra O’Higgins tuvo muchos más yerros referiles que la compra de Osses en la simulación de Marino. Yerros claves en contra de la U también. Aún así, lo que me provoca más gracia es ver cómo se cuelgan de aquello incluso hinchas de la UC para hablar de la final del cotillón, pero bueh, es su derecho a llorar… y hago uso de mi derecho a llorar porque lloran(?)

  • Rattlehead

    Bilardo por triunfalista recurría a la trampa y Alemania le ganó a Argentina con un penal mula ¡Cómo pecas pagas CTM!

    Play-off sin diferencia de gol po weón, la weá indigna… Cobresal eliminó a U de Concepción gracias a ese resquicio, y los sextos de final… Noooo, el despelote pa’ grande la cagó.

    De Rangers en 2002 meritorio llegar a la final, partidos bien planteados y no se creían más de lo que eran. Contra la UC dieron lo que pudieron y bueno la UC ganó no más; De Coquimbo Unido en 2005 el equipo hizo lo que había que hacer: Meterse como sea en los play-off y matar con todo una vez allí… Sólo en la final no lo hizo.

  • SpLuminoso

    un segundo lugar que casi nadie debe recordar, debe ser el de Magallanes en copa Chile 2011 y el de Ovalle en la versión 2008/09, y los nombré por que fueron equipos no estaban en primera división y casi nadie se imaginaba que podían llegar a instancias finales.

    • Zanafer

      Yo fui a ver ese partido y el termeo al bus de la UdeC te lo encargo

  • Yonyo

    y la UdeC 2007?