La alegría más grande del mundo: PALESTINA CAMPEÓN!

Ramzi Saleh, portero y capitán, levantando el trofeo de la AFC Challenge Cup.

Entre tanta previa para el mundial, una noticia emocionante no puede pasar desapercibida: Palestina, esa selección asiática tan cercana a Chile, se ha coronado campeón por primera vez de la última edición de la AFC Challenge Cup, torneo reservado para los equipos más débiles de Asia, y con aquel histórico logro, los Leones de Cana’an podrán jugar su primera Copa Asiática de Naciones (símil asiático de la Copa América) el próximo año, donde enfrentarán a equipos de la talla de Jordania, Iraq y Japón.

El camino a la gloria

Después de obtener el primer lugar del grupo D en la clasificatoria para este torneo, tras derrotar 1-0 a Bangladesh, 9-0 (!) a las Islas Marianas y empatar 0-0 con Nepal, Palestina quedó emparejado en el grupo A del torneo realizado en las Islas Maldivas. En este grupo, enfrentó a los Kirguistán (1-0), Myanmar (2-0) y a los locales (0-0), clasificando a semifinales primero con 7 unidades.

Una vez en semis, enfrentó a un equipo que venía dando que hablar en el Sureste Asiático: Afganistán, con sus jugadores provenientes de equipos alemanes y europeos. Sin embargo, Palestina se las arregló para vencerlos 2-0 y clasificar a la final donde los esperaba Filipinas.

En la final, los Azkals (perros callejeros, en Tagalo) parecían ser el equipo mejor preparado del torneo con su plantel repleto de suizos, ingleses y españoles con ascendencia filipina, ante una Palestina conformada mayoritariamente por jugadores de la liga local más algunos foráneos de ligas como la canadiense, egipcia, sueca e iraquí…

Cual sería la sorpresa que, con un hermoso tiro libre, el cuadro de Los Redentores sacaba pecho y le decía al mundo que Palestina, tal vez desde hace mucho tiempo, obtenía lo que muchas veces la historia oficial le ha negado: alegría, emoción y esperanza para un pueblo sufrido y oprimido, que una vez consumada la victoria se lanzó a las calles a celebrar.

Alegría en la Plaza de Ramallah.

Lo que se viene

Con este campeonato, Palestina clasificó al grupo D de la Copa Asiática de Naciones, a jugarse en enero del 2015 en Australia. Enfrentará el 12 de enero a Japón, el 16 a Jordania y el 20 a Iraq. Y si bien se ve difícil el panorama, la diáspora palestina puede ser un factor de esperanza en pos de hacer un buen torneo.

Los latinos Roberto Kettlun (Hilal Al-Quds, PAL), Alexis Norambuena (GKS Bełchatów, POL) Roberto Bishara (CD Palestino) Daniel Mustafá (San Marcos de Arica) y tal vez Yashir Pinto (Lota Schwager), más jugadores árabe-israelíes como Ali El-Khatib (Maccabi Ahi Nazareth, ISR) junto a algunos miembros regulares como Ramzi Saleh (Misr El-Makassa, EGY), Omar Jarun (Ottawa Fury, CAN) o Imad Zatara (Åtvidabergs FF, SWE) podrían (y deberían, a mi juicio) ser convocados para este importante torneo, para así poder afianzar una buena actuación en una Copa Asiática a la cual, posiblemente, no volverán a clasificar en mucho tiempo.

Desde Charla Técnica, saludamos a Palestina, a toda la colonia residente en Chile, y a los hinchas de Palestino (club de la diáspora) por este logro que, sin duda, los deberá llenar de orgullo.