Thomas Gravesen, de futbolista rústico a multimillonario en Las Vegas

60
561

“He pasado 12 fantásticos años en el extranjero y he jugado en cuatro países distintos y eso me ha dado experiencias increíbles por las que estoy muy agradecido. Si pudiera repetiría todo otra vez, pero cumplo 33 años en marzo y lo correcto es parar antes de que la edad y la salud me obliguen a ello”.

Con esas palabras, el danés Thomas Gravesen se retiró del fútbol a la edad de 32 años (2009). Más conocido por la “Gravesinha” que por cualquier otra cosa, Gravesen pasó por varios equipos populares de Europa como el Celtic FC, el Everton FC y el Real Madrid CF, además de ganarse un puesto en la Selección Danesa donde pudo defender a su país en el Mundial de Corea-Japón 2002 y en la Eurocopa de Portugal 2004.

En su carrera profesional, el fichaje por el Real Madrid fue su punto máximo, para luego caer en el fracaso, incluso, “humillado” en el equipo B del Everton. Lo bueno de todo, es que la vida siempre da revanchas.

Luego de su alejamiento del fútbol, Gravesen fue criticado por la prensa danesa por “desperdiciar” sus años posteriores al retiro, tiempo que pasó con una novia bastarda (?) que no le aportó nada bueno al pelado (?).

Kira Eggers, la ex novia de Gravesen. Terminaron porque ella era muy pudorosa.

Thomas Gravesen se dedicó a diversos negocios con sus ganancias de futbolista y al parecer, tuvo bastante éxito, acumulando una fortuna de 100 millones de euros que le permitió irse a Las Vegas, de parranda para siempre.

En la actualidad, Gravesen con 37 años, disfruta de la vida junto a la modelo y Milf Kamila Persse, quien lo valora como ser humano (?) y lo incentiva a ocupar su tiempo en el póker, el blackjack, la ruleta y el sexo.