Un pequeño homenaje a nuestros padres futboleros

28
85

Hoy es el día del padre, una persona que seguramente tiene significados muy distintos para cada persona, dependiendo de la historia que hayan creado en su vida.

Los Padres muchas veces son odiosos, hay innumerables veces que no los queremos ni ver, especialmente cuando somos chicos y nos prohiben algo, pero luego, cuando crecemos, entendemos que significaban todas esas cosas y nos damos cuenta que en algún momento de nuestras vidas lo agradeceremos.

Fuera de todo lo que tiene que ver con las obligaciones de nuestros padres hacia sus hijos, hay algo que siempre será recordada por todos nosotros y que de alguna manera marca nuestras vidas, tener un padre futbolero.

Creo que es inevitable, que un Papá futbolero no intente traspasarle esa pasión a sus hijos o hijas. Desde antes del nacimiento ya están comprando cosas de fútbol y asumiendo que su hijo va a ser del mismo equipo que el, aunque no tenga ni idea que significa un indio o una U roja en el pecho. El Papá se ilusiona con encontrar al mejor partner para ir al estadio y ver los partidos en la Tele, muchas veces lo logra.

Ahora, que pasa de nuestra parte. En un comienzo, vamos a todas con nuestros Papás, nos hacemos hinchas de su equipo, vamos al estadio y relacionamos el fútbol con nuestros padre. Con el tiempo, ya estamos más grandes, algunos “traicioneros” se cambian de club al equipo de moda (?) y ya no están tan cercanos a su Papá, mientras que los otros continúan con esa complicidad semana a semana.

Sea cual sea el caso de cada uno, hay algo que de adulto, no vamos a olvidar: Mi Papá me hizo futbolero y es algo que siempre recordaré (esto también puede aplicar para abuelos o alguna otra persona importante para uno).

En mi caso, voy al estadio desde la década de los 80’s, cuando con mi familia llegamos a vivir a Santiago. Mi Papá me llevó al estadio desde chico, íbamos al Nacional, La Cisterna y Santa Laura, donde en un comienzo me asustaba con las galerías de lata que la gente hacía sonar en los tiros libres para luego aprender, entender y disfrutar con lo que estaba viviendo.

Los mejores recuerdos de mi vida de pequeño junto a mi Papá, están relacionados con el fútbol y las aventuras de fin de semana. Momentos hermosos y algunos muy malos, como el descenso de la U ante Cobresal en el Estadio Nacional, donde junto a mi viejo vimos como el club que queríamos, se iba a la B. Por otro lado, también hubo alegrías, una década de los 90’s donde hubo triunfos, partidos memorables como la definición ante la UC el 94 con gol offside de Salas, que permitía que por primera vez (fechas más tarde), pudiera ver a mi equipo campeón.

De alguna forma, sea el equipo que sea (Colo Colo, la UC, la U, Wanderers, Coquimbo Unido, un equipo ANFA o un equipo internacional), lo que se traspasa desde tu viejo es lo mismo, y de seguro hay muchos que deben recordar hechos maravillosos de sus clubes en donde vivieron esas experiencias con sus Papás. Por dar algunos ejemplos, la Libertadores de Colo Colo, la campaña de la UC en Libertadores cuando llegaron a la final, el campeonato de Wanderers de la mano del Peineta o la buena Libertadores que hizo Unión en los 90’s.

En el día de hoy, agradezco que mi viejo me haya hecho futbolero, es algo que me entretiene y que “sin querer queriendo”, me ha servido en la vida (personal y laboral). Con mi viejo, todavía seguimos viendo fútbol, cuando no podemos juntarnos siempre nos llamamos al final de los partidos importantes y comentamos lo que pasó, somos de escuchar los programas radiales y de llegar temprano al estadio, es algo que nos une de manera distinta y que en mi caso, nunca olvidaré.

¡Gracias Viejo!

El primer día de un niño en el fútbol y el estadio.

  • Y si tu padre es un putazo multiclubes??? xD

    #jumbitos

  • Mi primer partido con mi viejo fue el 93 o 94, en collao, jugaban Católica y Huachipato… lo pasé bacán a pesar de que me morí de frío.

    • Pipeño

      Ojo que en ese período que mencionas el Huachi estaba en la B… quizás fue un amistoso o se enfrentaron por Copa Chile

  • Tata Moise (34 años nada más)

    Ya lo habia visto y forma parte del pack con videos emotivos/motivacionales junto con:

    -Carlos Martins en el GRANADA, hijo con leucemia
    -Malaga se salva del descenso y el abuelo y nieto lloran
    -Hincha del Liverpool llorando cuando ganan la UCL

    Ojo que hay una segunda parte de este

    http://www.youtube.com/watch?v=Iu8Ba_hS7Cc

  • A mi viejo nunca le ha gustado el futbol, no es hincha de ningun club y cuando le preguntaba me decia “River” y reía, creo que ni siquiera reconoceria la polera de River si la viera… Le gusta mirar los partidos de la selección y eso seria todo… Pero nunca olvidare que cuando tenia 8 o 9 años iba a la cancha conmigo cuando estaba vacia y jugabamos juntos, no le gustaba el futbol y le pegaba con cero técnica, pero iba a jugar conmigo por que yo amaba el futbol… mi viejo se sonríe cuando lo cuento acerca de estos recuerdos, y es que lo hacia para hacerme feliz y también por que sabia que me estaba regalando recuerdos maravillosos… Te amo viejo…

  • Buen post. En mi caso mi padre siempre fue ausente ya que vivió en Bolivia toda mi niñez y sólo lo veía en los veranos cuando viajaba a Bolivia. Mi padre nunca fue futbolero pero igual allá en Bolivia vimos el partido de la selección boliviana rumbo a Francia 98 ante el Chile de Zamorano, Poli, Reyes, Margas, entre tantos otros. Fuimos al hotel de concentración de Chile porque mi papá tenía contactos pa meterse (trabajaba en Errols Bolivia, era un Blockbuster de la época que también estuvo en Chile, así que les iba a regalar películas a todos los jugadores de la selección) pude tener autógrafos de todos los jugadores que aún los tengo guardados en mi pieza.

    El resto del año cuando estaba en Santiago mi abuelo las ofició de padre. Hincha a morir de Audax, ex jugador de ese equipo y de Wanderers a fines del 50 e inicios del 60, siempre estuvo ligado con el futbol, fue el primer director de la carrera de Educación Física de la UPLA así que era muy querido por todos. Mi abuelo me llevaba de chico a ver al Audax, vivíamos a 2 cuadras del estadio y nos íbamos conversando con mucha gente, mi abuelo en el partido se dedicaba a saludar a todos los tatas porque los conocía a todos jajaja, se pasaba muy bien. Lo que más recuerdo fue la definición a la Libertadores contra Cobreloa por allá el 96 creo, que la perdimos a penales. O el repechaje ante Malleco para no bajar a tercera división (lo que significaba la desaparición del club) unos años antes, donde viajamos en caravana decenas de autos y buses a esa ciudad de la novena región. En fin, gracias a mi abuelo soy hincha de Audax, hasta el día de hoy va al estadio de vez en cuando, aunque ahora cuesta más hacer que vaya, le duelen los huesos, hace frío, etc. sin embargo siempre está al tanto por la radio o por la TV.

    Gracias Tata!!!

  • hoznet_00

    Una de las cosas que le voy a agradecer a mi viejo, en el poco tiempo que tuve uno por motivos que no vienen al caso, es que me enseñó el fútbol de verdad, no el de los contratos millonarios ni autos ni modelos, el del campo, ese que se juega con canchas hechas mierda en hoyos y barro hasta las orejas, ese donde una barrida en una laguna en el círculo central es poesía en movimiento, esa donde el lateral se manda una proyección ofensiva y a la vuelta se empina un trago desde el chuico que lleva el ayudante del equipo 😆 .

    Ese fútbol de verdadera camaradería, donde hay fuerza bruta incontrolada, pero pocas veces mala intención (lo que lo distingue un poco del fútbol de barrio a mi parecer), como decían en el Sur, “Acá si hay granizo, nos ponemos las botas de agua y a jugar nomás” xD. Ese fútbol de reciedumbre, donde junto al talento importaba la dureza.

    No me gusta pensar en este día, pero me hicieron recordar lo feliz que me sentía yendo a ver al Arco Iris, el Tricolor de Maipué, el Badminton de Crucero Nuevo o al Juventud de Concordia 😀 😥

  • Talkino

    Esto es disfrutar la 1° vez en el estadio

    http://www.youtube.com/watch?v=Z2XzIkBw2ts

  • MauroM

    Cuando era niño con mi papá ibamos siempre al LVH a ver al desaparecido Regional Atacama.

    Que lindos recuerdos

  • Kvz!, el Valdi-Aconcagüino(?)

    Es cuático como todos se acuerdan de su primera vez(?) en el estadio. Yo no me acuerdo, era demasiado pendejo. Lo que sí, un día cuando volví a ir con mi viejo al estadio después de muchos años (mas menos 20) entendí porque siempre me voy al mismo lugar en las graderías, es donde él siempre se queda, es donde me llevaba cuando era muy muy pendejo, y por eso yo después instintivamente buscaba ese lugar.

    • yo tampoco me acuerdo de mi primera ves, de ninguna(?)

  • mi viejo mas que futbolero, jugaba fútbol, un 10 que después por edad y lesiones pasó a central. Por eso cada vez que ve un partido putea a los weones que la revientan, acevedo es su presa favorita (?)

    lástima que el talento no se hereda

  • estrapini

    la primera vez que fui a un estadio, fue en el Federico Schwager, con mi abuelo, oficiandolas de padre(el fue quien me crio), no recuerdo bien el rival de turno de “la lamparita”.yo no pescaba mucho el futbol, pero gracias a el, me empezo a gustar y ahora, soy a pasionado del juego de la pelotita, siempre me gusto el antorno y ambiente de lo q rodea en un estadio iba mucha gente a ver a lotita, con la desaparicion la gente logicamente se alejo y hubo generaciones q se perdieron ese equipo.
    al termino del primer tiempo, eran clasicas las sopaipillas cvon aji, para mi abuelo y mani confitado para mi.
    papa(abuelo) gracias por enseñarme y querer el futbol como lo quiero, gracias a papi vicente te madno un abrazo estes donde estes
    “vamos la lamparatita”

  • La primera vez que fui a la cancha me llevó mi vieja. UE 1:1 Cobreloa en Santa Laura, momento inolvidable… te banco hasta que me muera vieja, fuiste madre y padre… y a mi ‘padre’, solo le digo, chúpala hueón maricón, cobarde y poco hombre! gracias por el espacio (?)

  • mi viejo me llevó al estadio desde que no sabía a que iba… debo haber tenido con suerte 2 años y ya andaba en el Fiscal. Mis primeros recuerdos vagos los tengo desde el 85 u 86, y jugadores como Ricardo Biondi, Jaime Matamala o Lindorfo Sepúlveda, en esas tardes junto a Rangers que se prolongaron por mucho tiempo… con el pasar de los años, y cuando empecé a trabajar fui yo el que llevaba a mi viejo al estadio, el que se encargaba de la compra de las entradas y que vivía pendiente de los horarios de los partidos, para pasar esas 3 a 4 horas juntos, solo papá e hijo… mi viejo partió hace poco más de año y medio, pero entre muchas cosas me dejó esa herencia, el amor por mi equipo, y sentir que sigue ahí conmigo en el estadio, y por sobre todo, en las caminatas solitarias al regresar a casa. Gracias viejo por todo, anota los abrazos y me los cobras todos juntos cuando volvamos a vernos, se te extraña.

  • Yo apenas veo a mi viejo desde que tengo 10 y nunca me llevo al estadio, el futbol me lo inculcó mi abuelo y un tío materno. Mi abuelo, que me crió después que mis papás se separaron fue lo más parecido a la figura que describen en el post. Eso sí, me acuerdo de una anécdota pelotera con mi papá de verdad xD:
    Cuando era chico, tipo 4 o 5, a mi papá, que era del colo, le ofrecieron una pega fuera de Stgo, ya no me acuerdo ni donde, parece que en Antofa. Él nunca fue muy futbolero, pero simpatizaba harto por el Colo. La cosa es que esos meses yo estuve viviendo con mi abuelo y mis tios, y ellos eran hasta los cocos de la U. Fueron justo los años del bicampeonato y fue con ellos que me hize del equipo azul hasta hoy. Lo más notable que fue que mi papá justo cuando lo fuimos a buscar al aeropuerto me traía de regalo una camiseta del Colo, de esas cuando Lada era el sponsor. Yo lo esperaba con la camiseta de la U puesta. Su cara fue notable.

  • Mi papa es hincha de colo colo de esos que cuando el equipo pierde anda de malas y hasta ni come, sin embargo, la primera vez que me llevo al estadio fue a mediados de los 90 en un partido amistoso de Ñublense y un equipo de Colombia, no recuerdo bien cual era por que le decían “Cali” asi que no se si habrá sido el America de Cali o el Deportivo Cali. La cosa es que el sabía que me llamaba mas la atención el equipo de mi ciudad y me llevo a ver aquel partido que fue muy bonito, con interpretación de himnos nacionales y un resultado final de 2 a 2, me llevo unas veces mas y fue siempre genial, con el tiempo ya no quiso ir, el trabajo y las relaciones habían cambiado, pasaba mas tiempo con sus nietos por parte de mi hermana. En 2010 Ñublense peleaba por no descender y lo invite a ver los últimos partidos de local y volvimos a ver un partido juntos ya en un estadio diferente y recordando cosas de hace ya mas de 15 años atrás.

  • El nortino

    Con mi viejo siempre ibamos al Estadio cuando yo vivía en Calama, y cada vez que ando de visita por mi ciudad y Cobreloa juega de local, vamos si o si, nos gusta ver los partidos juntos, sea en el estadio o por la tele, o sea desde que me vine a vivir a Antofagasta, y si hay partido de Cobreloa o Chile por la TV y justo en anda de visita por acá, sí o sí lo veo con el (me hace acordara un comercial de Clos de Pirque, mas o menos es así, solo que sin dudarlo me quedo con mi papá), es para mi el momento de mayor intimidad padre-hijo, esos momento que espero por mucho tiempo y son casi sagrados para mí, el fútbol es una instancia unica para compartir con mi viejo, no digo que no tenga otras instancias, pero esta es la mas intima, tiene algo especial, un no se qué, donde estamos solo el y yo y podemos conversar cosas que solo se conversarían entre padre e hijo, de hecho muchos consejos de juventud que uno necesita de un padre se los pedía mientras íbamos camino al estadio.

    Nunca olvidaré que la primera vez que fui al estadio fue en una noche fría calameña allá por el año 1998 o 99, no recuerdo exactamente, un partido que Cobreloa ganó 3 a 1 a Huachipato, me llevo él, todo abrogado por ordenes expresas de mi madre, yo tenía algo así como 8 años, y nunca olvidaré ese día allí en Andes viendo por primera vez un partido de Cobreloa junto a mi padre, quien me llevo para darme una alegría de infancia, vaya que lo logró, por que cada vez que lo recuerdo me hace esbozar una sonrisa, luego dejamos de ir, hasta el año 2003, año naranja :D, en que comenzamos a ir a todos los partidos de Cobreloa, a menos que por causas poderosisimas no se pudiera, eso hasta en año que me tuve que venir a Antofagasta.

    gracias a mi papá soy Cobreloino hasta los congelados huesos (aunque por estar en esta ciudad igual simpatice con el CDA ¿putazeo? y por sentirme nortino apoyo a los del norte), en realidad gracias a el soy lo que soy, y me he dado cuenta ahora que estoy formando mi propia vida y familia cuan parecido soy a el, y me siento orgulloso de ser su hijo.

    Otra cosa es que los últimos partidos de Chile y desde que Cobreloa juega de local aquí en Antofagasta he visto los partidos solo, ido al estadio solo, lo mismo cuando voy a ver uno que otro partido del CDA, de hecho varios, me encanta ir al estadio, amo eso (lastima que a mi pareja no) y cuando me dijeron que Cobreloa vendría a jugar a Antofagasta yo era de los mas felices XD, pero inevitablemente estas ultimas veces vaya que he echado de menos a mi viejo, es distinto sin el, lo disfruto, me gusta, amo el estadio, pero con el seria perfecto.

    Solo estoy esperando a mi retoño para llevarlo a estadio, que sea Cobreloino (a lo mas del CDA, si me sale colocolino o de alguna otra moda lo desheradé XD), entregarle lo mismo que me entregó mi padre a mi, sueño con eso, jugar a la pelota con el, uf tantas cosas

  • No Le Crea

    Tenía 8 años cuando mi amada Universidad de Chile bajó a segunda división. Cuando ocurrió esta tragedia, recuerdo que mi padre me dijo: “Ahora más que nunca la U nos necesita hijo”, desde ese entonces no fallamos a ningún partido de la campaña en la B, fuimos a Temuco, a Curicó cuando subimos y lo que más recuerdo, todos los sábados en la tarde al Santa Laura haciendo el aguante ante los poderosos (?) Magallanes, Colchagua, Lota, Ñublense, etc.
    Si bien fue una época bien sacrificada para mi equipo, jamás olvidaré como cada tarde, en el entretiempo o en la micro de regreso del estadio, mi viejo me hablaba de las hazañas del Ballet Azul, del legendario partido ante el Santos de Pelé o de las tardes doradas de Sandrino. Gracias a él soy de la U en una familia predominantemente de Colo Colo; por él más que nadie me alegré por el título del ´94, porque recordé las travesías en los potreros…para mi es emocionante recordar verlo arrodillado frente al televisor cuando el Pato Mardones pateó el penal en El Salvador, o verlo nervioso en la remontada del cotillón ante la UC, pero lejos el momento que jamás olvidaré fue verle la cara de felicidad y llanto cuando la U ganó la Sudamericana.
    Por esto en este día, solo queda decirle TE AMO PAPÁ, gracias por todo lo que me has dado, por aperrar conmigo en mis decisiones buenas y malas y por sobre todo, por hacerme un hincha fiel y furioso de la querida Universidad de Chile.

  • No soy un completo inutil….. al menos sirvo de mal ejemplo

    Extraño el post para mí. en mi caso a mi viejo no le gustaba el fútbol, recuerdo sí, que me llevaba a la cancha del barrio los sábados eternos de fútbol para ver los partidos porque yo quería, luego en el unico bar del barrio al frente de la cancha (obviamente) me tomaba mi bebida mienras se tomaba su chela.. ahora la cancha es un consultorio y el bar murió apenas desapareció la cancha….. recuerdo el sacrificio pa él de jugar con otros apoderados de kinder y verlo sacarse la xuxa de descordinado que es… (se la sacó con tal estilo que en lugar de sentirme avergonzado aplaudí como todos, tanto como para tener la imagen en mi mente aún).. hace años que no veía un partido de eliminatorias en santiago en casa de mis viejos, me tocó el Chile-Bolivia.. compré un pack de chelas.. me dijo que lo vería conmigo, sin embargo no aguantó y se fue con mi hija al otro TV pa ver no lo que él quería sino lo que ella quería.. como hizo conmigo…

    A todo esto soy hincha de la Universidad de Chile por una historia que me contaron mis viejos .. que de ser cierta (a esta altura creo que fue mas la emoción de mis viejos)le debería la vida a un jugador de la U..

  • Julieta

    NO es mi papá, claramente. Ni la selección le interesa. Igual lo quiero xD

  • viejo como te banco, el estadio de la cato era el que quedaba mas cerca de donde vivíamos y ami viejo le gusta ver el futbol asi que iba a ver los partidos conmigo y no sabe en que momento nos hicimos de la cato XD

  • Luis (?)

    Feliz dia papá, se te extraña.

  • Primer partido, U de Chile vs Cobresal, año 1994. Viajamos a stgo sólo para ver a la gloriosa, en el que sería el año de retorno al palmarés. Yo no entendía como mi viejo se estremecía tanto con un equipo de fútbol… aunque ahora lo entiendo.

  • Pipe

    Mi primer partido es imposible de recordar…tengo recuerdos de ver a mi viejo jugar Baby, yo jugaba cuando pendejo, era tipico ver los mundialitos jajaja, pero el primer partido de la U que vimos juntos en un estadio fue en el Parque Schott de Osorno, partido que perdimos 2-0 si no me equivoco, tengo los mejores recuerdos de ver a mis idolos, tener autografos de varios de ellos y además aun conservo esas típicas cintas que venden en los estadios, de aquel día de 1996…

  • handofate

    Como buen hijo de papas separados…. hemos visto por TV innumerables partidos, pero no he tenido mucha suerte en ir al estadio con él, siempre voy solo … pero el primero fue en 2005, Colo Colo con Audax, chupete jugando solo arriba y complicando a todos los chuzos de la defensa alba .. Gol de Leandro desde fuera del área, se vio muy bonito desde Cordillera…