La caída de un gigante

El día 13 de julio fue el último capitulo del largo drama que está protagonizando el Rangers de Escocia. El club declarado en quiebra recientemente y obligado a desaparecer, enterrando su centenaria historia, ha sido refundado (NewComp Rangers en lenguaje coloquial británico) y ha sido readmitido en el seno de la Scottish League, pero deberá jugar en la Third División, es decir la Cuarta Categoría del fútbol escocés.

Como muchos se habrán enterado la detonante de la debacle del cuadro de la mitad protestante de Glasgow fue una deuda con el fisco, quien no dio posibilidades de reprograrla y la hizo efectiva. Junto con ello se desató un concurso de acreedores por deudas ascendentes a 134 millones de libras y el cuadro cayó en “administración”, siendo además multado con 10 puntos en la tabla de la liga.

El club dejó de existir oficialmente el 14 de junio de 2012 cuando el empresario británico Charles Green compró todos los activos del club por 5.5 millones de libras, formando una nueva organización bajo el nombre de Sevco 5088 Limite. De esta forma se puso punto final a una historia de 140 años, en las que el cuadro de camiseta azul ganó 54 ligas locales, 33 Copas de Escocia, 27 Copas de la Liga y una Recopa de Europa.

Las causas de esta debacle no están del todo aclaradas, pero se culpa al ex presidente Craig Whyte, quien ha sido suspendido de por vida por la Federación Escocesa de Fútbol para ejercer como dirigente. Además se inhabilitó al cuadro para realizar traspaso de jugadores por un año y se multó al equipo con 100.000 libras por traer descrédito a la asociación. En varias ocasiones el ex presidente de los “Gears” (apodo con el que era conocido el equipo), se quejó de la intrasigencia del fisco británico al que culpó de la crisis.

La crisis del Rangers no ha sido fácil para el fútbol escocés, las consecuencias de que el cuadro de Glasgow haya sido condenado a la cuarta categoría pueden ser difíciles de asumir. Desde ya la liga se queda sin su principal atractivo el Old Firm, como se denomina al clásico con el Celtic.

Este argumento fue utilizado por el nuevo dueño del NewComp Rangers Charles Green para buscar primero ser admitido en la Premier y luego de no ser aceptados, para proponer que al ser aceptado por la Scottish League (que rige a las First, Second y Third División de Escocia) partieran en la First División, minimizando las pérdidas. La propuesta fue rechazada por 25 votos contra 5, por lo que parece ser que los cuadros escoceses están dispuestos a asumir las consecuencias de su decisión.

El Rangers está en una crisis sin fin, ya que ha perdido a lo menos a 6 jugadores que no ha traspasado sus contratos a la nueva administración. Entre estos se encuentra Steven Davis, Clive Lafferty, Steven Naismith, Jemie Ness, Jhon Fleck y Carlos Bocanegra quienes ya firmaron para otros clubes y el éxodo puede seguir ya que sólo 13 jugadores se presentaron a la pretemporada.

La idea de muchos en Escocia es dar un golpe de efecto que limpie las malas administraciones de los clubes y que instaure el Fair Play Financiero en la Liga, es decir que los equipos gasten sólo lo que producen. Esta idea también ronda la Premier League Inglesa y ya no son pocos los que critican las malas prácticas de clubes sostenidos por jeques y equipos que no solventan sus deudas y pagan contratos millonarios.

La Liga Escocesa se dispone a iniciar por primera vez en su historia una temporada con el Rangers entre sus competidores y sin un clásico Celtic-Rangers.

Para los hinchas protestantes quedá la esperanza sembrada por el Manager actual del equipo, el mítico Ally McCois quien afirmó:

“Rangers ha sido severamente castigado por las acciones de algunas personas que anteriormente se ejecutaban en el club y tomará tiempo para que nos podamos recuperar, pero vamos a volver más fuertes gracias a la fidelidad de los fans y el compromiso de todos en Ibrox, quienes están trabajando sin descanso para llevar la estabilidad y el éxito de nuevo a los Rangers”.

Fuentes | La fuente de todo conocimiento | UK News | BBC | Radio Fórmula

Compartir en Google Plus

R.Daneel

Abogado, originario de Coronel e hincha de Lota Schwager, sin doble militancia. Enemigo de las barras bravas y de los DT tipo Salah y Toro y amigo del fútbol ágil y de ataque. Equipos ideales: Ajax 1994-95, Holanda 98`, el Milan de los holandeses y la Inglaterra de Robson. Aspiro a que Lota Schwager sea el club grande del sur y poder ir a cualquier estadio sin que un flaite me amenace.

Comentarios