De la mano de Drogba, el Chelsea es el nuevo Campeón de Europa

Final emocionante de principio a fin, el local Bayern que buscaba su quinta “Orejona” y el Chelsea que tenía una nueva oportunidad para ganar su primera Champions.

El escenario era adverso para el equipo de Di Mateo, varias bajas en la previa y la visita a Münich, la casa de su rival. En la otra vereda, los alemanes tenían todo para ser campeón, así lo demostraron durante el partido pero la historia sería diferente, los ingleses terminarían festejando.

Bayern superior en los 90 minutos

El encuentro se dio como se esperaba, el Bayern tomando la iniciativa, el Chelsea esperando y Drogba abandonado a su suerte, listo para la contra.

Las llegadas del Bayern se repetían, la posesión de balón alcanzaba el 65% para los alemanes pero la definición de cada una de las jugadas, era defectuosa. Tanto Müller, como Ribery y Robben (además de Mario Gómez) fallaron una y otra vez en sus remates, muchas veces pegándole horrible.

Así se dio el primer tiempo, que terminó 0 a 0 con un solo equipo en la cancha.

Se mantuvo la tónica pero el final quedaría para el recuerdo

El complemento traería más emociones pero el Bayern continuaría con su dominio. Todo se dio de la misma forma que el primer tiempo, hasta que llegaron los últimos 10 minutos de partido donde todo cambiaría y transformaría esta final en un partidazo.

Minuto 82 y un centro al segundo palo fue conectado de manera excelente por Tomas Müller, quién cabeceó hacía el suelo y dificultó la reacción de Cech, que igual estuvo un poco flojo. Era el 1 a 0 para el Bayern a 7 minutos del final, quizás el gol del título, pero Didier Drogba diría otra cosa, cuando el partido ya terminaba.

Chelsea abandonó su planteamiento defensivo, no le quedaba otra, Di Mateo metió al “Niño” Torres, en cambio el Bayern vio como Müller dejaba el campo para un cambio más conservador. Todas las fichas del Chelsea apostadas para el milagro, Didier Drogba era el piloto de ataque, el hombre que cambiaría la historia.

Minuto 89 y corner para los azules, Juan Mata en la ejecución y Drogba que se escapaba de su marca, atravezaba toda el área y metía un cabezazo tremendo, al ángulo, un gol increíble en el último minuto de la final. En la historia de vida de Drogba, esta final no se podía dar de otra manera. El alargue era una realidad.

Drogba del infierno al cielo en 30 minutos.

El alargue no podía partir peor para el Chelsea, un torpe penal de Drogba en contra de Ribery parecía ser el final de esta historia. Pero el destino quería otra cosa, Robben se paró frente al balón y Petr Cech estuvo brillante, tapando el penal para darle vida a su equipo.

El dominio de la pelota fue más repartido, aunque el Bayern siempre mantuvo una leve ventaja. El Chelsea esperaba pero el penal atajado fue un golpe anímico que les duró hasta el final del tiempo extra. A los alemanes les costó recuperar el ánimo, poco a poco fueron superando el momento pero lo que pasó con Robben, terminaría influyendo igual en el final del partido.

Algunas jugadas de peligro en ambos arcos pero nada que impidiera ir a los penales, donde se produciría una definición del terror.

Los penales, la diferencia entre Robben y Drogba.

El referente del Bayern, Arjen Robben, arrugó. Quizás estaba en la lista de lanzadores cuando pasaran los 5 primeros, pero a diferencia de lo que ocurrió en la definición con el Real Madrid, el jugador holandés no quiso patear y viendo lo que pasó, fue un error imperdonable.

Para el Bayern las cosas comenzaron bien, Lahm, Gómez y Neuer anotaron sus lanzamientos, pese a que Petr Cech adivinó cada uno de los penales. En el Chelsea, Mata falló el primero y siempre fueron en desventaja.

Llegó el cuarto penal para el Bayern y la historia comenzó a cambiar, Olic se puso frente al balón y Cech tapó sin problemas, el penal fue muy mal tirado pero el Chelsea debía anotar el suyo para igualar las cosas. Ashley Cole fue el autor del penal que empató la serie, quedaba 1 para cada equipo, Schweinsteiger y Drogba respectivamente.

El alemán dudó toda la carrera hacia el balón, se frenó, la pensó y falló. Pelota en el palo y el gran Didier Drogba tenía la posibilidad de su vida.

El marfileño se paró frente al balón, tomó muy poca distancia y definió la serie con seguridad, seguramente, el penal más importante de su vida, en uno de los partidos más increíbles que le tocó jugar, anotando un gol en el último minuto para regalarle a su gente, la primera UEFA Champions League de la historia del Chelsea. Un grande!

CT Awards

LP: Didier Drogba (CHE)
PPR: Arjen Robben (BM)
ChT: Schweinsteiger perdiéndose el penal decisivo en la definición. Timoshchuk tocando la copa antes del partido.
AM: La remontada del Chelsea encabezada por Drogba.
LTA: Munich
Gol CTM: El empate de Drogba en el último minuto.

Compartir en Google Plus

Norman Varas

Fundador de este blog de dudosa calaña. Amado por subir MDF's y odiado por no actualizar el sitio de manera regular. Cualquier comentario, sugerencia, colaboración, reclamo o lo que sea, me pueden contactar por Twitter (@NormanVaras)

Comentarios