Copa Mundial Chile 1962 – Especial 50 Años (Parte I)

Han pasado 4 años desde que la Selección Brasileña se coronó campeón en tierras suecas de la mano de Vicente Feola. El equipo verdeamarillo, ahora bajo la dirección de Aymoré Moreira, logrará reeditar su título en tierras chilenas, consagrándose como uno de los grandes planteles de la historia, elevando la figura de Garrincha a lo más alto.

Chile 1962 no narra la historia de un mundial que tuvo los mejores estadios, el juego más limpio o la mejor difusión televisiva. Pero si tiene como protagonistas a un pueblo que por un mes pudo mostrarse al mundo y codearse con los mejores equipos, a una dirigencia jugada que ante todo pronóstico logró traer de vuelta el dorado trofeo a un continente discriminado, y el esfuerzo de un grupo de jugadores, que de la mano de un maestro aún recordado, saltaron del anonimato local a la leyenda mundialista, solo a base de amor a los colores y la convicción de que ningún rival era invencible. El orgullo de un pais.

Igor, el Dinosaurio Chicha (?) nos guiará el camino en nuestra linea futbolera temporal. Pasando por el título alemán de 1954, el título brasileño en Suecia 1958, y el inédito bicampeonato carioca, el primero ganado en cancha.

igor encañao

* Para mayor información: FIFA World Cup: Suecia 1958

* * Porque nada tenemos, todo lo haremos * *

Terminada la copa del mundo de Suecia, Sudamérica pedía a gritos la organización de otra cita planetaria. Como ya era costumbre, Argentina y la FIFA se encontraban en pie de guerra con el tema de la potencial “sede sudamericana”. Los albicelestes, nuevamente con una postulación, tuvieron que bancarse otra decepción, la que seguramente se vió influenciada por los conflictos anteriores. Claro, ya que Chile, un pais completamente inexistente en el mundo futbolístico, con infraestructura deplorable y una plaza considerada “riesgosa” en términos de recaudación, les había ganado la pulseada a los argentinos. Era prudente elegir a un pais así?, o era un capricho más de la FIFA para hacerle la vida imposible a Argentina?. La respuesta se sabía incluso desde antes del mundial sueco, presisamente en el Consejo de la FIFA realizado el 10 de junio de 1956 en Lisboa, Portugal.

Chile en ese entonces tenía a 2 caballos de batalla muy capaces. El primero era Carlos Dittborn Pinto, que durante el periodo del consejo mundialista ostentaba ser el presidente de Confederación Sudamericana de Fútbol. El segundo era Juan Pinto Durán, mano derecha de Dittborn y el que sería el encargado de la organización y preparación de la cita mundialista de Chile 1962. Para lograr que las proyecciones fuesen realidad, Dittborn inmortalizó magistralmente la frase que para muchos, fue la piedra base del mundial chileno. Argentina, con todo su poder y su buena candidatura, no fué capaz de derrotar a una candidatura llena de ilusión y de ímpetu. Chile 62 fué un mundial con más espíritu que cuerpo.

“En la ocasión, el representante de la candidatura Argentina terminó su discurso con la frase: “Podemos hacer el Mundial mañana mismo. Lo tenemos todo“. Al día siguiente, el representante chileno Carlos Dittborn realizó una brillante presentación, cerrándola con una frase que pasó a la historia: “Porque no tenemos nada, queremos hacerlo todo“. Inmediatamente se realizó la votación: Chile fué electo con 32 votos a favor, Argentina recibió 10 votos y 14 paises votaron en blanco”

Chile tenía aproximadamente 5 años para cambiar radicalmente su imagen pais, y su infraestructura. Las dudas comenzaron a surgir de inmediato, sobretodo entre los paises europeos, quienes veían al pais sureño como una nación subdesarrollada (Palabra fundamental durante esta historia) y sin la capacidad para organizar un evento de estas magnitudes. La carencia de medios económicos, la mala infraestructura limitada solo a un Estadio Nacional algo obsoleto construido por el presidente Arturo Alessandri Palma en 1938, la inexistente modernización de las vias de transporte y comunicaciones y sobretodo la nula historia deportiva del pais complicaban más la situación.

frasedittborn

El presidente de aquella época, curiosamente era Jorge Alessandri, hijo del mandatario que construyó el coloso ñuñoino, quien dentro de la limitante económica estuvo a la altura de las circunstancias, e hizo una fuerte inversión para mejorar las vias y las dependencias deportivas.

“Para organizar este mundial, Chile tuvo que sortear varios obstáculos, entre ellos: la falta de buenas comunicaciones, la reciente infraestructura turística y el mal estado de las sedes deportivas. Ante estos problemas debió luchar mucho e invertir gran cantidad de dinero, para ampliar y remodelar todos los estadios de fútbol, hasta que la F.I.F.A. le dio el visto bueno”

La Copa del Mundo corrió serio riesgo a 2 años de iniciarse debido a un violento terremoto que arrasó con varias ciudades, incluidas algunas que pretendían ser sedes. El saldo de muertos y destrucción fue por miles, y el terrible escenario, solo sirvió para demostrar lo que el pueblo chileno era capaz de hacer. La Copa del Mundo iba si o si, no importando el costo ni el esfuerzo. Dittborn, quien vió con cierta desesperanza las posibilidades de completar lo planificado, se escudó en su ya patentada frase y comenzó a trabajar.

“Incluso el Mundial corrió serio riesgo al ocurrir un violento terremoto, el 21 de mayo de 1960, que arrasó las ciudades de Talca y Concepción (que habían sido declaradas subsedes fueron descartadas) y el cual dejó un saldo de 5.700 muertos y mas de tres millones de personas sin techo. Ante el desastre ocurrido, el presidente de la Federación Chilena de Fútbol y principal impulsor del torneo, Carlos Ditborn Pinto, declaró: “Porque nada tenemos, todo lo haremos, finalmente se realizó la competencia, pero treinta y tres días antes del puntapié inaugural moriría Ditborn Pinto a los 38 años por causa de un paro cardiaco (!). El presidente de Chile, el doctor Jorge Alessandri, ratificó el apoyo hacia el torneo aclarando que la realización del mismo era una cuestión que interesaba al honor nacional. El gobierno chileno recibió la colaboración de varios países sudamericanos, mientras que la F.I.F.A., le donó al comité organizador 20.000 dólares. A pesar de los pesares, para éste Mundial hubo un récord de inscripciones, fueron 57 las naciones que presentaron su solicitud para jugar el torneo”

autoridades

Retornando a 1956, con un Chile ya oficializado como sede del mundial, surgía el primer desafió para Dittborn y Pinto Durán. La formación de un equipo de elite que dejara bien puesto el nombre del equipo local, tal y como lo diría Alessandri en 1960, por un asunto de honor patrio. La estadística era pesada. Uruguay (1930) e Italia (1934) fueron locales y campeones, mientras que Brasil (1950) y Suecia (1958) fueron finalistas, Suiza y Francia no lograron resultados tan bombásticos, pero eran un local claramente más preparado en todo sentido que la selección dirigida en ese entonces por el húngaro Ladislao Pakozdi. Se veía más cerca el papelón que una digna presentación.

En 1957 asume Fernando Riera Bauzá, un nobel entrenador chileno titulado en el extranjero, precisamente en Francia y que solo tenía la experiencia de dirigir al Os Belerenses de Portugal por 3 años, luego de retirarse del fútbol en 1954, lo que habla de que Riera efectivamente era un prodigio en la dirección técnica. De todas maneras, la decisión fue arriesgada y Riera tomó el buque hasta que terminara la cita mundialista. Los contratos en esa época, si se respetaban (?).

El cuerpo técnico de Fernando Riera, estaba conformado por 2 colabores: Luis “Zorro” Álamos, quien sería su heredero en el corto plazo al mando del seleccionado y Hernán Carrasco, el “salvadoreño”.

* * Formando a un Gran Equipo * *

La Selección Chilena de Fútbol, desde tiempos en que las amebas jugaban fútbol (?), ha tenido capítulos de indisciplina. Riera tomó al equipo después del tristemente recordado Sudamericano de 1957 donde gran parte del plantel fue sancionado, otros, como el arquero Misael Escuti, incluso fueron castigados a perpetuidad. El “Tata” Riera llegaba a un equipo quebrado.

Durante 2 años, Riera buscó jugadores principalmente dentro de la capital y la V Región. Chile hasta antes del Sudamericano del 57, había logrado un Bi-vicecampeonato (?) en 1955 y 1956. El castigado Escuti, jugador del Colo-Colo, era titular de la Roja gracias a descollantes actuaciones en dichos torneos continentales, destacando el recordado empate con Brasil a un gol, o el triunfo sobre los mismos por 4-1 en Montevideo. El portero durante 1958 encontró el peak de su rendimiento recibiendo solo 32 goles. Su reemplazante sería Adán Godoy, arquero que jugaba en el Santiago Morning. Godoy fué uno de los 4 jugadores no militantes de los equipos “grandes” que integraron la nómina final.

La base del equipo de Riera comenzó a tomar forma recién en 1959. Durante ese año, la Universidad de Chile contaba con un equipo muy poderoso, que con los años recibió el nombre de “Ballet Azul”, debido a sus constantes exhibiciones de fútbol y la gran jerarquía para obtener campeonatos nacionales. Este equipo era muy completo, y contaba con muchos jugadores seleccionables: El lateral derecho Luis Eyzaguirre, considerado el mejor en su puesto; el “hockista” (?) Sergio Navarro, uno de los líderes del equipo junto a Braulio Musso, el gran capitán. La defensa se completó con la convocatoria de Carlos “Pluto” Contreras, otro destacado defensa universitario, más la incorporación del wanderino Raúl Sánchez, quien se había coronado campeón en 1958 con los caturros. Sánchez fué uno de los 2 jugadores no santiaguinos de la nómina, el otro era Eladio Rojas, volante proveniente del Everton de Viña del Mar.

Colo-Colo durante el periodo de observación de Riera no fué campeón, pero tenía jugadores con individualidades importantes. La polifuncionalidad no era un tema tan prostituido como en nuestro tiempos, aunque cada jugador debía tener de preferencia una especialidad. Humberto Cruz, defensa que debutó por Colo-Colo después del mundial y que llegó a la selección desde Santiago Morning, fue convocado junto a Escuti, un debutante Mario Moreno y Mario Ortiz, ambos volantes. Los otros dos jugadores de Colo-Colo, eran Jorge Toro, un talentoso joven con una técnica extraordinaria y el mejor jugador chileno del momento y mentor de Toro, Enrique Hormazábal.

Hormazábal era número fijo en la Selección Chilena, jugó la Copa América de 1955 y 1956, defendió a Chile ante Brasil en el histórico triunfo por 4-1, y era ya un consagrado a nivel local. “Cua Cua”, era volante por derecha y el 8 titular de la Roja hasta 1957, pero también era el titular en todo lo que a indisciplina se refiere. Para Riera, este tema era fundamental, iba casi por sobre lo futbolístico. El proceso (!) lo ameritaba.

“Mira Enrique, tú sabes que eres número puesto. Pero tienes que someterte a lo que yo diga y a la disciplina que imponga. Vuelve cuando quieras, pero bajo esa condición” (Fernando Riera)

Hormazábal no volvió jamás, y hasta hoy es considerado como la gran baja de la Selección Chilena histórica. Riera en tanto debía preparar al plantel para una gira europea donde enfrentaría a los franceses; para ello convocó a varios delanteros “nominales”, pero lo cierto es que cumplian muchas otras funciones.

La dupla titular del ballet azul compuesta por Leonel Sánchez y Carlos Campos fué convocada gracias a sus excelentes actuaciones en el medio local, además de llamar a Armando Tobar, campeón con Wanderers en 1958 junto a Raúl Sánchez, a Honorino Landa, chileno con ascendencia ibérica que llegaba con el cartel de goleador jugando por la Unión Española y a Alberto Foullioux proveniente de la Universidad Católica, en esa época, ídolo de las calcetineras las que hoy son abuelas o huesos (?). La delantera se completó con Jaime Ramirez, quien sería el capitán del seleccionado y el “extranjero” de la nómina. Ramirez venía del Granada CF español, aunque durante la copa del mundo, fue parte del ballet azul, luego de un breve paso por O’higgins.

El resto de los 22 soldados chilenos que representarian al pais, eran el tercer arquero Manuel Astorga, proveniente de la Universidad de Chile, mismo equipo del que venía el defensa Hugo Lepe. Los otros 2 jugadores eran el defensa cruzado Sergio Valdés y el zaguero de la Unión Española Manuel Rodríguez, uno de los pilares fundamentales del once estelar de Riera. Con la planilla lista, ahora solo restaba jugar.

“Ambos debieron reconstruir. El “Tata” comenzó en el Sudamericano de 1959, pero el gran paso lo dio en la gira a Europa de 1960, cuando en el estreno Chile cayó por 6-0 ante Francia en el Parque de los Príncipes. El objetivo era grande: ser un anfitrión digno en el Mundial de 1962. Debía profesionalizar a los futbolistas, convencerlos de que eran capaces de competir de igual a igual con los gigantes europeos, pero ante todo, hacerlos sentir partícipes de un proyecto fundacional. Riera no hizo lo fácil. Jugó mucho y casi siempre con potencias. Se atrevió y tuvo premio” (Danilo Díaz, periodista)

seleccionchilenahistorica

* * Rock, Caramelos y Fútbol * *

Durante 1960 hasta 1962, Chile tuvo que generar un ambiente mundialero contra el reloj y afinar todos los detalles del evento. La reparación de los estadios era tarea titánica y los ánimos no eran de los mejores después del desastre sísmico, además la difusión del fútbol no era como nuestros tiempos. Más allá de la fama de Pelé, Garrincha o Bobby Charlton, con el resto de los 15 planteles visitantes, existía más bien una ignorancia generalizada.

Para contrarrestar esto, se recuerdan con especial afecto a 2 elementos de merchandising: El Rock del Mundial, interpretado por Los Ramblers a finales de los 50′s y el álbum de estampillas mundialeras, fabricado por el ya cadaver viviente (?) Salo S.A. en sus inicios. De esta manera, y en especial los más pequeños, podían conocer a los jugadores de las 16 selecciones participantes. Tanto el álbum como el rock fueron un boom taquillero en 1962.


El Rock del Mundial

También se dieron a conocer los diferentes íconos mundialistas, relacionados generalmente con el Estadio Nacional, además de añadirle el luto al escudo nacional en honor al recientemente fallecido Carlos Dittborn. El balón oficial “Crack” de la Copa Mundial Jules Rimet de 1962, fabricado por industrias nacionales también fue presentado. Este balón marcó una tendencia de perfeccionamiento de la pelota mundialista, pasando del tradicional cuero a una mayor elaboración con más cascos, esto permitía tener una pelota más regular y que provocaba más comba al momento de patearla (Los balones primitivos tenán una trayectoria más recta, lo que no perjudicaba el no uso de guantes). Escuti, aún muerto, sigue maldiciendo a dicho balón (?).

Medalla dorada mundialista: La grosses hecha medalla

Medalla dorada mundialista: La grosses hecha medalla

* * Rumbo al Estadio Nacional * *

El sorteo había determinado a los integrantes de los 4 grupos. En el Grupo A quedó la Unión Soviética, rival político chileno debido a las declaraciones en contra de la sede sudamericana y que tenía al mejor portero del mundo en sus filas; Yugoslavia, equipo que contaba con algunos jugadores destacando en la Bundesliga Alemana y que había obtenido excelentes resultados a nivel olímpico en años anteriores, como la medalla de oro de 1960; la Selección Uruguaya que ya estaba perdiendo la fuerza que la hizo brillar en los 50′s, y la Selección Colombiana, equipo que en ese entonces se encontraba con una importante bonanza económica en su liga, con mucha inmigración argentina y con un plantel basado en la excelente campaña del Ballet Azul (el original…), que era el seudónimo del Club Millonarios a fines de los 50′s e inicios los 60′s. La sede de este grupo fue el Estadio Carlos Dittborn de Arica, la que se encontraba muy lejos de las otras 3 que estaban a poca distancia una de otra.

En el Grupo B, la Selección Local quedó en un grupo terrible, rompiendo por primera vez la regla de que al local lo ayudan con los grupos. Alemania Federal e Italia eran los favoritos, ya que ambos eran poseedores de estrellas mundialistas, el otro rival era Suiza, quien se caracterizaba por su juego algo mecánico y de mucha fuerza física. Para Chile sin dudas, fue un estímulo extra jugar solo contra europeos, los que antes y durante el mundial, menospreciaban el evento. La sede de este grupo fue obviamente el Estadio Nacional de Chile, con capacidad para 66000 personas.

En el Grupo C, Brasil, campeón y favorito, quedó junto a Checoslovaquia que no sabía de finales desde hace varios años, a México, habitual queso de los grupos y la Selección Española, equipo que tenía jugadores pertenecientes al legendario Real Madrid pentacampeón de Europa (1955-1960) y algunos extranjeros nacionalizados. Esta situación fué obscena en el caso de los españoles y terminó acelerando el proceso de eliminación de este tráfico de piernas. La sede de este grupo fue el Estadio Sausalito de Viña del Mar, casa del Everton.

“El seleccionado español presentó cuatro jugadores de diferentes nacionalidades: Ferenc Puskás (Húngaro), Eulogio Martínez (Paraguayo), José Santamaría (Uruguayo) y Alfredo Di Stéfano (Argentino). España utilizó a 20 de los 22 jugadores que llevó al torneo. Por ésta razón la prensa chilena los bautizó como “La O.N.U.” (?)”

“… Otro jugador fue Juan José “Mazzola” Altafini, quién jugó para su país de origen, Brasil en el 58 y en el Mundial de Chile representaría a Italia, perdiendo la posibilidad de dar nuevamente la vuelta olímpica. Ante la inclusión masiva de jugadores de otras nacionalidades, la F.I.F.A., tomó la determinación de que si un jugador, disputó una Copa del Mundo (o eliminatorias para la misma) en representación de un país, no podrá hacerlo por otro”

Por último el Grupo D, que estaba formado por la despotenciada Hungría, la Selección Inglesa, Argentina, equipo que venía de hacer buenas presentaciones en los Sudamericanos Adultos (hoy Copas América) y la debil Bulgaria. Si bien el grupo se veía parejo, el favorito seguía siendo Argentina, ya que los Magiares Mágicos estaban totalmente disueltos y jugando por otras selecciones, mientras que los ingleses aún estaban en proceso de reestructración después del desastre de Manchester. La sede de este grupo fue el Estadio Braden Copper Co. de Rancagua. Sin termitas (?).

Por cuestiones de traslado, en cada sede se jugarían los 6 partidos del grupo respectivo. Los clubes locales facilitaban a sus inferiores para que hicieran de sparrings con los seleccionados y la organización ya tenía determinado los puntos de alojamiento para cada equipo. El caso más emblemático de los cadetes mundialistas fue el de Elías Figueroa, quien paradójicamente hizo de sparring de la Selección Brasileña cuando aún era un cadete de Santiago Wanderers.

* Detalles: Puntos de Alojamiento de las Selecciones

Aunque sin duda el mayor problema para la organización fue el de las traducciones internacionales. Como todo tuvo que hacerse contra el tiempo, el abasto del mismo no fue suficiente. La historia de Segundo Sánchez, “el multilenguas”, fue única en la historia de los mundiales.

“Uno de los mayores inconvenientes que tenían los organizadores de la Copa del Mundo, era el idioma, ya que con la fecha de inicio cerca no habían podido conseguir intérpretes más que para las lenguas mas tradicionales, como el inglés, el francés y el alemán. En esa instancia apareció en la Subcomisión de Informaciones, un muchacho de le región de Temuco (al sur de Chile), ataviado con ropas humildes llamado Segundo Sánchez pidiendo trabajo, “…domino dieciocho lenguas nada mas señor…” (!), le comunicó al encargado de la Comisión de Fútbol Chilena. Luego de una exhaustiva evaluación, notaron que Sánchez dominaba mas de los dieciocho idiomas que dijo, entonces el joven declaró: “…en realidad hablo hasta veinticinco lenguas (!), sin contar algunos dialectos como el malayo y el indonesio…”, mas tarde explicó que los había aprendido por su propia cuenta a través de diccionarios, libros y revistas comprados en una vieja librería. El muchacho fue contratado de inmediato y una vez finalizado el Campeonato del Mundo continuó su carrera en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile”

La expectación por el mundial, y la efervescencia que este genera en los paises participantes, es una cuestión que no conoce fronteras temporales. Para Chile 1962, naciones como Brasil o Alemania olvidaron por un mes todos sus problemas internos como país y le dieron a la Copa del Mundo la primera prioridad nacionalidad. Pan y circo le dicen.

“Antes de partir rumbo a Chile, los jugadores brasileños fueron recibidos por el presidente de la nación, Joâo Goulart, quien luego de una pomposa cena los despidió con éstas palabras: “Deben conservar ésta copa, porque es el orgullo de todo el país. Ella hace olvidar las dificultades económicas a nuestros compatriotas y vale mas que cualquier riqueza“. Ésta declaración del primer mandatario carioca, sirve para aclarar porque motivo los gobiernos ponen tanto énfasis en la obtención de la copa del mundo. El pueblo de Brasil por unos días se olvidó de los problemas económicos, tan solo por un par de días”

“En Alemania Federal se terminaron postergando las inminentes elecciones a realizarse durante el Campeonato Mundial, acordado por unanimidad entre todos los partidos políticos, debido a que les era imposible interesar al pueblo germano mientas se disputaba el Mundial”

La cobertura del mundial chileno fue histórica, ya que más de 800 periodistas de todo el planeta llegaron al denominado “fin del mundo” para cubrir todos los movimientos de las 16 selecciones.

* * La Fiesta Universal comienza con el Rojo Suizo * *

Los capitanes Ramirez y Wuthrisch junto al juez inglés Aston y el lineman peruano-japonés (?) Yamazaki

Los capitanes Ramirez y Wuthrisch junto al juez inglés Aston y el lineman peruano-japonés (?) Yamazaki

* Detalles: Cuadro de Competencia Chile 1962

La Copa del Mundo tuvo inicio el 30 de Mayo de 1962, fecha acorde a lo que exigía la FIFA, y muy sorpresiva, ya que se pensaba que el mundial chileno podría comenzar incluso un mes más tarde debido a los múltiples problemas organizativos. El puntapié inicial se daría en el Estadio Nacional en el partido entre Chile y Suiza, la selección local, utilizó su uniforme alternativo. Lo más destacado, fué la lesión que marginaría a Pelé, jugador estrella del certamen, y el lamentable asesinato del ruso Dubinsky en Arica.

Muy lejos, en el Carlos Dittborn ariqueño, el seleccionado Uruguayo recibía a Colombia por el Grupo A. Los charrúa dieron vuelta el partido con goles de Sasía y Cubilla, mientras que los cafeteros habían abierto la cuenta con el penal de Zuluaga. El ritmo del partido no fue de los mejores, en gran parte por culpa de las extremas condiciones del estadio, lo que engrandece más el resultado charrúa ante un rival más acostumbrado a dichas temperaturas.

Grupo A – Fecha 1: Uruguay 2-1 Colombia

El Grupo A terminó la fecha 1 con la masacre entre soviéticos y yugoslavos el día 31 de Mayo, El triunfo soviético por 2-0, desató la locura en el plantel yugoslavo, sobretodo en el mediocampista Muhamed Mujic, quien es el padre y dios de todos los Chiquis Chavarrías y Chanchos Tejas del universo y más allá (?). Mujic le cortó la carrera y la vida a un jugador ruso debido a una brutal patada, en un acto completamente sádico.

“Uno de los hechos mas curiosos que ocurrió en éste mundial fue el que protagonizaron los jugadores yugoslavos luego del partido que perdieron contra la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas por 2 a 0, el 30 de Mayo en Arica, por la primera rueda, donde el mediocampista de Yugoslavia, Mujic, en una reacción violenta sin pelota le fracturó la tibia y el peroné (!) de la pierna izquierda al zaguero ruso Dubinsky. Entonces entre los dirigentes yugoslavos y sus propios compañeros decidieron la expulsión del equipo de Mujic. El defensor soviético nunca podo recuperarse de la lesión sufrida, luego de varias operaciones, donde incluso le debieron amputar la pierna (!), en 1969 fallece debido a una infección en la mortal herida”

El saldo final fue el siguiente:

Rusos: Dubinsky – Fractura de tibia y peroné en la pierna derecha.
Metreveli – Herida cortante en la ceja, doce puntos de sutura.
Ponedeljnik – Hematoma en el tobillo.
Yugoslavos: Matus – Fractura del tabique nasal.
Mujic – Golpe con herida cortante en un tobillo.

Grupo A – Fecha 1: URSS 2-0 Yugoslavia

Por el Grupo B, la Selección Chilena derrotó por 3-1 a Suiza en el partido inaugural, con doblete de Leonel Sánchez incluido. El partido comenzó luego de una ceremonia muy simbólica, con el desfile de los militares y la presencia del presidente de la república en las tribunas. En la cancha las cosas no fueron fáciles para los jugadores de Riera ya que los de la cruz blanca habían anotado rápidamente a los 6 minutos con gol de Wuethrich. Sánchez en 2 ocasiones y el capitán Ramirez en otra, sentenciaron un triunfo clave en la obtención del paso a la próxima ronda. Para el recuerdo.

“Ese día , porque lo habíamos sufrido todo, no le temíamos a nada… y así salimos a enfrentar a Suiza. Ganamos 3 a 1, luego de estar en desventaja” (Alberto Foullioux)

Grupo B – Fecha 1: Chile 3-1 Suiza

El mundial de Chile se caracterizó por el juego brusco, la histórica cantidad de lesionados y la supuesta baja calidad de los equipos. En el Grupo B, Alemanes e Italianos mostraron parte de esta negra estadística en el debut. El partido se jugó el 31 de Mayo, y fue un empate sin goles, pero la gresca que se desató en la cancha le bastó a los 65440 espectadores para agradecer la inversión (?).

“A pesar del triunfo brasileño, el Mundial del ´62, fue recordado como un Mundial gris, con seleccionados de bajo nivel, con numerosos incidentes ocurridos en varios encuentros entre los jugadores, tanto fue así que al tercer día de comenzado el campeonato ya se contabilizaban treinta y cuatro lesionados, mientras que al cuarto se encontraban cincuenta jugadores lesionados. En total hubo tres fracturas de piernas, una de tabique nasal y una de cadera”

Grupo B – Fecha 1: Italia 0-0 Alemania Federal

En el Grupo C, la selección brasileña debutaba ante México en el Estadio Sausalito, el partido tuvo llegadas para ambos lados, pero la magia de Pelé fué suficiente para darle la victoria a los cariocas. El 10, que ahora tenía 21 años sufrió una lesión en el debut, lo que terminaría marginándolo de toda la competencia. El primer gol fue gracias a un cabezazo de Mario Zagallo luego de que Pelé recuperara un balón controlado por los mexicanos. El segundo, es simplemente un go-la-zo, donde Pelé crea un parque de diversiones en una baldosa. Los afortunados espectadores, no solo agradecieron el juego, sino que podrán decir que vieron en vivo a Garrincha y O Rei gambeteando juntos, algo que pocos pueden decir.

“Recibí la pelota y arranqué hacia el arco. Cuando estaba cerca del área le pegué mal y sentí un dolor agudo que me subió por el cuerpo” (Pelé)

Grupo C – Fecha 1: Brasil 2-0 México

El Grupo C terminó la fecha 1 con el duelo entre España y Checoslovaquia el día 31. El partido era de “buen pie”, hasta ahora, poco habitual en un mundial repleto de batallas campales y juego tosco, exceptuando a Brasil. España tuvo muchas llegadas, pero en una contra fulminante de Stibranyi se desata la locura checa a solo 10 minutos del final. Los medios ibéricos coincidieron en que fue mucho castigo para España. Seguramente fue el ancestro del diario Marca (?).

Grupo C – Fecha 1: Checoslovaquia 1-0 España

Finalmente el Grupo D, que comenzaba bajo torrenciales lluvias en Rancagua, enfrentó el día 30 de Mayo a Argentina y Bulgaria. Los albicelestes ganaron por la cuenta mínima con gol de Facundo a los 4 minutos. El plato de fondo del grupo lo daban la Selección Húngara e Inglaterraal día siguiente. Las lluvias continuaron, pero eso no impidió que se efectuara un encuentro de mucha velocidad de goles de gran factura. El primero de los húngaros fue un golazo de media distancia de Tichy a los 17′, quien hizo una finta antes de patear. Inglaterra empató vía penal a los 60′ después una clarísima mano en área húngara, pero al minuto, Albert pone nuevamente en ventaja a Hungría, ventaja que sería definitiva. Los húngaros fueron arrolladores en esta fase, dándose el lujo de terminarla con suplentes.

Grupo D – Fecha 1: Hungría 2-1 Inglaterra

De esta manera terminó la fecha 1 de la fase grupal, con Chile, Hungría, Brasil y Unión Soviética como los grandes vencedores. La segunda fecha comenzaría el día 2 de Junio, una jornada llena de violencia, goles y tensión…

Compartir en Google Plus
Comentarios