Calendarización europea en el fútbol chileno: ¿La discusión que viene?

Nota del Staff CT | Si va a leer este post, hágalo lento, MUY lento. Gracias (?).

Y bueh, como ustedes alegan que mis post con Excel son muy extensos y lateros, acá les dejo el link con la tabla y que lo disfruten…

Se la creyeron (?). No podía dejarlos solos, no en esta. Por estos días se vota, como dijimos en el post del Consejo de presidentes, el tema de aprobar definitivamente el calendario “a la europea” en la ANFP, con la excusa de potenciar la venta por un tema de proyección de jugadores a Europa. La consigna es simple: “si jugamos durante los mismos tiempos que en Europa, vamos a venderle más a ellos”. Intentaremos pues, dilucidar con resultados por copas continentales a la vista si es verdad o mentira dicha afirmación.

Explicación breve (?) y concisa:

Se midieron dos variables en cada país: Rendimiento en puntos individual por equipo y un total por país en cada competición por separado. Antes que digan que “niun brillo, si Brasil y Argentina tienen más cupos, tienen más puntos”.  Pensé en eso y corregí esos valores por un “Factor de población de muestra” de acuerdo a los cupos de cada país.

Se midió la posición final de cada equipo participante. Para que se entienda, se decidieron 2 tipos de criterios.

a) En el caso de la Sudamericana: El primer criterio es el de los puntos obtenidos en la última fase disputada (Ejemplo: Si un “Semifinalista A” sacó 1 PG y 1 PP, mientras el otro B tuvo 2 PE, el A termina en la 3º posición  con 3 puntos y el B en 4º con 2 puntos). Luego viene la diferencia de gol en la última fase disputada, luego los goles a favor, luego los goles de visita convertidos, luego los goles de local y finalmente se usó el “criterio tenis” (esto es, se toma como referencia el rival que perdió contra un equipo que llegó más lejos, para que la frase “meh, pero perdimos con el campeón” tenga sentido alguna vez (?))

b) En el caso de la Libertadores: Se sigue el mismo criterio que la Sudacup en las fases de eliminación directa (Pre-Libertadores y Octavos de Final en adelante). En la fase de grupos se ordena para los 3º y 4º de cada grupo por una tabla general (vamos, no es tan difícil, es lo mismo que se hace para definir las llaves de 1/8 ordenando a los 1º y 2º de grupo)

Se corrigió tanto las posiciones como los puntos totales por país, por un factor que usa el nº de cupos de cada uno contra 2 bases de cálculo (el país como menos cupos para la posición, el país con más cupos para los puntajes).

En el caso específico de Brasil y Argentina, se usó un 3º y 4º índice, para validación estadística, en el caso de las posiciones, tomando los 3 mejores  (por si alguno dice “pero si el resto tiene 3 cupos, ¿por qué no se mide como si Brasil tuviera 3?”) y tomando uno con el mejor-la mediana y el peor como referencia. Si miran la tabla, salvo un par de casos, este índice es muy parecido al corregido por población, lo que indica que nuestra apreciación es acertada.

Las copas a medir son la Libertadores del 2008-2011 y la Sudacup del 2008-2011

Se entiende que se asumió “ceteris paribus” (por si no hay economistas por acá (?), todo lo demás fijo) tanto los presupuestos de los equipos, como los años al mando de cada presidente de la respectiva federación, como la preparación física, los refuerzos de cada año, etc. Podría meterlos en la ecuación, pero no se las consecuencias para el blog de medir 12 variables por cada caso.

Si en la tabla aparece una celda de color gris, indica que en ese año y torneo específico, el campeón de ese torneo corresponde al país señalado (Ejemplo: La Sudacup 2011 la ganó un chileno y así lo consigna en la hoja de Chile)

Terminada la cháchara (!), aquí viene lo bueno jóvenes:

Países con calendario anual en Sudamérica: 6 (Brasil, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Perú)

Países con calendario “europeo” en Sudamérica: 4 (Argentina, Paraguay, Uruguay, Venezuela) y México, pero ellos son “eshpeshiales” y putazos (?).

Como todo trabajo estadístico, se debe formular una hipótesis a comprobar con los datos. En este caso es que “el efecto relativo del tipo de calendario marca preferencia por el rendimiento en un torneo continental por sobre el otro”, esto es, debería darse que los clubes con torneo anual les vaya mejor en la Libertadores (por venir recién con la carga de trabajo empezando) que en la Sudamericana, caso contrario al del calendario europeo, que planifica la carga de trabajos y pretemporada con un desfase de 6 meses y por ende comienzan su carga en el 2º semestre. Bueh, esto permitido por el simple hecho de que tenemos torneos continentales semestrales y no anuales en paralelo como es una de las variables claves al momento de analizar los torneos del viejo continente.

Para hacer más fácil el análisis dividamos, por un simple acuerdo entre quien les escribe y yo mismo (?),  en 3 grandes grupos de países; buscando los con resultados similares entre sí. Tenemos entonces 3 “categorías” de participantes.

a) Resultados regularmente altos (Argentina-Brasil-Uruguay)

Los 3 grandes “históricos” del Atlántico, son los que muestran rendimientos sostenidos y regulares en ambos torneos, en algunos más por un tema de tradición que de trabajo específico. Pero muestran algunos hechos marcados que apuntan hacia la confirmación de nuestra propuesta. Veamos.

BRASIL | Si vemos la tabla, notamos que salvo la notable excepción de Corinthians en 2011, los brasileños mandan de manera solazada en la Libertadores. Regularmente meten a sus 5 ó 6 equipos dentro del Top 15 del torneo (Esto es, todos sus cupos alcanzan al menos la 2º ronda), en 2009, de hecho metieron a los 5 equipos en el Top 10 a pesar de no ganar el torneo. Sin embargo, el rendimiento de los equipos brasileños decae en cuanto posición y puntos en la Sudamericana, dónde son superados ampliamente por los argentinos. Ojo, hay un efecto en cuanto al hecho de que siempre se eliminan entre sí los brasileños en las primeras rondas de la Sudacup y por ende afecta el indicador, ya que el perdedor de la 1º ronda tiene posiciones sobre el 30º, sin embargo, en los argentinos ocurre el mismo hecho reglamentario. El peak de los brasileños en puntaje fue en la Libertadores 2010 con 130,8; ese mismo año el 2º país con más puntos fue Chile con 76 y Argentina con 74.

ARGENTINA | Los argentinos dominan los torneos del 2º semestre, y son ampliamente superados por los brasileños en la Libertadores.  Para tener una referencia, la Sudacup empieza en Agosto, fecha en la que termina la pretemporada en el país trasandino. Su tope de puntos son los 87 de la Libertadores 2008, superados ampliamente por los 118,8 de Brasil en el mismo torneo.

URUGUAY | Los uruguayos reparten sus cupos regularmente entre 1 equipo que pelea semifinales, otro que pelea cuartos/octavos y uno que es por completar el número.  La excepción la hace la Sudacup 2011, donde todos sus equipos quedaron bajo el 30º lugar de la tabla. Su tope de puntos son los 76.5 de la Sudacup 2009.

b) Países con un equipo “fuerte” (Chile-Colombia-Paraguay-Ecuador)

Se da en estos participantes regularmente que, dado las circunstancias de o bien tener un fixture favorable o planteles bien construidos, uno de los equipos participantes se escapa del resto de los cupos que sólo funcionan o bien para hacer más decorosa la presentación a nivel global, o bien sólo marcan el paso participando y haciendo número.

COLOMBIA | Los cafeteros, según los datos, tienen mejores resultados en la Sudacup que en la Libertadores, desagregados en 2 equipos que pelean cuartos (Sudacup) contra 2 equipos que disputan octavos (Libertadores), con ello, suelen meter 1 ó 2 equipos en el Top 15 de los torneos. Su rendimiento va al revés de la suposición, pero sin una diferencia muy grande entre ambos rendimientos. Su puntaje mayor son los 76 de la Libertadores 2011.

PARAGUAY | A los equipos guaraníes les pinta la irregularidad, no tienen una tendencia marcada como racha, como para que uno dijera “mira, los equipos paraguayos suelen responder de esta manera”, no, encontrarles una tendencia es como tratar de entender las decisiones Hinzpeter, cuesta (?).  Dependen mucho del sorteo de rivales, pero se las arreglan para meter un equipo en semis de vez en cuando. Su mejor puntaje son los 82 de la Libertadores 2011.

ECUADOR | Ecuador, así como los chilenos, son el niño símbolo (?) de este grupo, más que nada por un equipo llamado Liga Deportiva Universitaria de Quito, que gusta de acceder carnalmente (?) a sus rivales ocupando la ventaja de jugar en la altura, en dónde como todos sabemos la pelota no dobla (?).   Salvo los albos de la capital, el resto de los cupos son equipos quesos que están para completar el número, analizar en qué torneo les va mejor no tiene mucha utilidad porque LDU marca mucha dferencia sobre el resto en este plano. Su mejor puntaje fueron los 112.5 de la Sudacup 2009, que, como no, ganó la LDU.

CHILE | Los chilenos, ay, los chilenos, así como los ecuatorianos y colombianos, suelen tener un equipo fuerte que pelea cuartos de final o semis, pero, atenti (?), los otros participantes no marcan el paso (seh, tenemos que hacer la deshonrosa excepción de la Sudacup 2010 con los “grandes” perdiendo contra los bolivianos), en Libertadores suelen meterse en el Top 20 y en la Sudacup en el Top 15, lo que para equipos poco habitués como Audax, Unión o San Felipe no deja de ser destacable,  suelen tener mejor rendimiento en Libertadores que Sudamericana, confirmando la suposición inicial. Su mejor puntaje son los 112 de la Sudacup 2011, que ganó la U.

c) Países con equipos “Malos pero parejitos” (?) (Bolivia-Perú-Venezuela)

Sus equipos regularmente son los que tienen el mote de “comparsas” en los torneos salvo contadas excepciones (Alianza y Universitario en la Libertadores 2010, así como San José y Universitario de Sucre en la Sudacup 2010) donde suelen meterse en el Top 15 del torneo.

BOLIVIA | Los bolivianos son los eternos candidatos a quesos del grupo, sobretodo si les toca caer en desgracia de enfrentar a uruguayos, brasileños o argentinos. Tienen buenos rendimientos como local, pero son paupérrimos como visitante, salvo aquellas vez que albos y azules no creo que quieran recordar. Al revés de los supuestos, tienen mejores resultados en la Sudacup que en la Libertadores, dónde suelen quedarse relegados en la fase de grupos o en la Pre-Libertadores. Su mejor puntaje son los 56 de la Sudacup 2010,  hacer notar que en la versión 2009 sumaron la friolera (?) de 0 puntos entre todos sus cupos.

PERÚ | De la mano del Bocón, Líbero y la Razón (?), los peruanos suelen tener rendimientos marcados por los resultados del tipo “se quedaron en el camino cuando merecían más”, quizás por fixtures o sorteos poco favorables o en algunos casos, goles de última hora como el de Seymour en el Monumental o arrugadas impresionantes como la de Universitario ante Vasco en 2011; si dieran puntos o goles por portadas de diario geniales por lo humeantes o bizarras, los del Rimac tendrían unas cuantas copas más en sus vitrinas (?).  En su caso no es tan diferentemente marcado el resultado global entre uno y otro torneo, pero, les va un poco mejor en la Sudacup. Su mejor puntaje fueron los 74 de la Libertadores 2010.

VENEZUELA | Los equipos llaneros, a diferencias de su selección, todavía pueden ostentar el mote de “cenicientas” de los torneos, salvo las contadas excepciones del Caracas en 2009. El resto de las veces suelen ser, al igual que los bolivianos los que marcan el paso en cuanto a la posición final. No tienen un torneo en dónde les vaya mejor que en otro (de hecho, hasta los indicadores de posición son muy parecidos cada año). Su mejor puntaje fueron los 45 de la Libertadores 2009 influenciados por la gran campaña del Caracas esa vez.

Ojo, no veo el caso particular de los mexicanos por la sencilla razón de que desde 2009 no juegan Sudacup y no era correcto comparar 4 CLA contra una sola Sudacup.

Resumiendo y haciendo raya para la suma. Marcadas tendencias que confirman la suposición inicial de que el tipo de calendario se relaciona con los rendimientos por carga de trabajo son Argentina, Chile, Brasil y Uruguay. Aunque en la mayoría del resto de los casos no se da un tendencia tan marcada.

Si me piden mi opinión al respecto, prefiero el calendario anual por un tema de 3 variables muy sencillas.

1. Si se va post Libertadores, el jugador llega a Europa o México con carga de trabajo y puesta a punto física lista, una ventaja por sobre sus compañeros de equipo. Preferiría 2 copas continentales anuales paralelas, pero bueh quevamoacé (?).

2. Los calendarios de fechas FIFA están pensados para calendarios anuales, no europeos.

3. Prefiero apostar por un equipo con buenos rendimientos en la Libertadores que en la Sudamericana, a pesar de ser territorio dominado por los brasileños, hay un tema de precedencia en importancia, y se nota en los datos que los equipos con mejores rendimientos  (Brasil-Chile) son los con calendarios anuales.

Compartir en Google Plus
Comentarios