Los Mundiales de Fútbol: FIFA World Cup Alemania 1974

75
756
"Palabra de caballeros, elegancia y liderazgo. El Mago Neerlandés mira desafiante al Káiser de Occidente, más solo uno será Rey del Mundo"

ADVERTENCIA | Este post en términos de extensión entra en la categoría “hoznetiano”, se recomienda precaución. El autor del post optó por no incluir excels. Gracias (?)

El fútbol de los años 70’s muchas veces es pintado con colores únicos, tintes épicos que son exaltados hasta las estrellas, debido principalmente a la irrefutable calidad de quienes protagonizaron aquellas jornadas de fútbol en busca de la gloria mundial, transformando a este “sub-mundo futbolístico” en un espacio aparte en la historia. Comparado de manera casi odiosa con la elite futbolística de turno, los equipos que participaron de esta década dorada siempre tendrán algo que decir, ya que el fútbol como lo conocemos – de una u otra forma – nació bajo el alero de estos genios del pasado que nunca morirán en el recuerdo colectivo del futbolero, independiente de su idioma, nación o filosofía. Hablar del “Fútbol Total” de la “Naranja Mecánica“, del “Jogo Bonito” Brasileño, del “Catenaccio” Italiano, o la jerarquía y efectividad impuesta por la Alemania de Helmut Schön, es algo que va mucho más allá de un trofeo de oro macizo. Es el renacimiento del fútbol moderno, la trancisión necesaria para ver a este deporte como un juego de estrategía por sobre las individualidades.

Igor, der Dinosaurier der Zeit (?), nos mostrará el camino en nuestra linea temporal, despidiendo a Pelé, quien se lleva el último atisbo del romanticismo, para dar paso al nuevo trofeo mundial, y como no, a una nueva era de futbolístas prodigio.

* Para más información: FIFA World Cup México 1970

El mundial en tierras germanas comenzó a cimentarse en 1964, cuando aún estaba fresco el mundial chileno y todos se preparaban para ser estafados en la isla británica en 2 años más. En aquel año, la tradicional ceremonia de la FIFA se organizó en Tokio y se definió con una década de anticipación que la “Jules Rimet” (ignorando el cambio de trofeo) buscaría un nuevo dueño en el pais europeo. Alemania se preparó por 10 años por y para este torneo, donde debían demostrar que eran gente civilizada (?), quizás una forma desesperada pero efectiva de insertar a un pais estigmatizado por los horrores de su pasado.

* * Las Eliminatorias más tristes * *

Los 70’s fueron un periodo oscuro para Sudamérica, y Chile lo vivió en carne propia de cara a la cita germana. El proceso de clasificación en la CONMEBOL consideró a los brasileños como campeones vigentes, dejando un total de 3,5 plazas sudamericanas para un grupo final de 16 equipos para el Mundial. En base a esto, los 9 participantes (Venezuela no existía y terminó por retirarse) se dividieron en 3 grupos: Uruguay, Colombia y Ecuador (Grupo 1); Argentina, Paraguay y Bolivia (Grupo 2); Chile y Perú (Grupo 3). De esta forma la lucha encarnizada por 2,5 miserables cupos sería entre 8 equipos, donde Uruguay y Argentina eran evidentes favoritos. Como Chile solo enfrentaba a un rival, se determinó que el ganador de esa serie debería pelear por el medio cupo y esperar a un rival europeo. El inicio de la verguenza.

– Lo mejor de nuestro continente (?) –

“Argentina fue uno de los países clasificados a la Copa del Mundo, aunque para ello tuvo que sufrir en el partido decisivo para obtener el pasaporte. Antes habían vencido con El Equipo Fantasma a Bolivia en la altura de La Paz, y en el partido final derrotaron a Paraguay, quién había comenzado ganando el partido por un tanto contra cero, pero los locales empataron con un dudoso penal, y luego de dos expulsiones en el equipo guaraní, el seleccionado argentino ganó por tres a uno. El árbitro chileno Rafael Hormazábal, fue duramente criticado y dos meses después, la Liga Paraguaya de Fútbol reclamó ante la FIFA los puntos del partido “por las irregularidades habidas durante el desarrollo del juego. Obviamente la FIFA desestimó la petición”

Nota de CT: En 1973, los dirigidos por Omar Sívori – un equipo B – viajaron con cuarenta días de anticipación a Jujuy, y luego a La Paz para aclimatarse a las condiciones geográficas del país norteño. A este equipo se le denominó el “equipo fantasma”.

Finalmente Argentina – con ayuda – y Uruguay cumplieron con las expectativas y lograron la clasificación ganando sus respectivos grupos. Solo restaba definir quien pelearía el repechaje ante un equipo europeo. Chile y Perú jugaron el 29 de Abril en Lima y el 3 de Mayo en Santiago, pero ambos duelos fueron triunfos por 2-0 para el local, por lo que se tuvieron que ir a un desempate en cancha neutral (Estadio Centenario de Montevideo) fijado para el día 5 de Agosto, siendo este una victoria para el equipo chileno por 2 a 1, gracias a los tantos de Francisco Valdés y Rogelio Farías. La apertura del marcador fue obra del peruano Bailletti.

Las clasificatorias europeas rumbo al mundial tuvieron su descenlace casi en simultaneo con las sudamericanas. Como en Europa son más paises que los gogos (?), se determinó que los 8,5 cupos (para 32 paises) se distribuiran en 9 grupos, ocho directos para los grupos 1 al 8, y el medio cupo para los del noveno grupo. Unión Soviética se encontraba en este Grupo 9 junto a Irlanda y Francia, paises inexistentes en el concierto futbolístico mundial durante aquellos años. Los soviéticos como toda potencia, también lo eran en los deportes, llegando como sub-campeones de la Eurocopa de 1972 tras perder la final ante Alemania Federal, y sin contar los buenos resultados en Copas del Mundo, donde los rojos no bajaban de Cuartos desde 1958, con semifinal incluida en 1966. Unión Soviética estaba lista para masacrar a algún equipillo de medio pelo sudaca.

Los soviéticos finalizaron sus duelos eliminatorios el 26 de Mayo tras vencer a los franceses por la mínima en Moscú, por lo que miraron con paciencia a peruanos y chilenos, ambos rivales muy inferiores en el papel. El primer partido ante Chile estaba fijado para el 26 de Septiembre, pero algo truncó de plano las pretenciones soviéticas de cara a este duelo: El golpe de estado del 11 de Septiembre de 1973 en el país sudamericano.

“Uno de los equipos participantes de las eliminatorias para el mundial de Alemania, no logró llegar al Mundial no por derrotas ni por bajos rendimientos, sino por ser fieles a sus ideales y seguir una línea de conducta”

El flujo de la información no era instantáneo como en la actualidad, los datos eran confusos y el partido de ida al jugarse solo 10 días después del golpe, estuvo plagado de tensión. La Selección Chilena estaba en el limbo entre ser un equipo deportivamente respetable o el “enemigo”, ni más ni menos. Los soviéticos con una hostilidad manifiesta comenzaron a dar las primeras señales de que lo que ocurría era muy serio, y perder el partido era casi anecdótico.

“La comida era pésima, habían unos bifes delgadísimos y la ensalada era como un chucrut cocido, arroz tibio y una atención horrible. Quedamos sorprendidos con el olor a axila terrible que tenían y con que las mujeres incluso estaban hasta con bigotes”

“En Moscú, las autoridades pusieron a algunos jugadores chilenos problemas ante una hipotética falsedad de sus pasaportes, lo que indicaba que la actitud de los soviéticos ya comenzaba a ser hostil hacia la nueva política que se gestaba en Chile”

“Cuando llegamos no nos dejaban pasar, porque en el pasaporte Caszely aparecía con bigotes, pero después se afeitó (!). Tuvo que ser el presidente de la Asociación de Fútbol el que los advirtiera a ellos y decirles que si no nos dejaban entrar en tres minutos, nosotros nos devolvíamos a Chile. Rápidamente, se arregló la situación”

Ciertamente en lo futbolístico, Chile la sacó barata, aún teniendo un gran equipo. Habian 100 y una formas de no perder fuera de lo futbolístico, pero de ese centenar, 99 eran muy improbables. Que cayera un meteorito (?), que les amputaran las piernas a los 11 soviéticos (?), o que el árbitro fuera un anti-comunista declarado. Chile empató sin goles y fue considerado como un triunfazo en las huestes nacionales, aunque todo indicaba que era solo el inicio de un periplo lleno de penurias para la delegación, que era tan víctima como cualquier ciudadano chileno. De todas formas, el partido también tiene recuerdos futbolísticos valiosísimos, sobretodo el de como un corajudo grupo jugadores liderados por el gran capitán Elías Figueroa anularon a una alineación elite de Europa; el día en que “echarse el equipo al hombro” y “amor por la camiseta” tuvieron nombres y apellidos.

– El Partido de los Valientes: Una obra escrita por Mauricio Pinilla (?) –

“Desde el primer minuto los rusos atacaron. La defensa chilena aguantó perfectamente, sólo el extremo izquierdo, Oleg Blokhlin, complicaba por su sector. Posteriormente ese jugador fue premiado como el mejor jugador de Europa, en el año 75. A Juan Machuca, lateral por el costado derecho chileno (tenía la misión de marcar a Blokhlin) le gritaban pero parecía que no escuchaba, de hecho, Machuca no escuchaba. El defensor en ese entonces de Unión Española, tenía un problema de audición en el oído izquierdo, sólo escuchaba lo que venía desde fuera de la cancha. Pero Elías resolvió todo. En una de las jugadas más recordadas del partido Figueroa cruzó con violencia al puntero izquierdo: pelota y jugador. “A nuestro lateral derecho Blokhlin lo pasó varias veces, entonces Elías me dijo “cúbreme” y esperó que el puntero pasara a Machuca y lo fue a buscar con una barrida”

“A Blokhlin todavía lo andan buscando, Elías lo cruzó y lo tiró como 10 metros fuera de la cancha. Después de eso el árbitro que era brasileño se venía metiendo la mano al bolsillo para sacar la tarjeta, pero Elías lo abrazó le dijo algo en portugués y no pasó nada, ni amarilla le mostró” (Carlos “Domingo por la mañana” Caszely)

“Don Lucho (Luís Álamos) planteó un partido muy inteligente, cada uno de nosotros sabía qué tenía que hacer. La idea era frenar a los punteros, que no sacaran centros desde la línea de fondo. Nosotros los volantes de contención (Páez y Rodríguez) teníamos que ir a los costados para obligar a los rusos a tirar centros bombeados. Sabíamos que con Elías y Quintano en la defensa  no tendríamos problemas con los pelotazos frontales, a ellos no le iban a ganar” (Guillermo Páez)

“En el partido de ida, con una temperatura de cinco grados bajo cero, el árbitro brasileño, Armando Marques, no fue todo lo imparcial que debería haber sido. Hugo Gasc, el único periodista chileno que presenció el partido, cuenta al respecto: “Por suerte el árbitro era un anti-comunista rabioso. Junto a Francisco Fluxá, el presidente de la delegación, lo habíamos convencido (!) de que no nos podía dejar perder en Moscú, y la verdad es que su arbitraje nos ayudó bastante…

“Yo de Brasil, fui a Paris y ahí me dijeron que me estaban esperando, pero llegué y no había nadie. De ahí partí a Frankfurt, en Alemania fui a Lan Chile para ver si sabían algo del equipo y al final ahí me encontré con ellos. Pero eso no fue lo más largo, lo más largo fue la vuelta. Ufff, tuve que hacer Moscú-Copenhague-Paris; Paris-Madrid; Madrid- Rio; Rio- Porto Alegre, llegué muerto” (Elias Figueroa)

“Pedro Fornazzari nos fue a buscar a México a mí y a Carlos Reinoso, pero a Carlos el presidente del América no lo dejó viajar (!). Tenían un partido en la semana y no, y no no más. Entonces partimos los dos con Pedro. Perdimos a un hombre importante del medio campo” (Alberto Quintano)

“Cuando llegamos a Moscú después de no sé cuantas horas, y no sé cuantas escalas…no nos querían dejar entrar, nos sentamos en el suelo de policía internacional con Pedro y esperamos. Nos quedamos mirando, no entendíamos nada. Menos mal que de suerte llegó la Selección ahí mismo” (Alberto Quintano, entre risas (?))

El gobierno soviético tenía excelentes relaciones con el gobierno izquierdista de Salvador Allende, y cuando todos los hechos fueron ratificados, optaron por cortar relaciones diplomáticas con los chilenos. El punto más controversial era el escenario del partido de vuelta, ya que el Estadio Nacional al ser un campo de concentración hacía imposible cualquier partido de fútbol, primero por la negativa de soviéticos comunistas de jugar allí y segundo, por la negativa del gobierno y dirigentes del fútbol de cambiar el estadio. Simplemente no había voluntad, y la política manchó la pelota.

“Los rusos aducían que no se podía disputar un partido eliminatorio en un campo de concentración, se referían al estadio Nacional. El cual durante todo el genocida gobierno de Augusto Pinochet fue utilizado como patio de fusilamientos, se calcula que durante las primeras semanas pasaron por allí alrededor de cuatro mil detenidos ilegales. Años mas tarde Alberto Gamboa, un ex detenido ilegal en ese estadio, declaraba: “Los detenidos esperábamos en las graderías a que nos llamaran por los altoparlantes del estadio a presentarnos en el círculo central, delimitado con pintura negra. De allí nos llevaban a las sesiones de tortura en los camarines del Velódromo, contiguo a la cancha. Muchos volvían destrozados, otros ni siquiera regresaban…”

“Ante la negativa por parte de los soviéticos para presentarse a jugar en aquel escenario, la FIFA, presionó a la Federación Rusa para que presente a su selección en dicho escenario, a lo que los soviéticos respondieron con un escueto telegrama que decía: “…con respecto a su notificación del 10 de noviembre, partido con Chile es imposible. Federación de Fútbol de la URSS“. Acto seguido, Stanley Rous (por entonces presidente de la FIFA) intentó convencer a los chilenos de jugar en otro estadio, pero éstos ante la orden de Pinochet, decidieron seguir firmes en su posición”

La vuelta debía jugarse el 21 de Noviembre, pero la URSS se negó a jugar y Rafael Hormazábal, el árbitro, dió la orden de jugar en un Nacional sombrío y contra nadie. Chile frente a un arco vacío ganó 5-0 mientras el tablero del estadio mostraba el vergonzoso marcador como vestigio del patético escenario. Para rematar la verguenza, Chile jugó contra el Santos un partido para el olvido, donde el “peixe” ganó 5 a 0; pero ya estaba. Chile clasificaba al Mundial de 1974 después del partido más áspero y repudiable de su historia.

“De ésta forma la selección lograba su participación en el mundial del 74, valientemente, al igual que el reinado de Pinochet como presidente. Aunque en un primer momento se pensó disputar un partido amistoso para festejar el paso al mundial, se invitó al Santos de Brasil sin Pele, pero luego de ser goleados por 5 a 0 optaron por jugar el partido sin rivales, el cual obviamente no podrían perder, al menos no por tantos goles y de esa forma mantener al pueblo distraído con una victoria por el mismo marcador contra nadie. Su participación finalmente se decidió el 5 de enero de 1974, 13 votos a favor, 5 en contra y dos abstenciones”

* * Los Apóstoles de Ámsterdam * *

Izq a Der: Johannes Nesskens, Ruud Krol, Wilhelmus van Hanegem, Wilhelmus Jansen, Wilhelmus Suurbier, Johannes Rep, Wilhelmus Rijsbergen, Robert Rensenbrink, Adrianus Haan, Jan Jongbloed, Johannes Cruyff

Las clasificatorias en Europa dejaron un saldo de ocho clasificados, exceptuando a la ya nombrada Unión Soviética. Suecia logró clasificar tras liderar el Grupo A con 8 pts, podio que tuvo que compartir con austriacos y húngaros, el queso fue Malta que sacó cero puntos. Los suecos se fueron a un desempate ante Austria, ganado 2-1 y clasificando al Mundial. Bajo este mismo expediente, paises como el vigente sub-campeón Italia (que clasificó metiendo muchos goles… a Luxemburgo), Alemania Democrática, Polonia, Bulgaria, Escocia y Yugoslavia lograron el respectivo pase. Lo de los yugoslavos fue hermoso, ya que tras empatar con los españoles en la punta de la tabla y con la misma diferencia de goles, los terminaron eliminando en la definición luego de un sufrido triunfo por la cuenta mínima en el Waldstadion de Frankfurt.

Una suerte de resignación justificada invadía a cualquier país del Primer Mundo, y es que el octavo clasificado daba cátedra de como clasificar con autoridad a un Mundial. 24 goles a favor y solo 2 en contra en 6 partidos parecía mediocre para un equipo que no tendría porqué recibir goles en su portería, ya que la pelota era de ellos y nadie más. Fue así como los Países Bajos clasificaron a la Copa del Mundo mediante un sistema táctico revolucionario donde no moverse en el campo era pecado, y donde cualquier esquema es válido dependiendo del rival. Un fútbol perfecto capáz de destriur cualquier oposición y a la vez crear lo que parecía imposible: El Fútbol Total. Su perfeccionador fue Rinus Michels, técnico neerlandés que inició su proyecto en el Ajax de Holanda en 1965.

– El Fútbol Total de Rinus Michels y Stefan Kovács –

I – El Fútbol Total es un sistema de juego en el que un jugador que se mueve fuera de su posición es sustituido por otro de su mismo equipo, lo que permite que el conjunto conserve su estructura táctica. En este fluido sistema ningún futbolista tiene un papel asignado; con lo cual, sucesivamente, cualquiera puede ser delantero, mediocampista y defensor.

II – El fútbol total depende en gran medida de la adaptabilidad de cada futbolista dentro del equipo para tener éxito. Los futbolistas tienen que ser plenamente conscientes en lo táctico, permitiéndoles cambiar sus posiciones a gran velocidad; es decir, cada jugador debe estar cómodo en cualquier otra posición. Esto también exige altas condiciones técnicas y físicas de los jugadores.

III – Si bien no existe una estructura única, la base utilizada por Michels y Kovács fue el 4-3-3 que mutaba al 4-2-4 o viceversa, dependiendo de los intérpretes. En casos de extrema ofensiva (3-5-2) o defensa (3-3-2-2) se podía tener un volumen de jugadores superior al rival en una cantidad de tiempo muy corta. Por consecuencia no cualquiera puede utilizar el Fútbol Total, que es una metodología ligada casi por obligación a un proceso de años. (Nota de CT: No a lo Salah)

IV – “Vamos a organizar un estilo de juego al que llamaremos pressing football”, dijo Michels a sus dirigidos al día de haber asumido. Michels explicaría la esencia de su fútbol como “un acosar sin tregua ni respiro al adversario para recuperar la posesión del balón, y no ceder a ningún precio la iniciativa del ataque al contrincante, contando con dos requisitos básicos: un espíritu de lucha inquebrantable y una perfecta preparación física, sin los cuales el sistema se derrumba irremediablemente”

– Las máximas de Rinus Michels –

1) El adversario debe ser exprimido en su propio campo. Congestionar el campo rival con 21 hombres significa cerrar espacios e impedir que hagan jugadas con libertad.

2) La salida en bloque a la hora del pase de un atacante es una jugada ofensiva y no defensiva. La idea es quitarle el balón al rival que va a lanzar, si es posible antes del propio lanzamiento.

3) Cuando se quita el balón al rival en su propio campo los defensas deben retroceder, así los espacios que faltarán al enemigo para armar su jugada aparecerán para los atacantes del propio equipo.

4) Ningún jugador debe tener posición fija. El jugador debe cumplir una función de acuerdo con la posición del campo en la que se encuentre. Si un atacante cae en su defensa será zaguero y viceversa.

5) Todos los jugadores deben estar para marcar al rival cuando éste tenga el balón. Ninguno puede liberarse de esta función.

6) El desgaste físico de los jugadores debe ser el mismo. Sólo el líbero, el cerebro y el goleador, pueden tener un desgaste menor. El jugador que no suda la camiseta explota al compañero de equipo.

Rinus era un hombre de pocas palabras y maniático por el laburo, lo que explica el porqué es la mente pensante del Fútbol Total. De todas maneras, era un tipo conocido en su tierra natal por lo que consiguió como jugador en el Ajax. Toda una vida en los rojiblancos y algunas presencias en la selección holandesa le dieron cábida para ser aquel que sacara de la crisis a los “judíos”, que en esa temporada estaban luchando por evitar el descenso.

“Se llamaba Marinus Jacobus Hendricus Michels, un nombre muy largo que con el tiempo él mismo sintetizó en Rinus Michels. Había nacido en febrero del año de 1928, y como casi todos los grandes entrenadores, fue un mediocre futbolista del Ajax y el Zandvoortmeeuwen de Holanda entre el 45 y el 58. Siete años después de su retiro (tiempo en que ejerció como profesor de gimnasia en una escuela para niños sordos) se hizo cargo del Ajax, hasta entonces, un modesto equipo compuesto por jugadores medio profesionales, medio vagos, medio talentosos y casi por completo perdedores. Michels tenía un esbozo de plan para sacarlos de aquella mediocridad. Los partidos y el tiempo perfeccionaron su idea. El día en el que los directivos lo presentaron ante la plantilla, Michels pronunció su nombre y añadió que, en adelante, era preferible que lo llamaran simplemente como el Míster”

Michels firmó por el Ajax el 22 de Enero de 1965, y durante ese periodo se dedicó a fortalecer la materia prima que ya tenía el equipo con una dirección militarizada, sacando lo mejor de jugadores experimentados como Bennie Muller (canterano y profesional desde 1958) y Henk Groot (canterano del Ajax, pero con paso por el Feyernood hasta 1965, donde incluso fue campeón). A ello se sumaron jóvenes con proyecciones insospechadas como Theo van Duivenbode, canterano que inició su carrera en 1964, Piet Keizer que terminó por explotar bajo el mando de Michels y un desconocido muchacho llamado Hendrik Johannes Cruijff, que debutó un año antes de la llegada de Michels al banco.

Durante la temporada 1968-69, el Ajax comenzó a cosechar lo que sembró, y la maquinita se empezó a aceitar con las inclusiones del yugoslavo Velivor Varsovic, proveniente del Partizán de Belgrado finalista de Europa en 1966, mayor protagonismo de los canteranos y a la postre titularísimos Wim Suurbier y Arie Haan, además del descubrimiento de un mediocampista todoterreno llamado Johan Neeskens.

“Fueron admirados en todo el mundo por su forma de jugar, que reflejó la creencia del ‘Rinus de hierro’ en que se debía cuidar tanto la cohesión del bloque como la imaginación individual”

“El 28 de mayo de 1969, en el estadio Bernabeu en Madrid, el desconocido Ajax enfrentó a la superpotencia Italiana del AC Milan. Con su inquebrantable Catenaccio, Milan fácilmente venció a los holandeses. Una tripleta de Prati Pierino y un gol de Sormani dejaron la final 4-1 a favor de Milan. El solitario gol Holandés llego a través de un penalti cobrado por Velibor Vasovic. La siguiente temporada (1969-1970), el Ajax fue sobrepasado por su archirrival Feyenoord, quienes llevaron al Fútbol Total un paso más allá. Feyenoord hizo todo lo que el Ajax había introducido, pero lo pulió en un mayor grado. Ellos movían el balón más rápido y de forma impredecible y jugando más efectivamente, ganandole la copa europea de 1970 al Celtic. El Ajax perdió ante un gran equipo, pero le mostró a Europa un nuevo modo de jugar al fútbol”

El Ajax aprendió de sus errores y entendió que además de la rigidez en su esquema, este se debía complementar con la imaginación de sus jugadores que eran técnicamente dotados y tácticamente superdotados. Pero no fue hasta 1971 el momento del quiebre con el ingreso/destape de jugadores claves para la consolidación: El defensa Ruud Krol (1968), el delantero Johnny Rep (1971) y el mediocampista Gerrie Muhren (1968) proveniente del FC Volendam. Fue clave el cambio de técnico, ya que Michels durante la temporada 1971-72 se fue al FC Barcelona (con tranquilidad, sin pascuenses bailando en el aeropuerto (?) o con coberturas exageradas), y en su lugar llegó el rumano Stefan Kovács, quien le entregó al Ajax la última pieza del rompecabezas.

“Acá viene lo más importante. El sábado yo formo el equipo. Hay, previa discusión con los jugadores, cambio de ideas acerca del match y de cómo se encuentra cada uno. Nada de misterios. Nada de indecisiones. Cuando ellos se van para sus casas ya saben quién juega y quién no. Eso brinda tranquilidad de espíritu y crea sentido de responsabilidad” (Stefan Kovács)

El resto es historia conocida. Los de Ámsterdam ganaron tres veces consecutivas la Liga de Campeones; en 1971 venciendo al Panathinaikos griego en Wembley con goles de Varsovic y Haan (y con Michels aún en el banco), en 1972 al Inter de Milán en Rótendam, con doblete de Cruyff y en 1973 a la Juventus con solitario gol de Johnny Rep en el coloso de Belgrado. Después de ese paso glorioso, el Ajax comenzó a disolverse y nunca más volvió a ser el mismo. George Knobel – quien se pasó por donde quiso la alineación clásica del Ajax – tomó el mando y Cruyff fue transferido al Barcelona de Michels, el inicio del fin para el club holandés. En Barcelona, Cruyff llegó como superestrella y respondió con creces a los pergaminos que se le atribuían, ganando el balón de oro, el título de la liga española y hasta los calzones (?) de las fanáticas. Lo tenía todo, pero su deuda pendiente era con la KNVB, que de cara al mundial de Alemania se veía bastante despotenciada y dividida. Cruyff fue capáz de hacer resurgir el fútbol de Cataluña, más no sabía si podría hacerlo con el de su tierra, necesitaba de un mentor para ser profeta en la misma.

“Siempre admiré enormemente sus dotes de mando (de Rinus Michels). Como jugador y como entrenador, nadie me ha enseñado más que él. Fue el deportista que puso a los Países Bajos en el mapa, hasta el punto de que actualmente casi todo el mundo está beneficiándose todavía de su labor” (Johan Cruyff)

Koninklijke Nederlandse Voetbalbond - La Naranja Mecánica

Fue así como en 1974, a casi nada del puntapié inicial en el Olímpico de Berlín, Michels acepta dirigir a la Selección Holandesa de Fútbol, y con ella exprimir el potencial máximo de una generación esplendorosa. Rinus no tenía mucho tiempo, así que comenzó a buscar a un buen portero (Heinz Stuy era al Ajax, lo que Félix (!) era al Brasil de 1970); eligiendo a Jan Van Bereven del PSV Eindhoven, quien terminó lesionándose. La prensa termocéfala de Holanda pedía al portero del Twente, Piet Schrijvers, como titular, pero Michels optó por Jan Jongbloed, guardameta del FC Amsterdam, del cual se decía que tenía más habilidad con los pies que con las manos. Para el mediocampo convocó a Wim Jansen y Willem Van Hanegem y para la defensa a Wim Rijsbergen, todos del Feyenoord, mismo club que los anuló cuando aún estaban perfeccionando el Fútbol Total en el Ajax en 1970. Por último, para la delantera, Michels convocó a Rob Rensenbrink, jugador y pilar del Anderlecht belga, parte de la elite futbolística de la época. De esta forma, el técnico creador del “Fútbol Total” dispuso de un equipo capacitado para rendir al instante, juntando a sus archi-conocidos ex pupilos del Ajax y a estos jugadores elegidos con pinzas. No importó que solo jugaran 3 partidos amistosos antes del Mundial, su fútbol deslumbró de inmediato, ya que eran unas bestias de la técnica en velocidad.

Fueron bautizados como la Naranja Mecánica, seudónimo sacado del nombre de una película, pero que pasaría a la historia grande del fútbol. La orquesta del fútbol perfecto viajaba a tierras alemanas a dar cátedras.

* * De Oriente a Occidente * *

Izq a Der: Ulrich Hoeness, Paul Breitner, Berti Vogts, Juergen Grabowski, Wolfgang Overath, Gerd Mueller, Bernd Holzenbein, Georg Schwarzenbeck, Rainer Bonhof, Sepp Maier, Franz Beckenbauer

Alemania Federal, el anfitrión del Mundial, se preparó por una década solo para este evento; lo cual implicó un gasto enorme en infraestructura, logística y publicidad. Aunque el mayor activo era alcanzar un sistema de trabajo sólido que permitiese tener un equipo poderoso bajo el alero de su único gran logro: El Mundial de 1954. No era fácil, ya que además de Holanda, estaba el tricampeón Brasil, la férrea defensa italiana y emergentes selecciones vistas en la Eurocopa que ya habían ganado en 1972 ante los soviéticos. Los alemanes facistas (?), veían con buenos ojos el proceso que hasta ahora lideraba Helmut Schön, un discípulo acérrimo de Sepp Herberger, técnico campeón hace 2 décadas atrás, que además ya había mostrado positivos rendimientos en Copas del Mundo, perdiendo la Final de 1966 ante los ingleses (robo) y un honrroso tercer puesto en México 1970. Para los anfitriones era hora de ganar el Mundial nuevamente, su mundial.

Schön adquirió sus armas como entrenador en calidad de ayudante de Herberger, hasta que en 1964 fue ascendido a técnico del Seleccionado adulto. La Segunda Guerra Mundial lo marcó, ya que inició su carrera dirigiendo en Sajonia, territorio del que tuvo que huir en 1950 por la arremetida soviética en Alemania Oriental.

“Schön se convirtió en un entrenador con licencia en Colonia antes de la dirección de Wiesbaden. Entre 1952 y 1956, estuvo a cargo de la entonces independiente selección de Sarre, quien se topó con Alemania Occidental en las eliminatorias rumbo a la Copa Mundial de 1954. Cuando Sarre aceptó anexarse con Alemania en 1956, Schön se unió al equipo nacional de Alemania Occidental como asistente de Sepp Herberger, a quien sucedió como director en noviembre de 1964”

Su estilo de juego era similar a su personalidad, obsesivo por el orden y la disciplina. Según la opinión de los propios integrantes de aquel equipo, la selección que jugó en el mundial de México fue mejor que la de 1974, por lo que Schön tuvo que hacer considerables ajustes a aquella gran base, que evidentemente no soportaría otra cita mundialista. Encontró al reemplazo de Horst Wolter en Sepp Maier, también conocido como “el gato”. Maier era símbolo de seguridad, suplente en México 70, tres veces elegido el mejor jugador de la Bundesliga, y multicampeón con su equipo, el Bayern Munich. El ícono alemán Karl Heinz Schnellinger (que se retiró en 1975) le cedería su puesto a un prometedor jugador llamado Franz Beckenbauer, que fue suplente en México, pero que en 1974 ya era todo un líder, tanto por su personalidad como por su talento y elegancia indudables con el balón. Franz, también conocido como “Der Kaiser” heredó la jineta de otra leyenda que no llegaría a la cita germana: Uwe Seeler.

“Mi primera Copa Mundial fue la de 1954. Yo tenía nueve años. Lógicamente, la repercusión de aquel certamen fue enorme, puesto que Alemania se proclamó campeona del mundo. Por aquel entonces teníamos un equipo callejero y recreábamos en la calle nuestra propia versión del duelo entre Alemania y Hungría. Cuando acabó la final, el país entero lo celebró por todo lo alto. Hasta entonces no éramos conscientes de lo que significaba conquistar el título mundial. Nos unimos a las celebraciones y después jugamos nuestra propia final” (Franz Beckenbauer)

Por la banda derecha, Berti Vogts no tenía competencia, como tampoco el creativo zurdo Wolfgang Overath en el mediocampo. Ambos ya tenían la experiencia suficiente para enfrentar el Mundial, mientras que Gerd Muller ya en México era titularísimo para Schön, pero con la partida de Seeler, Reinhard “Stan” Libuda (se retiró en 1976) y Bernd Patzke (se retiró en 1974) se necesitaban más variantes ofensivas. Así apareció el atacante por izquierda Ulrich Hoeness del Bayern (aunque terminó jugando de contención), un especialista en tiros libres como Rainer Bonhof del Borussia Mönchengladbach y el delantero Bernd Hölzenbein del Eintracht Frankfurt. En la defensa, el reemplazante de Wolfgang Weber fue el también jugador del Bayern Georg Schwarzenbeck, que ya en 1971 comenzó a tener participaciones en el seleccionado. Por último, el mediapunta Jürgen Grabowski, suplente en la cita azteca, lograría la titularidad tras varias participaciones silenciosas en mundiales desde 1966, mientras que el hombre del afro grosso, Paul Breitner – del Bayern y trasferido al Real Madrid post mundial – se ganó un puesto en la zaga gracias a su polifuncionalidad defensa-lateral izquierdo. Sin dudas un hueso duro de roer, tanto en la cancha como en el buen vivir (!).

Deutscher Fußball-Bund: El Imperio Blanco del Káiser

“En 1974 estábamos sometidos por primera vez a una auténtica presión. En general, todo había transcurrido sin mayores problemas en las ediciones de 1966 y 1970. Me estoy refiriendo también a la seguridad. En 1974, la situación era totalmente diferente. El mundo del deporte había cambiado radicalmente a raíz del atentado de los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972 (Nota de CT: Este evento fue conocido como la Masacre de Munich). A partir de aquel momento, los jugadores dejaron de tener la libertad de la que habían disfrutado hasta entonces. Sin duda, eso fue algo que todos acusamos” (Franz Beckenbauer)

* * El Mundial de los Contrastes * *

Calcetineras del 14

El Mundial de Alemania 74 fue la décima versión del certámen iniciado en 1930 en tierras charrúas. Por lo general los equipos clasificados jugaban una fase grupal, para luego eliminarse directamente, exceptuando el mundial de 1950, donde el campeón era aquel que sacara más puntos. Los alemanes menos genocidas (?), optaron por copiar ese formato y designaron una “segunda fase”, donde los 8 clasificados de la fase grupal se dividieron en 2 grupos de 4 equipos. Los ganadores de ambos grupos jugarían la gran final; por lo que este Mundial premió íntegramente la regularidad de los equipos participantes.

Es recurrente preguntarse que carajo hubiese pasado si en nuestros tiempos estos cracks se paseasen por alguna ciudad. En 1974 todo era más pausado y no tan farandulizado, donde el jugador que chupaba, chupaba en serio (?), y al otro día debía rendir sin excusas. El acoso de la prensa era más sutil y las concentraciones eran bravas, por lo que el “colorido” del mundial se extrapolaba a otras áreas, que en este mundial fueron muy importantes: Publicidad Movil, Mascotas Democráticas (?), Pelotas “Telstar” impermeables, números en las indumentarias, televisación a color y sobretodo el cambio del trofeo mundial, forzado por la buenas actuaciones de Brasil y su adquisición del trofeo Jules Rimet a perpetuidad. Junto con el mundial mexicano, la cita germana fue la que más aportó a estos pequeños detalles que hacen del fútbol, el gran deporte que conocemos en la actualidad.

“En Alemania se estrenó la nueva Copa del Mundo, que tres años antes se había decidido su creación, se llamó la Copa Mundial FIFA, y se dispuso que el modelo fuera elegido por concurso, al que se presentaron cincuenta y tres proyectos de parte de fabricantes de trofeos deportivos de siete países, donde cinco miembros de la FIFA (todos europeos) fueron encargados de elegir el trofeo ganador. Finalmente el autor, elegido por unanimidad, fue Silvio Gazzaniga de la firma Bertoni, realizada en Milán, la estatuilla mide 36 centímetros, pesa cuatro kilos 970 gramos, cuesta 200.000 dólares aproximadamente y está construida de oro puro macizo de dieciocho kilates. La obra representa a dos atletas en expresión de victoria, alzando los brazos y sosteniendo un globo terráqueo. La base está construida de malaquita (tiene dos guirnaldas en forma de adorno) y mide trece centímetros de ancho, mientras que su ancho máximo, ubicado en el globo terráqueo mide ciento cincuenta milímetros”

“Gazzaniga lo define de la siguiente manera: “ Las líneas se elevan en forma de espiral desde la base para abrazar el mundo. De la extraordinaria tensión dinámica del cuerpo compacto de la escultura despuntan los cuerpos de dos atletas en el momento culminante de la victoria”

“El sistema de posesión del trofeo es similar al anterior: queda en manos del campeón por cuatro años, días antes del próximo mundial se devuelve la Copa a la FIFA (la cual es dueña absoluta del trofeo) hasta que un seleccionado se corone campeón nuevamente, y en su lugar recibe una réplica de plata bañada en oro, que se queda en las vitrinas”

Aunque suene extraño, el partido inaugural no fue el primerísimo en jugarse, ya que el duelo entre Brasil y Yugoslavia se jugó el 13 de Julio, mientras que el anfitrión recibió a los chilenos un día después. De todas maneras, la apertura fue muy organizada y con un claro énfasis en la verguenza que la mayoría de los alemanes sentían por su pasado.

“La fiesta inaugural tuvo un colorido magnífico y una organización excelente aunque hubo un pequeño error, a la selección Uruguaya se los presentó con un número artístico con la danza nacional de su país: el tango, cuando el mismo es típico de Argentina.  Parece que los alemanes sabían que Gardel era uruguayo (?)”

“El presidente de la FIFA, João Havelange, creía que era injusto y por demás exagerado que Alemania no fuera sede de la Copa Mundial en los años 70, ya que la realidad del país y el pensamiento general de los mismos alemanes repudiaba el pasado nazi y deseaba una oportunidad de resarcir los errores”

Bandera de Alemania Bandera de Alemania GRUPO A Bandera de Chile Bandera de Australia

Los capitanes y su "efusivo" saludo...

El Grupo A era por lejos el más morboso, ya que por única vez en la historia de este deporte, obligó a las dos Alemanias a enfrentarse por los puntos. Un partido repleto de tensión, y que fué clave para los occidentales de cara a las fases finales. La selección chilena tuvo la fortuna (?) de disputar el partido inaugural, y como no podía ser de otra forma, hicieron historia por tener al primer jugador en recibir una tarjeta roja en mundiales: El gran Carlos “fogoneo mundialista” Caszely.

Chile perdió por la cuenta mínima gracias a un golazo de Paul Breitner, un tiro inesperado no solo para Vallejos, si no que para todo el mundo, incluso para los propios alemanes, que celebraron con euforia su tranco triunfal hacia el dorado trofeo.

Grupo A – Fecha 1: Alemania Federal 1-0 Chile

“El gol más importante que anoté en aquel certamen, en el que sumé un total de tres, fue el del primer partido, contra Chile en Berlín. En aquel choque marqué el 1-0, que a la larga fue lo que nos permitió pasar a la siguiente ronda y llegar a jugar como un auténtico equipo” (Paul Breitner)

Grupo A – Fecha 1: Alemania Democrática 2-0 Australia

De cara a la segunda fecha, Chile debía ganarle a la Alemania Oriental (los triunfos valian 2 puntos), más considerando que la otra Alemania había goleado a los australianos con goles de Overath, Cullmann y Muller. La “Roja” no pudo, ya que solo obtuvo un empate con el recordado tanto de Ahumada para el empate. La apertura de la Alemania Democrática fue obra de Hoffmann a los 55 minutos.

Grupo A – Fecha 2: Australia 0-3 Alemania Federal

Grupo A – Fecha 2: Chile 1-1 Alemania Democrática

Chile estaba muy complicado de cara a la tercera y última fecha, ya que las Alemanias tenian las principales opciones. Lo cierto es que la performance nacional fue nefasta, y no fue capaz de ganarle a nadie, ni siquiera a un equipo que “jugaba con balones de rugby” como se decía despectivamente sobre Australia. Lo más llamativo de ese partido, fue la arremetida de unos chilenos a la cancha como señal de protesta al gobierno de Augusto Pinochet. En algo que destaquemos (?).

Por otra parte, el partido entre la RDA y la Alemania Federal tenía tintes bélicos, y toda esa “pasividad” mostrada en la ceremonia inaugural se fue al carajo. La RDA ganó en los minutos finales con gol de Sparwasser.

“Era golpear al enemigo. Golpear al enemigo donde más le duele. Mucha gente entonces lo veía así” (Fogoneo sutil de Sparwasser)

Grupo A – Fecha 3: Australia 0-0 Chile

Grupo A – Fecha 3: Alemania Democrática 1-0 Alemania Federal

“Sí, perder con la RDA fue una desgracia. Sin embargo, luego resultó una suerte haber perdido, porque de otra forma habríamos acabado en el otro grupo. Si hubiéramos ganado, habríamos quedado encuadrados con Holanda y Brasil” (Gerd Muller con miedito)

“Naturalmente hubo críticas. En nuestra concentración se desataron los demonios porque habíamos perdido. Helmut Schön estaba muy enfadado, y estuvimos discutiendo hasta altas horas de la madrugada cómo podía haber ocurrido aquello. En condiciones normales, no habría pasado. Teníamos que haber ganado. Luego hubo discusiones sobre quién era mejor mediocampista, si Overath o Netzer. En retrospectiva debo decir que los jugadores nos equivocamos. Porque Overath era mejor jugador. Es un jugador más competitivo que Günter Netzer” (Gerd Muller gritón)

“En el vestuario se produjeron muchas discusiones que no salieron de allí (Nota de CT: Ufff… Gerd!). Sin duda, las más importantes tuvieron que ver con el partido contra la RDA y, sobre todo, con el asunto de las primas. Hubo situaciones bastante desagradables que no se habían dado en los anteriores Mundiales en los que participé” (Franz Beckenbauer)

“Yo diría que nuestro partido contra la República Democrática Alemana nos enseñó que el camino no sería tan fácil. Aquella derrota nos despertó de un golpe. Después de aquello nos dimos cuenta de que ante se trataba de correr y correr, y de luchar. Y si, además de eso, jugábamos bien, tendríamos muchas posibilidades de lograr nuestros objetivos” (Wolfgang Overath)

Flag of SFR Yugoslavia.svg Bandera de Brasil GRUPO B Bandera de Escocia Bandera de Zaire

El jugador de Zaire corre desesperadamente hacia su portería para habilitar al escocés (?)

El Grupo B estaba compuesto por el campeón vigente Brasil, el combinado de Yugoslavia, los escoceces y la Selección de Zaire. Sin dudas, esta última es recordada con cariño por el futbolero de la época. Los africanos (equivalente a la actual República del Congo) eran un universo de curiosidades y rarezas que solo le daban más color al Mundial, desde hechiceros contratados por el gobierno para darles “ayuda adicional” hasta conflictos de intereses (?) de su técnico yugoslavo Blagoiev Vidinic, quien al parecer no les enseñó bien las reglas del juego.

La primera fecha enfrentó a brasileños y yugoslavos, donde empataron sin goles. Era extraño ya que Yugoslavia no llegaba en tan buen pie como otras selecciones europeas (ejemplo, Polonia), y no había destacado en participaciones desde la Eurocopa de 1968, mientras que en Brasil si se notaba una transición desde su logro en 1970, con ausencias emblemáticas como Carlos Alberto, Pelé (que por decisión propia decidió marginarse) y Félix (?), quien fue reemplazado tras una brisa de cordura de Mario Zagallo, por Emerson Leão, arquero del Palmeiras y en ese tiempo, parte de la elite mundial de los arqueros.

El otro resultado fue un triunfo de Escocia sobre Zaire por 2-0. Goles del mediocampista Peter Lorimer (integrante del legendario Leeds United de los 70’s) y Joe Jordan.

Grupo B – Fecha 1: Brasil 0-0 Yugoslavia

Las cosas empezaron a ponerse complejas para los brasileños tras otro empate sin goles ante Escocia. Hablaba bien de los europeos que tenían nula tradición mundialista, y se ilusionaban, con justa razón, con una eventual clasificación a la segunda fase. Para Brasil no ganarle a Zaire sería la hecatombe.

Grupo B – Fecha 2: Escocia 0-0 Brasil

Alguien dijo conflicto de intereses?… los “leones” no jugaban ni con una pelota medicinal. Para solucionar este drama, el gobierno (el gobierno!!) mandó unos brujos a Alemania Occidental, pero sus servicios fueron desestimados por el técnico. Nuestros amigos peruanos bolivianos altiplánicos no están solos.

Grupo B – Fecha 2: Yugoslavia 9-0 Zaire

“Días después del debut en un mundial de la selección de Zaire, donde cayó derrotada ante Escocia por 2 a 0 y en vísperas del partido contra Yugoslavia (teniendo en cuenta que el tercer encuentro sería, nada mas ni nada menos, versus Brasil, el que por entonces era el campeón del mundo), llegaron a Alemania Federal, un grupo de brujos del Estado africano para ejercer influencia espiritual y facilitar la labor del inexperto equipo nacional. Pero extrañamente cuando los hechiceros llegaron a la puerta de la concentración zaireña, el director técnico de ese país, el yugoslavo Blagoiev Vidinic, no les permitió el acceso a sus dirigidos”

“Entonces los brujos se juntaron en la puerta del hotel que alojaba a los africanos y les dijeron a la prensa internacional que el entrenador “… nos rechaza porque teme que nuestros fetiches ayuden a los leopardos (así les llamaban a los jugadores de Zaire) a ganar a sus hermanos. Vidinic prepara la derrota de los nuestros porque no puede traicionar a los suyos… (!)”

Grupo B – Fecha 3: Zaire 0-3 Brasil

“Igualmente los hechos destacables del encuentro se produjeron en una misma jugada: los jugadores de Brasil se tomaban un tiempo para ejecutar un tiro libre, protestando por la posición de la barrera, y cuando el árbitro rumano Nicolae Rainea pitó su silbato para que la falta se ejecutara, el lateral africano M’wepu Ilunga  salió de la barrera y despejó el balón. Todos quedaron sorprendidos e incrédulos, más aún ante la protesta del defensor creyendo que estaba en lo correcto. Lo más chistoso es que Ilunga estaba convencido que el primero que llegaba a la pelota tras el silbatazo, se hacía con la posesión de la misma (?)”

Bandera de los Países Bajos Bandera de Suecia GRUPO C Flag of Bulgaria (1971-1990).svg Bandera de Uruguay

Johan Cruyff ataca a un temeroso defensa oriental

El Grupo C fue la primera estación de la “Naranja Mecánica” rumbo a la Final en Munich. Uruguay jugó semifinales en México 70, sumado a un gran rendimiento en las clasificatorias sudamericanas, pero contrario a su historia, a los charrúas se les acabó el orto (?) y les tocó el peor rival posible en el debut. Los celestes se tenían confianza – como es habitual – pero una vez que inició el partido de apertura del grupo, las diferencias fueron evidentes entre uno y otro equipo. Si bien Uruguay perdió dignamente por 2-0, algunas jugadas fabricadas por los naranjas equivalían a goles morales nocivos para el espíritu, como si el histórico y glorioso Uruguay fuese solo un vil sparring, una masacre táctica absoluta. Los Países Bajos ganaron en la primera fecha con doblete de Johnny Rep, mientras que los orientales buscaban respuestas que llegarían años después: Los naranjos estaban nerviosos y los respetaban, pero eso no fue impedimento de nada, sencillamente eran muy buenos jugadores, y el fútbol comenzó a fluir cual río.

El otro partido de la primera fecha fue un aburrido empate sin goles entre Bulgaria y Suecia en Dusseldorf.

Estábamos muy nerviosos. Nunca habíamos actuado juntos, cinco jugadores estaban siendo probados en nuevas funciones. El propio Nesskens tuvo que sacrificarse y desempeñar posiciones distintas. Yo no estaba 100% físicamente. Y todo eso junto, en un solo partido, el del debut, ante una selección bicampeona mundial, una de las cuatro mejores del mundo en aquel entonces” (Johan Cruyff)

Grupo C – Fecha 1: Uruguay 0-2 Paises Bajos

“En aquel Uruguay de 1974 jugaban Pablo Forlán y Julio Montero Castillo, padres de Diego Forlán y de Paolo Montero, ex jugador del Juventus. Ninguno de los dos tuvo mucha suerte en aquel choque frente a Holanda. A Forlán le enseñaron la cartulina amarilla y Montero fue expulsado”

Pedro Rocha recuerda así la masacre: “Nuestro entrenador, Roberto Porta, pidió atención especial para el 14, Johan Cruyff. Montero Castillo me dijo que él iba a marcarlo, que Cruyff no jugaría. En el intervalo, le pregunté a Castillo porque no había conseguido hacer lo prometido. Él me dijo: “Pero cómo?! Lo corrí por todo el campo… ¡y él no paró!, ni era posible golpearlo” (Nota de CT: A que se referirá con golpear?). Castillo consiguió por lo menos un segundo objetivo: De tanta violencia, fue expulsado a los 22 minutos de la etapa final”

“Chocaron dos mundos: la revolucionaria Holanda contra el atraso técnico-táctico-futbolístico uruguayo. El que vio ese partido no lo olvidará jamás. Holanda se presentaba ante el mundo frente al mítico Uruguay, que nunca se encontró en el campo de juego y que apenas si cruzó dos veces la mitad de la cancha. La avasallante “Naranja Mecánica” ganó, apenas, por 2-0, simplemente porque fallaron goles a granel. El mundo empezaba a conocer a estos 11 naranjas, que no respetaban posiciones o viejos mandatos futbolísticos. Es más, ni la numeración de las camisetas respetaban: los números fueron otorgados en base al orden alfabético de los apellidos de cada uno de los jugadores. Por ejemplo, el portero Jan Jongbloed usó la 8 y el ariete suplente, Rud Geels, la 1″

Grupo C – Fecha 2: Paises Bajos 0-0 Suecia

Grupo C – Fecha 2: Bulgaria 1-1 Uruguay

Tras un empate a cero ante los goliats suecos, la Naranja Mecánica derrotó sin problemas a los búlgaros, que fueron pulverizados con goles de Neeskens (2 de penal), Johnny Rep y el De Jong no asesino (?). Los críticos exquisitos de la época seguramente criticaron los problemas defensivos de Holanda ya que Bulgaria les metió un gol (Bueno, nunca tanto… Holanda 74 se metía autogoles en favor del espectáculo, #groar). Además, tuvieron uno que otro percance ante los suecos, lo que daba pie para decir: “En 2da fase se verá de que están hechos”. Frases que se las terminó por llevar el viento.

Grupo C – Fecha 3: Bulgaria 1-4 Paises Bajos

En contrapartida, los suecos se jugaban la vida ante un apático Uruguay, que ante todo pronóstico, quedó último en la tabla. Suecia goleó 3-0 con doblete de Ralf Edstrom y otro tanto de Roland Sandberg.

Grupo C – Fecha 3: Suecia 3-0 Uruguay

Bandera de Polonia Bandera de Argentina GRUPO D Bandera de Italia Flag of Haiti (1964-1986).svg

El riverplatense Quique Wolff, Miguel Brindisi de Huracán y el histórico Tula (!), junto a un bombo de dudosa calaña (?)

El Grupo D, estaba compuesto por equipos de mayor jerarquía. Por un lado estaba el sub-campeón Italia, famoso por su “catenaccio” rústico y efectivo, y por otro estaba Polonia, un equipo que desplegaba gran fútbol y que venía de ser campeón olímpico en 1972. Entre los jugadores de ese equipo destacaba el delantero por derecha Grzegorz Lato, quien terminó alzándose como Bota de Oro del Mundial. Lato hizo proezas con su natal club Stal Mielec, y se caracterizó por ser muy frío al momento de hacer malabares en velocidad (de donde se dice, era capaz de correr 100 metros en 10,2 segundos, todo un velocista). En el equipo polaco también destacaba el delantero del Górnik Zabrze, Andrzej Szarmach, el legendario volante Kazimierz Deyna, posiblemente uno de los mejores jugadores polacos de la historia y el portero Jan Tomaszewski, conocido también como “el payaso”.

Los otros 2 equipos eran de América: El primero, un desconocido Haití, que se transformó en una de las excentricidades del Mundial junto a Zaire, y Argentina, que tenía entre sus filas a grandes figuras como el portero Ubaldo Fillol y el defensa Enrique Wolff de River Plate, al delantero del Atlético de Madrid Hugo “Ratón” Ayala, al defensa del Cruzeiro – designado como capitán – Roberto Perfumo, y a un notable delantero proveniente de Rosario Central, que buscaba sus primeras armas a nivel de selección, Mario Alberto Kempes.

Grupo D – Fecha 1: Italia 3-1 Haití

Grupo D – Fecha 1: Polonia 3-2 Argentina

“Precisamente frente a los italianos, el seleccionado argentino se puso en ventaja a los dieciocho minutos del primer tiempo con un disparo de bolea de René “el loco” o “el hueso” Houseman, quien luego debió ser atendido y salir del campo de juego debido a un fuerte golpe en la cabeza, cuando ingresó nuevamente al terreno, vió el tablero electrónico donde se registraban goles de Houseman y Perfumo, luego del entusiasmo inicial, el delantero argentino, le informaron que el tanto del defensor Roberto Perfumo había sido en contra

Grupo D – Fecha 2: Argentina 1-1 Italia

Grupo D – Fecha 2: Haití 0-7 Polonia

Italia necesitaba ganarle a Polonia, mientras que Argentina debía hacer lo propio ante Haití, y por hartos goles. Que Argentina tiene herencia italiana es indudable, más aún después del show del maletín vivido en los pasillos del Necklarstadion y el Olímpico de Munich. Por cosas como esta, es que el fútbol es tan bello, si hasta los polacos salieron amigos de lo ajeno!

“Para clasificar a la segunda ronda, Argentina, debía derrotar por varios goles a Haití y esperar que los polacos derroten a los italianos. Los números dieron redondos para Argentina, aunque años mas tarde algunos de los integrantes de aquel seleccionado aceptaron que habían incentivado a los polacos frente a Italia”

“Los mismos polacos contaron que al finalizar el primer tiempo ganándoles a los italianos por 2 a 0, se les acercaron varios jugadores “tanos” para ofrecerles diez mil dólares para que los dejaran empatar, la cual rechazaron categóricamente debido a que un periodista argentino, que trabajaba por ese entonces en el diario “La Razón”, les ofreció de parte de la diligencia argentina veintidós mil dólares por ganarles a los itálicos”

“La suma fue reunida por dirigentes, cuerpo técnico, jugadores y hasta periodistas argentinos. Aunque la versión de la coima se confirmó, nunca se supo dónde fue a parar dicho dinero, ya que nunca se repartió entre el plantel de Polonia, aunque algunos aseguran que el reportero gráfico se adueñó de la valija, mientras que otros afirman que Lato, el jugador de Polonia goleador del Mundial, no repartió el dinero, quedándose con el total”

Grupo D – Fecha 3: Polonia 2-1 Italia

Grupo D – Fecha 3: Argentina 4-1 Haití

Flag of the Netherlands.svg Flag of Brazil (1968-1992).svg SEGUNDA FASE – GRUPO 1 Flag of East Germany.svg Flag of Argentina (alternative).svg

De esta manera, los ocho clasificados a la Segunda Fase de la Copa del Mundo fueron: Alemania Federal y Alemania Democrática por el Grupo A; Yugoslavia y Brasil por el Grupo B; Paises Bajos y Suecia por el Grupo C; Polonia y Argentina por el Grupo D. Los partidos definitorios comenzarían a jugarse el día 26 de Junio, destacando Paises Bajos vs Cualquier Rival (?), y el clásico mundial: Argentina vs Brasil.

Segunda Fase – Grupo 1 – Fecha 1: Paises Bajos 4-0 Argentina

“El resultado final fue de cuatro a cero a favor de los europeos, con referencia a dicho cotejo, uno de los mejores periodistas deportivos argentinos, Dante Panzeri escribió: “No fue un partido de fútbol, porque un equipo se adueñó de la pelota y no se la dejó tocar al otro

“Con respecto a ese partido recordaba Enrique Wolff, encargado de marcar al delantero holandés Resenbrink: “en quince años de fútbol jamás sentí tanta impotencia en una cancha de fútbol“, mientras que Johan Cruyff, mentor de aquel seleccionado de Holanda recordaba: “los argentinos parecían fantasmas arrastrándose sobre el campo”

“Otra anécdota que pinta la desigualdad que existía entre ambos seleccionados, es la que cuenta que cuando el partido iba tan solo dos a cero, un disparo holandés salió por arriba del travesaño y el arquero argentino, Carnevali, fue corriendo a buscar la pelota, pero cuando volvió al campo de juego fue increpado duramente por el defensor Roberto Perfumo, el guardameta le dijo: “Me apuro para ver si empatamos“, a lo que el central respondió: “¡Ma’ que empatar, hacé tiempo que nos meten diez! (!)”

Segunda Fase – Grupo 1 – Fecha 1: Brasil 1-0 Alemania Democrática

Finalizada la Primera Fecha, Rivelino le dió la ventaja a los “cariocas” ante la Alemania Oriental en Hannover con un go-la-zo de media distancia, mientras que el sexo holandés tuvo sitio en Gelsenkirchen, con goles de Johan Cruyff a los 10′ y 90′, Ruud Krol y Johnny Rep (que se acostumbró a meter goles como loco en el Mundial).

Segunda Fase – Grupo 1 – Fecha 2: Alemania Democrática 0-2 Paises Bajos

El denominado “clásico del mundo”, por lo regular no se da en Copas del Mundo, pero en Alemania se dió en la fase final, y con ambos equipos muy de capa caída. El más necesitado era Argentina que necesitaba sumar imperiosamente para no quedar eliminado, por otro lado Brasil ganando forzaba a los Países Bajos a apretar el acelerador. Un juego macabro en donde Argentina se disfrazó de “carnada”. El técnico argentino se lució, y empezó a aplicar termeo hasta en su propio plantel. Un genio.

Los goles fueron obra de Rivelino y Jairzinho. El descuento albiceleste fue del hombre del globito, Miguel Brindisi.

Segunda Fase – Grupo 1 – Fecha 2: Argentina 1-2 Brasil

“Luego de la catastrófica caída contra Holanda, el seleccionado argentino debió enfrentar a Brasil, para lo cual Cap (el técnico), deseaba que ingrese el arquero suplente Santoro en reemplazo de Carnevali, pero Santoro se negó aduciendo falta de competencia. Pero lo más curioso fue la decisión del entrenador, quién excluyó a Perfumo, uno de los mejores defensores de la historia del fútbol argentino, contra los cariocas porque el mismo jugaba en el Cruzeiro, un equipo brasileño”

Segunda Fase – Grupo 1 – Fecha 3: Paises Bajos 2-0 Brasil

“Hoy hemos perdido contra el mejor equipo del Mundial” (Mario Zagallo)

Segunda Fase – Grupo 1 – Fecha 3: Argentina 1-1 Alemania Democrática

“Cuando la selección argentina se encontraba ya sin chances de acceder a la final del mundo, debían enfrentar a Alemania Oriental el 3 de Julio, lo hicieron guardando luto debido al fallecimiento del hasta entonces presidente argentino el General Juan Domingo Perón ocurrido dos días antes, en la iglesia de San Lambertus, ubicada en la ciudad de Mwettman se improvisó una misa en honor al difunto primer mandatario argentino, a la que concurrieron todos los jugadores y cuerpo técnico de esa nación. El resultado final de el partido fue un empate en un tanto, a los cuatro minutos de comenzado el encuentro anotó Streich para los alemanes, mientras que a los veintidós también del primer tiempo, convirtió René “el loco” Houseman para los argentinos”

“Precisamente, quien igualó el cotejo recuerda: “Yo tenía bronca porque estaba lejos y sabía que el pueblo sufría, por eso hablé con los muchachos para que no jugáramos el último partido (contra Alemania). En algún momento se habló de retirar el equipo, pero parece que después alguien apretó a los dirigentes y terminamos jugando. En mi caso, no había manera de convencerme de que saliera a la cancha, hasta que me dijeron que había que ganar para dedicarle el triunfo al General. Yo me veía el luto y lloraba” (!)”

“La contrapartida del delantero argentino, sobre la muerte de Juan Perón, la recuerda Carlos Babington: “Cuando estábamos allá murió Perón y a nosotros nos avisaron justo cuando empatábamos 20 a 20 un partido de ping pong y Perfumo se lamentó porque no iban a poder terminarlo” (Nota de CT: La tiene adentro)

Flag of Germany.svg Flag of Poland.svg SEGUNDA FASE – GRUPO 2 Flag of Sweden.svg Flag of SFR Yugoslavia.svg

Durante la Segunda Fase, los volantes de la Alemania Federal comenzaron a sacar chapa de ídolos, tras echarse el equipo al hombro innumerables veces, fue así como jugadores que no tenían la obligación de marcar, lo hicieron varias veces: Overath, Breitner, Hoeness y Bonhof. Entre tanto, Gerd Muller comenzó a destaparse con goles importantes, graduandose como leyenda de “Die Mannschaft”.

Durante la primera fecha, los alemanes vencieron a los yugoslavos con goles Breitner y Muller, mientras que los polacos ganaron por la mínima gracias al gol de Lato al minuto 43.

Segunda Fase – Grupo 2 – Fecha 1: Yugoslavia 0-2 Alemania Federal (Parte 1)

Parte 2: AQUÍ

Segunda Fase – Grupo 2 – Fecha 1: Suecia 0-1 Polonia

Durante la segunda fecha, Alemania goleó y empezó a sellar su paso a la final, dependiendo de lo que hicieran los polacos. El miedito comenzó a inundar el alma de los blancos, ya que todo su proyecto se jugaría en solo 90 minutos, y no presisamente en la final. Primero con la apertura de los suecos (que lograron revertir), y después tras el triunfo de Polonia ante los yugoslavos. Jerarquía?, aquí había que demostrarla. Los goles del porno germano fueron obra de Overath a los 51′ y Bonhof un minuto más tarde (los suecos paveando), Grabowski a los 76′ y Hoeness a los 89′ vía lanzamiento penal. Los suecos comenzaron ganando con tantos de Edstrom a los 24′ y Sandberg a los 53′. Si, los mismos que le marcaron a los uruguayos.

Segunda Fase – Grupo 2 – Fecha 2: Alemania Federal 4-2 Suecia

Segunda Fase – Grupo 2 – Fecha 2: Polonia 2-1 Yugoslavia

Para efectos del video Suecia-Yugoslavia (Que tiene casi todo el partido): Los goles fueron a los 27′, tanto de Ivica Surjak para Yugoslavia; a los 29′ Edstrom para la igualdad, y a los 85′ el gol que le dió el triunfo a Suecia, obra de Conny Torstensson.

Segunda Fase – Grupo 2 – Fecha 3: Suecia 2-1 Yugoslavia

El desastre polaco, que por este gol no pudo llegar a la final, aún haciendo un partido impecable ante el anfitrión. El único gol fue de Gerd “siempre tengo que salvar la plata” Muller a los 76 minutos. Para los Alemanes este fue uno de los partidos más complicados de su ruta copera, para los holandeses, este era el rival a vencer.

Segunda Fase – Grupo 2 – Fecha 3: Polonia 0-1 Alemania Federal

“Recuerdo un partido concreto del que siempre digo que derrotamos a un equipo que era claramente superior a nosotros, que era con diferencia el mejor del certamen, y pese a todo no se proclamó campeón del mundo. Me refiero a la Polonia de 1974. Ganamos por 1-0 en una semifinal que se disputó en Fráncfort sobre un terreno de juego en pésimas condiciones, y estoy seguro de que no lo habríamos logrado si no hubiera sido por la lluvia. Polonia contaba con un equipo perfectamente armado y estructurado” (Paul Breitner)

* * El Olimpo Polaco * *

El arquero Jan Tomaszewski celebra el histórico tercer puesto de Polonia

Polonia estuvo muy cerca de la Final, de hecho a solo un fatídico gol. A pesar de la desazón que provocó la eliminación, los europeos querían ganar un bronce, más que digno, ante el aún vigente campeón que no podría repetir el título. El partido fue fijado un día antes de la Final como indica la tradición en el Estadio Olímpico de Munich, y el ´rbitro fue el italiano Aurelio Angonese. El partido fue muy disputado y de buen pie como se preveía, pero el desequilibrio no llegó hasta los 76 minutos, cuando Lato, el goleador polaco, batiera a Emerson Leao. Un gol que vale bronce, honor y satisfacción por el trabajo bien hecho, que seguiría dándole créditos en los juegos olímpicos de 1976, con una medalla de plata. Otra más…

“Creo que dejé mi huella en la historia del fútbol mundial. Disputé 100 partidos internacionales con Polonia, gané la medalla de oro y la de plata en los Juegos Olímpicos, y participé en tres Mundiales. Tengo muchísimos recuerdos de entonces, de los que me siento muy orgulloso” (Grzegorz Lato)

Tercer Lugar: Brasil 0-1 Polonia

* * El Campeón sin Corona * *

Naranja Mecánica?... las pelotas!

El 7 de Julio en el Estadio Olímpico de Munich se jugó la gran final, una que tenía un claro favorito, por su fútbol, por su capacidad física, por su temple para enfrentar a cualquier rival, y por la doctrina del Fútbol Total, capáz de combatir hasta al más complicado esquema. Por otro lado estaba el local, que con un fútbol menos vistoso, pero con un corazón y jerarquía envidiables, logró llegar a la instancia final. Holanda llegó a lo grande, no perdiendo ningún partido, mientras que los blancos utilizaron la dolorosa derrota ante los enemigos orientales para obtener fuerzas desde la flaqueza. Los naranjos destilaban seguridad (no encontraron cotillones (?), pero si en la entrada del estadio vendían, los compraban), sabían de sus capacidades y conocían el respeto de los alemanes, que se juramentaron dar lucha ante el gigante sin corona.

“Tan confiado estaba el entrenador holandés Rinus Michels, que en pleno Mundial se fue un par de días a Barcelona para atender cuestiones personales”

– La Injusticia del Fútbol: Una obra escrita por José Luis Villanueva (?) –

“El árbitro inglés John Taylor pitó el comienzo del partido a las 16:00 horas y, antes de que los espectadores se hubieran reacomodado en sus asientos tras escuchar los himnos nacionales, el balón ya había entrado en una de las porterías. ¿Qué había ocurrido? Los estadísticos contaron 17 toques de balón por parte de la selección holandesa desde el saque inicial hasta que el esférico le llegó a Cruyff. Con el esférico en los pies, el artista holandés sencillamente se escapó de su marcador, Berti Vogts, entró en el área y cayó derribado por una entrada de Uli Hoeness. ¡Penal! Sería la única ocasión del partido en la que Cruyff se desembarazaría del Terrier alemán. Neeskens no se hizo esperar para lanzar la pena máxima y, a los 63 segundos de juego, subió el 1-0 al marcador con un recio disparo al centro de la portería. Curioso: los alemanes aún no habían tocado la pelota

“La sentencia? ¡Ni mucho menos! El extremo holandés Johnny Rep recordaría más tarde: “Queríamos exhibirnos ante los alemanes. No nos dábamos cuenta, pero lo hacíamos. Y nos pasábamos el balón de aquí para allá. Así es que se nos olvidó marcar el segundo gol“. En efecto, a continuación los uniformes naranjas se regodearon en el despliegue de su mecanismo de precisión, desviándose de vez en cuando de su hoja de ruta táctica. Eso les pasaría factura: en el minuto 26, Bernd Hölzenbein aprovechó la entrada con la pierna estirada de Wim Jansen en el área holandesa para provocar otro penal. Paul Breitner acudió a lanzarlo y lo transformó en el gol del empate. “Miré a Paul a la cara y supe que lo marcaría“, manifestó más tarde Müller acerca de la escena previa al lanzamiento”

“Apoyados por los seguidores que abarrotaban el Estadio Olímpico con la esperanza de ver a su equipo conquistar el segundo título mundialista después de su gesta de 1954, el conjunto de Helmut Schön, que dirigía su partido número 101 como seleccionador nacional, logró adelantarse en el marcador antes del intermedio. Rainer Bonhof penetró por la banda derecha, centró al área y el Torpedero Müller, controlando el balón hacia atrás y girándose a la media vuelta, asestó el gol de la victoria por 2-1. Ése fue además el centésimo tanto de Alemania en la Copa Mundial”

Documento FIFA

Final: Alemania Federal 2-1 Paises Bajos

Una vez finalizado el encuentro, la incredulidad de los jugadores alemanes era evidente. Lograron lo imposible, ganando un partido que de jugarse mil veces, ganaban uno. Fue así como el fútbol le dió la espalda a un gran equipo, quizás el mejor de todos. Holanda por momentos no dejó que los anfitriones tocaran la pelota, pero gracias a esa esencia impredecible de este deporte, cometieron errores sutiles, pero que en una final no se perdonan. Solo horas después la selección alemana aterrizó, y se dió cuenta que lograron un maracanazo inverso, donde un equipo visitante debía ganar y no lo hizo. Nunca en toda la historia “merecer ganar” fue tan gráfico, y tan trágico al mismo tiempo.

“La final se jugó en la tarde del domingo. Mi mujer y yo llegamos a casa sobre las ocho de la mañana del lunes, después de celebrar el título. Me tumbé en el sofá del salón y encendí la tele un rato para despejarme. Un canal austriaco retransmitía el partido a las diez. Seguí el encuentro de reojo, y de repente llegó aquel penal a nuestro favor. Me vi salir de la pantalla y, poco después, volver a aparecer en la imagen desde la izquierda con el balón en la mano, camino del punto penal. En cuestión de segundos empecé a sudar y me puse malo. Apagué la televisión, salí de la casa y me fui al bosque a dar un paseo de una media hora o 45 minutos. “¡Qué locura!”, le dije a mi mujer. En aquel momento me di cuenta por primera vez de lo que había hecho. Miles de pensamientos se agolparon en mi cabeza sobre el disparate que había cometido y lo que podría haber pasado” (Paul Breitner)

Nadie se acuerda del segundo, del tercero o del cuarto clasificados en un Mundial, por muy bien que jueguen (Nota de CT: La tibia de Cruyff salió volando). Pero a un campeón del mundo no se le olvida tan rápidamente. Eso es lo máximo que un futbolista puede lograr. Ésa es la meta que yo tenía en mente y, al mismo tiempo, quería retirarme justo en la cima de mi carrera. En los últimos minutos teníamos muchas ganas de oír el pitido final, sobre todo porque los holandeses presentaron un equipo muy fuerte” (Wolfgang Overath)

“Estar al frente tan rápido nos desequilibró porque no esperábamos superar tan fácil a los dueños de casa. Tuvimos una sensación de vértigo. Alemania estaba casi vencida, pero entonces comenzó nuestra larga cadena de errores, Alemania no ganó el campeonato, nosotros lo perdimos”

“Por primera vez jugamos contra un equipo que había planeado un sistema perfectamente definido y que además supo ponerlo en práctica. Aparte de eso, nos faltó un hombre como Gerd Müller” (La desazón de Cruyff)

Alemania 1974 fue un buen mundial, quizás el más importante junto al Mundial de México. Ambos cimentaron las bases de nuestro fútbol moderno, y por sobretodo, juntaron a jugadores de verdad, de esos que cuentan historias y que deleitaron a todo el mundo dentro de la cancha. Leyenda pura e irrepetible, de la que solo nos queda aprender, así como nuestros ancestros lo hicieron viendo a esta oda a la táctica llamada vulgarmente “La Naranja Mecánica”.

Ficha Técnica Alemania 1974

Fuentes | FIFA | El Espectador | Expert Football | Todos Los Mundiales | Guioteca | Taringa

  • Conchesumadre… la wea larga. Lo leeré en el viaje Pichilemu-Santiago de mañana (?).

  • Iespién

    Algunos apuntes:

    – Faltan 4 partidos: 2 del Grupo B, uno del Grupo C, uno del Grupo D.

    – El post está catalogado como hoznetiano. El que quiera morir leyéndolo de golpe es su problema. No es un post para leerlo de una (la gracia es ver los goles).

    – Es el Mundial más importante de la historia. Era obvio que sería eterno el post.

  • Ginga (No al argentinismo)

    Don Elias podio
    lectura pal fin de semana 😀

  • La wea larga. Nos cagaron ese mundial. Por política debían:
    – Pasar las dos Alemanias.
    – Que a la Alemania federal no le tocase con Brasil, Argentina y Holanda

  • xdiegowx // azUl de la V!

    Lectura pa mañana en la pega.
    Lo que lei esta muy bueno

  • CristobalK

    Ya lo leí 😀

    Notable aportazo Iespién!

    Se agradecen estos post sin excel de por medio.

    • Iespién

      Suicida xD

      • CristobalK

        Jajajajaja Maomeno!

        Tenía tiempo xD!

  • Te pasaste Líder Mundial.

  • FooPumaDeth

    Notable, ni idea que en CT hacian post ultra detallados de mundiales, voi a leer este despues que lea todos los anteriores xD una muestra de que los mundiales no solo se recuerdan en tiempos mundialeros (?)

    se me llego a lagear la pagina con todo lo que hay xD

  • Buen post, lo leí completo (!) los goles los voy a ir viendo con tiempo..

    Ya dijo alguien que Don Elías empezó a apoyar a Pinochet después del partido famoso este? puta los weones atadosos xD aunque claro, lo que estaba pasando era heavy.

    Leo lo del fútbol total y me acuerdo de Bielsa :'( y que a veces por querer jugar “bien”, “bonito” se comete el error de olvidar que los partidos se ganan con goles #sepu.

    Que lástima que hayamos dado verguenza, para variar xD y por suerte no nos tocó Holanda que todavía estaríamos sacando las pelotas del arco.

    Podrían haber puesto a Igor con la ropa de Alex DeLarge xD

  • El rey sin corona. Que maquina era esa Holanda weon, una maquina eh.

    El post lo leo luego, larga la wea.

  • Prometo que voy a leer el thread completo. En serio, me interesó.

  • Adelki

    Uffff, recién terminé de leerlo

    solo aplausos para el Iespién bueno(?) x tamaño artículo

    pd: se me había olvidado de que Rijsbergen fue entrenador de la UC… seguirá con su fútbol total(?) x alguna parte del mundo?

  • OVERMARS (Vamos Curicó!!!)-

    Buenísimo, esperé por la continuación de la zaga mucho tiempo, lo mismo espero de los Recuerdos de la Roja.

    Ahora que comenté leeré XD

  • Pancho

    Puta que paja leer todo de una AHORA. Lo dejaré para mañana y comento acerca del post.

  • conejo

    gran trabajo este resumen de alemania 1979…. y me llaman la atención 2 detalles…

    – las grandes similitudes entre michels y marcelo bielsa aparte de su filosofía futbolística, en la personalidad.. también ambos eran profe de ed. física, y en que se presentaban a sus jugadores con su nombre aún siendo conocidos (bielsa en su 1er entrenamiento con la albiceleste lo primero que le dijo a los seleccionados fue “buenos días soy marcelo bielsa).

    – lo segundo que me llama la atención es que con lo conflictivo del ambiente político en alemania aguantaron tener un seleccionado maoista (considerando la opinión nazi que por esa época aún existía en partes de la población germana) … el upeliento(?) no era otro que el excelente carrilero paul breitner ..quien a su llegada al real madrid regaló parte de su sueldo a unos sindicatos…

    • Iespién

      La filosofía de Bielsita tiene su origen (una ramificación mejor dicho) en el Fútbol Total. Escuela holandesa, la mejor del mundo.

      #BONZO

  • Sure Shot

    Imprimo y lo voy a leer al baño (?)

  • Ya. Lo leí entero. Muy bueno, se agradece.

    Aunque hubo algunos detalles que supongo por culpa de la edición(?) no se alcanzaron a publicar. Por ejemplo, que el Zorro Álamos estuvo enfermo de diabetes casi todo ese tiempo, pasándose en el Hospital, y los partidos los dirigió su ayudante Pedro Morales.

    Ahora bien, mirando los nombres de esa Selección chilena del ’74, y basado en lo que he leído y me ha contado gente mayor, teníamos equipo para haber llegado muy lejos. Elías Figueroa y Caszely en su mejor momento. Quintano, otro patrón de la defensa, Chamaco Valdés, Pata Bendita Castro, el Pollo Véliz. ¡y no le pudimos ganar ni a Australia!

    Ahora, respecto a esa Holanda; todos los estudiosos del fútbol coinciden que Rinus Michels y su “fútbol-pressing” fue el último gran invento de este deporte; del cual el Barcelona es actualmente su máximo y reconocible heredero, claro que con algunos matices. Si uno ve partidos de aquella época, el ritmo de juego era más lento y eso permitía que muchos jugadores dotados técnicamente tuvieran más tiempo de pensar al momento de moverse. Es por eso algunos entrenadores sostienen su actual relativo desuso. El mismo Dt actual de Holanda, Van Marwijk, por ejemplo, dice que para que una Selección jugara como lo hacía esa Holanda de los 70, el desgaste físico de los jugadores superaría el doble de lo que ya hacen hoy en día.

    Eso, de todos modos, no le quita en absoluto mérito a Michels. Quien en términos exitistas consiguió menos títulos que Mourinho (por poner un ejemplo de comparación actual) pero a casi 40 años de su revolución se sigue hablando de él; cosa que no creo ocurra después con ese portugués mala clase.

    De esa Alemania me contaba mi abuelo sobre Gerd Müller. Un tipo relativamente bajito, algo gordito y lento. Para quien nunca lo había visto, en la cancha no asustaba a nadie sin pelota, pero cuando le llegaba una.. aunque fuera un melonazo: ¡Gol!. Ese olfato, ese instinto de goleador nato es algo que deberían aprender muchos llorones de hoy día; que se quejan de los malos pases, o que no les prestan la pelota.

    Ahora, ese Brasil del ’74 es importante de resaltar que fue el comienzo de un largo período de crisis mundialista. ¡24 años sin ganar un Mundial!. Viendo el video compacto que los enfrentó a Holanda, era increíbles que tipos tan dotados como Jairzinho o Rivelino se pusieran a pegar semejantes patadas. Frustración pura.

    En fin, ese Mundial debería ser documento fuente de estudio para muchas cosas. Lástima que me se ha investigado poco. Para mí es tan valioso como el del 70.

  • El Chancho de HAS

    Que lástima lo de Holanda.
    Ver ese Holanda-Uruguay es besheza, unas máquinas que quizás en cuanto tiempo más voveremos a ver.

    El año pasado comencé a ver la Final Holanda-España apoyando a los naranjos, pero ver como jugaban los neerlandeses y pensar que ese bodrio de Holanda 2010 pudiera logar lo que el equipo de Michels no logró provocaba arcadas y al final terminé apoyando a España (que sin ser la gran maravilla, tenían más futbol que los holandeses).

    Siempre se ha dicho que Hungría del 54 y Holanda del 74-78 son los reyes sin corona.

    • De todos modos, Michels tuvo su premio de consuelo con la Eurocopa del 88; con Koeman, Gullit, Rijkaard, y Van Basten.

  • silverbat (Obvious troll is obvious)

    Figueroa y Quintano usando las mismas camisetas que Jarita y Chupallita… horror!!!

  • Las bicicletas de Gino Clara

    Las máximas de Rinus Michels + 10

  • Un agrado leerlo entero, a pesar de que las pupilas no me lo perdonen.
    Un aportazo, ahora me falta ver los videos.

  • memo_man

    Los cirujas del pasado orgullos al leer que un Chile Azul derrotó a una URRS Roja empequeñecida don NiembraaaaaHHH¡¡¡¡

    • memo_man

      URSS

  • OVERMARS (Vamos Curicó!!!)-
  • Que gran Mundial, por la cantidad de buenos e interesantes partidos, además del punto de inflexión que marca en muchos sentidos para el fútbol.

    Por Chile destacar a Figueroa, puta que era crack.

    Cosa rara el fútbol y que Holanda se haya cagado justo al final. Premio para los alemanes que tuvieron la entereza para quedarse con un título de esa forma.

    Y gran valor el puto nazi de Igor (?) que se pitió a las mascotas alemanas (?)

    • PS: Ya dijeron que para un estudiante de Historia esto es un panfleto?

      #autobombo

      Vi hasta los videos csm…

      • hydralisko

        x27361361726318921201 por estudiar historia eh leido mas de 230 pag en una noche to desesperado xDDD

        esto lo lei a lo GROAR

        #caminandoymirandopaatrasconpetodenetramiento

        incluyendo los videos…

      • RojoyNegro (de la Rep. Ind. de Talca)

        Jjoajoajoaoaojaojoa

  • RojoyNegro (de la Rep. Ind. de Talca)

    Gran post, lo lei entero, pero solo vi los videos de la naranja.

    Felicitaciones ESPN(?), se agradecen mucho post como este.

  • Fui el único q eyaculo con la foto principal del post?
    Sabçia ud que? El árbitro que dirigió el URSS-Chile en Mockba era hueco? Q en esa jugada que botan a Blokhin (q, pa variar, mi papá tb lo vio en el Nacional xD) Don Elías le da un beso en la mejilla a M´rquez para q no lo amonestara?
    Sabía ud que al DT alemán le hicieron la cama?
    Sabía ud q Overath era un puto crack zurdo?
    Sabía ud que Markarian aun no se la saca de adentro?

    Post grosero pero muy bueno, promenorizado al más no poder. Tasan como hace la línea del offside la KNVB de esa época? Una locura.
    Demasiada obscenidad en esa final.

  • Aportazo

  • Alexi Lalas

    y bueh, sólo había un equipo que podía ganarle a Holanda en ese mundial, pudo ser pecheada pero no se puede negar que su poca efectividad y el exceso de confianza les pasó la cuenta…cuando leo la parte de Jongbloed no puede ser más cierta, wn sin manos…cosa de ver los goles que le hicieron, como datos aparte

    -las malas lenguas dicen que Schrijvers quedaba en el banco por no llevarse bien con Cruyff (el que no lo era no jugaba), además Jongbloed era miope y usaba lentes de contacto (que en ese tiempo eran de vidrio)

    -las concentraciones de los holandeses eran con mujeres, asado, puchos (todos saben la fama de fumador compulsivo que tenía Cruyff) y todo, de ahí viene la leyenda que los alemanes sabían y tomaron fotos que no publicaron hasta días antes de la final, aparte de la marca personal que le hizo Vogts el otro gran rival de Cruyff fue su señora que supo, Chomsky publico esto hace años (Arriba de la Pelota) y relataba “…en esa final lo más importante era salvar sus matrimonios que ganar la copa, de hecho ese incidente fue la verdadera razón por la que Cruyff no fue al mundial del 78 pese a que ha dado varias versiones (la dictadura, el conflicto con adidas y asalto a su familia) para no revelar su supuesta infidelidad”

    Tampoco mencionaste la grossez de Cruyff de llevar su camiseta personalizada (era auspiciado por Puma y llevaba 2 líneas en vez de las 3 de adidas)

    • Iespién

      Conocia esa de la camiseta de Cruyff. Se me fue.

      Y si, el 14 era màs cabròn que la cresta

    • Bueno, de Cruyff existen muchas historias y copuchas que intentan explicar el hecho de que en su país no sea tan tan admirado como sí lo es Catalunya.

      Que fumaban harto es cierto. En aquella época todavía no se descubrían los efectos nocivos del tabaco en el rendimiento físico; y hablar de “profesionalismo” deportivo en los años 70 era algo tan simple como recibir un sueldo por jugar, y entrenar 2 veces a la semana. Nada más. Era la técnica individual y el genio de un entrenador para sacar el mejor rendimiento de estos lo que marcaba la diferencia.

      Quién sabe, puede que Michels se haya aburrido de esa realidad entre sus jugadores y por eso dejó la Selección. Algo raro porque muchos de esos jugadores todavía eran jóvenes y al Mundial del 78 llegaban en su mejor momento. Ernst Happel fue otro gran entrenador y pudo haber salido Campeón en Argentina, pero todos sabemos que en ese Mundial pasaron ciertas cositas fuera de la cancha que influyeron mucho. Tema aparte el inevitable vacío que dejó la ausencia de Cruyff.

      En ese sentido, la actitud más profesional fue otro cambio que comenzó a partir de lo vivido en ese Mundial. Recordar que esa misma Argentina que se fue boleteada 4-0 con Holanda, la tomó Menotti quien hizo una auténtica poda y cambio general de responsabilidad y compromiso de los jugadores. Basta ver que en el 78 el rendimiento físico de los argentinos fue muy superior al visto 4 años antes.

      • Alexi Lalas

        si, puede que el camino de Argentina a la final el 78 sea viciado y todo lo que quieran (aunque no fue nada comparado con el ’66), pero la final la ganaron bien y con algo de suerte (el palo de Rensenbrink en la última jugada de los ’90 lo dice todo)

  • Grosses la foto de Quique Wolf, viteh?

    Puto el mundial weeeeeeno!

    Lo lei y valio la pena

    Tremendo pedazo de post hijo mio. Algun día seré como tu (?)

  • Kvz!, Valdi-aconcagüino(?)

    Voy recien donde se empieza a analizar a la alemania federal(!)

    y no puedo evitar recordar que el año pasado bajé y vi completito el partido de mexico 70´ Italia-Alemania, donde Italia comienza ganando y después se cuelga del travesaño, Alemania empata casi al final y el Kayser termina jugando con el brazo en cabestrillo(!), para terminar un alargue con 5 gole(!) que le da la victoria a Italia y paso a la final

    • Es curioso eso de los alemanes con Italia. NO les pueden ganar. Eso sí que es arrastrar complejos y temores por generaciones.

      • Kvz!, Valdi-aconcagüino(?)

        La mannschaft necesita contratar a Bielsa para logra eso

        (?)

      • Lo mismo que le pasa a los ingleses cuando ven a los Alemanes.