Audax Italiano: 100 años de Verdes Valles

160
988
La Cruz de Plata de la Casa Real de Saboya era un símbolo inequívoco de los clubes formados por inmigrantes itálicos en Sudamérica. El Audax Club Ciclista Italiano no era la excepción.

Audax Italiano, el club verde de La Florida cumple 100 años. 10 décadas llenas de éxito, fracasos, alegrias, títulos, descensos y una innumerable cantidad de partidos jugados en el amateurismo y en el profesionalismo. Representativo de la colonia de inmigrantes italianos en Chile en sus inicios, y que su descendencia ha adoptado como propia en muchos casos, y también a partir de los años 80’s identificado con la comuna del sur de la capital. Un proceso lento, pero que con el pasar de los años ha dado sus frutos, con la savia nueva de hinchas y con las convicciones que sus fundadores quisieron impregnarle a la institución aún intactas. Eso es el querido y ahora centenario ACSI, un club que buscar volver a ser grande como en antaño. Un viejo que quiere recuperar el tiempo perdido.

* * De Ciclista a Sportivo (1910-1920) * *

El ciclismo fue el alma del ACCI, época en donde grandes valores de la disciplina fueron audinos. El hockey y el fútbol llegaron con el pasar de los años, cuando el deporte en verdad era importante en nuestra sociedad.

Corría el año 1910 cuando Alberto Caffi, Amato Ruggieri y Ruggero Cozzi decidieron fundar un club representativo de la colonia italiana residente en Chile. Dicho año era uno bastante especial, ya que el país que les había abierto las puertas celebraba su centenario. La idea de estos jóvenes era formar un punto de encuentro entre sus pares en torno al deporte, una característica muy común de los inmigrantes de aquella época; lo que explica además la marcada herencia anglosajona de nuestro fútbol y la “tendencia” que se dió en dichos años donde muchas corporaciones deportivas vieron la luz… donde las buenas ideas podian llevarse a cabo con solo un par de centavos. Así nació un 30 de Noviembre el Audax Club Ciclista Italiano, institución que pretendía basar sus esfuerzos e ideales sobre el ciclismo, deporte neto de los italianos santiaguinos y de aquellos porteños de Valparaíso.

“Las brisas primaverales daban un encanto especial a las noches de Santiago en ese mes de noviembre. La Alameda Bernardo O’Higgins, con sus altos y esbeltos álamos, era el punto obligado de reunión de la juventud alegre y soñadora de esa época. Una noche bajo un farol, junto a la hoy desaparecida Pérgola de las Flores, frente a la Iglesia de San Francisco y la Pastelería Ramis Clar, tres jóvenes italianos tuvieron la idea de formar un club, una Institución poderosa que cobijara bajo su alero a todos los integrantes de la colectividad Italiana para demostrar el vigor de su raza, compitiendo leal y fraternalmente en las lides deportivas con la juventud chilena. Los nombres de esos tres jóvenes eran Ruggero Cozzi, Alberto Caffi y Amato Ruggieri. Junto con prometer no descansar hasta ver coronados por el éxito sus desvelos, Cozzi – el gestor de la idea – Caffi y Ruggeri aportaron los primeros dineros para la tarea. Cada uno donó diez centavos”

La primera reunión se realizó en las proximidades de la Sombrería Caffi, donde de inmediato se instauraron las bases del club, sus integrantes y sus objetivos. En ese entonces aún nadie pretendía extrapolar el proyecto al fútbol, deportes de ingleses que ya se estaba tomando la V Región y la capital con clubes como Magallanes o Unión Española. Si los españoles lo hicieron, porqué no ellos?

“Aprobada con entusiasmo la brillante idea de Cozzi de fundar un club deportivo, de inmediato se echaron las bases de “Audax Club Ciclista Italiano”. En la vieja y amplia casona de San Isidro con Marcoleta, donde funcionaba el Centro Democrático Italiano, Audax ocupó una pequeña, modesta y oscura pieza. Era el último rincón de la casa, pero no fue inconveniente para que a fines del mismo año la verde divisa se paseara triunfante por las pistas del ciclismo chileno. En la medida que aumentaban los triunfos, fue cada vez mayor el prestigio, lo que trajo consigo el paulatino crecimiento del número de socios que obligó a ocupar más habitaciones de la casona, sobrepasando el Centro Democrático Italiano en poderío económico, en actividad y cantidad de socios. Audax Club Ciclista Italiano poco tiempo después de su fundación, llevó al cargo de presidente al joven Alberto Caffi, quien con entusiasmo, cariño, criterio sano y justo, dirigió por 23 años consecutivos a la Institución, constituyéndose en uno de los principales paladines de la grandeza siempre creciente de esta entidad deportiva”

Tras esto, tuvieron que transcurrir 7 largos años para que la rama de fútbol comenzara a gritar con fuerza por una oportunidad. El foot-ball en Chile estaba generando un caos organizativo y económico debido a la alta demanda de la ciudadanía, la masificación de la disciplina alrededor del pais y la carencia de canchas; en otras palabras, había más afición que estadios (Que ironía no…). Hasta 1917 se jugaba la Copa Unión, que era lo que mantenía hasta cierto punto ligadas a las cada vez más lejanas asociaciones. En 1912, con gran intervención del Almirante Arturo Fernández Vial, se crea la Asociación de Football de Chile y en 1913 la F.I.F. (Actual Sra F.I.F.A.) había integrado a la Federación Chilena, representada entonces por la Liga de Santiago, que es el heredero de la antigua asociación. Jocosamente aquellos que se revelaron pasaron a denominarse Asociación de Santiago, alineándose con la Federación Sportiva Nacional (F.S.N). En resumen: 2 ligas en la capital, con copas diferentes: La Copa República y la Copa Chile, torneo primitivo que no está relacionado con el campeonato que conocemos en la actualidad, nacido en 1958.

“Toda esta situación, embrionaria e incierta, produce roces, deserciones y rompimientos. La Asociación de Santiago, la más poderosa, no es inmune. Y sufre graves dificultades al abrir la temporada de 1912, una de las más importantes de la época. El gran cisma se origina, paradojalmente, en el fútbol y su expansión. Tan acelerada, que rompe los moldes de aquella incipiente organización. En la imposibilidad de aceptar nuevos clubes, el Presidente de la Asociación de Santiago señala dramáticamente: “No existen canchas que admitan una competencia más numerosa que la ordinariamente desarrollada y, además, la vigilancia necesaria y dirección de los league-match se hace en forma deficiente por la plétora de clubs“. Y recuerda que esta situación es tan angustiosa, que ni siquiera se ha podido cumplir con los acuerdos de 1906, los que establecen la obligatoriedad de tener dos divisiones. El asunto enciende la polémica, que llega a formar bandos, produciéndose finalmente la ruptura de la Asociación. Grave dilema del fútbol: ya hay demasiadas asociaciones y cuesta ponerlas de acuerdo y por eso se busca la unificación, que haya más asociaciones, pues las existentes no dan abasto. Hay más afición que canchas (!). Más partidos que árbitros para dirigirlos. Son mayores los gastos que los fondos reunidos por las inscripciones de los clubes, renuentes, por lo demás, a pagarlas”

“¿Cuál de los «Santiago» es el que gana?. Es el seleccionado de la Liga Santiago, que representa a un sector de la antigua Asociación Santiago. Los que estaban al frente de la otrora poderosa Asociación, desautorizados por un fallo de la F.S.N, se retiran y forman la Liga (afiliándose a la Asociación de Football de Chile). Los que fueran disidentes, se quedan con el nombre de la Asociación (y se alinean con la Federación Sportiva Nacional). La lucha por la unificación del fútbol santiaguino contiene esa paradoja: produce más desunión. Curiosamente, aunque sea la Liga la que representa a la capital en el torneo nacional, la Asociación mantiene su prestigio y la calidad de su torneo, siempre por la Copa Unión”

Y el A.C.C.I.?. El club fue inteligente al momento de escoger, ya que la rama mostró su estado fetal (?) en 1917, pero no fue hasta 1920 cuando se atrevió a entrar en lo que era el mundillo metropolitano de fútbol, ya lejos de los problemas generados hace ya 3 años. Los gestores fueron los hermanos Domingo y Tito Frutero, grandes aficionados del cada vez menos “british” balompié, que inscribieron a Audax en la Liga donde estaba el Ibérico Balompié, club adelantado a su época en terminos de gestión e infraestructura, y quien terminaría siendo su rival eterno. De esta manera el club cambia su nombre a Audax Club Sportivo Italiano, dejando al ciclismo de lado como deporte principal para dedicarse de lleno a lo que ya era la pasión de multitudes.

* * Linaje de Campeón (1921-1932) * *

Plantel de 1925, equipo que tuvo que defender el título de la Liga Metropolitana amateur obtenida en 1924, el gran logro del ACSI en los años 20.

A partir de 1920 comienza la época de consolidaciones y la segmentación de equipos; entre los poderosos que estaban destinados a ser el motor de Chile, y aquellos que estaban condenados a desaparecer. Magallanes logra el título de la Liga Metropiltana de forma invicta en 1921, en 1922 se retira de la Liga Metropolitana por el castigo impuesto a tres de sus jugadores y en 1923 compra un terreno para hacer su cancha en la calle Independencia (aunque diez años más tarde debe devolverlo a la Caja de Ahorros). Esta situación le abrió una ventana a Audax, que comenzó su furiosa integración en el fútbol campeonando en la Copa Chile de 1921 y 1922, gracias a la pionera idea de integrar jugadores extranjeros, principalmente argentinos y uruguayos, que tenían un gran prestigio gracias a las actuaciones en la Copa América y en los Sudamericanos, donde la Selección Chilena era el hazmereir del continente y blanco de la dura crítica del medio periodístico y del hincha termo.

Así como Magallanes, muchos equipos buscaban la consolidación institucional. En 1923 Audax es invitado a jugar ante la Unión Deportiva Española por la inauguración del Estadio Santa Laura, mismo año en que se inaugura el estadio de los carabineros ubicado en la Av.Balmaceda con Cumming. Un año más tarde, el “Campo de Sports” de Nuñoa firma un acuerdo con Asociación de Fútbol para que se puedan jugar allí los partidos. Pero no sería hasta 1928, cuando el club porfín hiciese realidad el sueño y construyera el Estadio Italiano en la calle General Saavedra, a un costado del Hospital San José. Ideal para enfrentar a Zunino y Villaseca! (?). En 1924, Audax obtiene el título de la Liga Metropolitana, con destacada actuación de Gino Yacopponi, jugador proveniente del Livorno, y de esta forma ya se alzaba como uno de los clubes más populares del pais junto a la vieja academia albiceleste, que en 1925 se separó, tras la rebelión de un grupo importante de jugadores liderados por el seleccionado nacional David Arellano. De esta forma, Audax, Unión Deportiva Española, Magallanes y el naciente Colo-Colo eran la base fuerte del seleccionado que buscaba con desesperación un cambio de mentalidad y juego. Aunque suene descabellado, hubo selecciones más muertas que la de Pierdo García (?).

Ya en 1926, la Asociación dió otro gran salto, obtieniendo la ansiada unificación. Así nace la Liga Central de Football (1927-1929), pero no fue hasta 1931 cuando Audax vuelve a tocar el cielo, ganando el título de la ahora entonces Asociación Central de Football (1930-1933). El ACSI obtuvo el título con un 85,71% de rendimiento y ganándole por solo 2 puntos a Magallanes y con diferencia de +20 (!). Todo un logro para el club considerando que tras el mundial de 1930 -y por consiguiente, la buena imagen que adquirió el Fútbol Chileno tras este y con el orgullo de tener a Juan Aguilera como parte de dicha selección- veía como las gruas del poderoso Peñarol de Montevideo vinieron por Carlos Giudice, su máxima figura y primera exportación del fútbol chileno. De todas formas Giudice retornaría para ser partícipe de la gira de 1933, y obviamente de la nefasta final de 1932 ante Colo-Colo en Diciembre de dicho año, fecha en que el Estadio Italiano colapsó dejando poco menos de 120 heridos y unos 3 muertos. Hasta esa altura Colo-Colo ganaba 2-1 a Audax, aunque aún no hay concenso entre dejar sin campeón a 1932 o si efectivamente tanto Colo-Colo como Audax se consideran como ganadores.

“La era amateur del fútbol chileno termina exactamente el jueves ocho de diciembre de 1932. Aunque en realidad, no termina … Audax Italiano y Colo Colo han sido las fuerzas más poderosas de la competencia metropolitana y deben definir el título en esta jornada. Como siempre, resulta un duelo reñido entre dos adversarios ya clásicos. A los veintidós minutos del segundo tiempo, la cuenta está 2-1 a favor de los albos. Moisés Avilés, gran figura de los itálicos, avanza hacia el área alba marcado por otro legendario colocolino: “Vitoco” Morales. Y quedan todos, de pronto,paralizados, Un sector de las tribunas del estadio de Audax –en Guanaco con General Saavedra- se viene estruendosamente al suelo. Los jugadores y el árbitro se quedan parados en la mitad de la cancha mirando hacia la densa polvareda que se levanta. Hay 117 heridos. El partido se suspende y los más exaltados entre el público intentan incendiar el estadio (!), Sobre ellos carga la policía montada, Nunca se termina de jugar el partido decisivo, y la temporada de 1932 queda sin campeón. Los tiempos románticos no querían despedirse”

Lo cierto es que ninguno se impuso por sobre el otro, dejándosela adentro a los sobrevivientes hinchas de ambos clubes. La buena noticia?, Moisés Avilés se alzó como el goleador del campeonato y partícipe histórico del 12-2 a Magallanes, con 9 goles de Avilés.

* * La Gira por las 3 Américas (1932-1933) * *

En 1932 los viajes eran en barcos y se pagaba el pasaje con trabajos forzados (?)

Una vez terminado el torneo de 1932, los dirigentes del club audino, con ayuda monetaria de la colonia, materializaron la gira futbolera, que tenía por objetivo terminar en la mismísima Italia. El itinerario previo indicaba que Audax viajaría por Sudamérica y Centroamérica, para luego viajar a la tierra de las pizzas y de Benni (?), retornando por la costa del Atlántico, jugando en Brasil, Uruguay y Argentina. Fue tal el prestigio que obtuvo Audax a nivel americano, que se le consideraba como el mejor equipo de Chile, en desmedro del Magallanes campeón de 1933, que solo enfrentó a un equipo B itálico. Además el club se vió en la obligación de modificar su insignia, adjuntándole un escudo chileno a la cruz de plata, iniciándose un lento proceso de chilenización, que tendría su mayor expresión en la década de los 50.

“El 18 de enero de 1933 la delegación zarpó desde Valparaíso, con un plantel que integraba a algunos astros de la época como Enrique “Tigre” Sorrel, Moisés “La Chancha” Avilés, Carlos “El Gran Capitán” Giudice, Arturo “Care’ Cacho (!)” Torres y Carlos “Zorro” Vidal. Fue en Costa Rica donde, tras la derrota ante el Hereriano por 4-2, se unieron a la plantilla los hermanos Oscar y Hernán Bolaños, que dejaron su impronta en la historia de los andinos (Nota de CT: Hernán Bolaños fue uno de los pocos extranjeros que vistieron la Roja, en 1940-1941). Los comentarios de la prensa extranjera definieron a Audax Italiano como “un excelente conjunto”, que ofreció al fútbol chileno “una contribución meritoria para prestigiar su valía” y que se deleitaba al público con sus “armoniosas jugadas”

Se le llamó “Gira por las 3 Américas”, porque el ACSI no logró llegar a Italia y de hecho el club siguió más al norte, jugando en México, USA y Canadá. A esa altura, ya llevaban 9 meses fuera de Chile y la nostalgia comenzó a pegar fuerte en el plantel. El cántaro se quebró en Nueva York , cuando parte del grupo se declaró en huelga; en consecuencia se hizo una votación, ganando la opción “retorno” por solo 2 votos de ventaja, en desmedro de aquellos que querían seguir huyendo de sus esposas (?). Ya en tierras canadienses, el club recibió la orden de regreso, pasando antes por la última estación del extenso periplo: Tocopilla. Audax derrotó 2-1 al conglomerado local, donde se dice que jugó el tatarabuelo de Alexis Sánchez (?).

Partidos de la Gira de los que se tiene registros:

En Perú:
Audax Italiano vs. Sporting Tobacco: 3-3 y 4-1
Audax Italiano vs Alianza Lima: 2-1
Audax Italiano vs. Universitario: 2-2

En México:
Audax Italiano vs. América: 4-2 y 0-1
Audax Italiano vs. España: 3-0 y 2-2
Audax Italiano vs. Atlante: 5-2 y 3-1
Audax Italiano vs. Asturias: 1-6
Audax Italiano vs. Necaxa: 2-3
Audax Italiano vs. Nacional de Guadalajara: 2-2
Audax Italiano vs. Latino de Guadalajara: 5-2
Audax Italiano vs. Guadalajara: 8-3

En Costa Rica:
Audax Italiano vs. CS La Libertad: 3-2
Audax Italiano vs. Gimnástico: 3-0
Audax Italiano vs. Buenos Aires: 3-0
Audax Italiano vs. CS Herediano: 2-4

En Cuba:
Audax Italiano vs. Fortuna: 1-0
Audax Italiano vs. Centro Gallego: 4-3
Audax Italiano vs. Asturiano: 2-2
Audax Italiano vs. Juventud Asturiana: 2-2

En Estados Unidos:
Audax Italiano vs. Sparta de Chicago: 2-0
Audax Italiano vs. Liga de Fútbol de Chicago: 2-0
Audax Italiano vs. Entex Ver Filex de St. Louis: 4-6
Audax Italiano vs. Slavias de Cleveland: 4-2

En Ecuador:
Audax Italiano vs. Panamá de Guayaquil: 3-6
Audax Italiano vs. Liga de Guayaquil: 6-2

* También hubo partidos en El Salvador, Canadá y otros más en Estados Unidos.

Así el equipo conformado por: Isaías Azzerman, Victorio Steffani, Max Fischer, Nemesio Tamayo, Conrado Welch, Enrique Araneda, Guillermo Riveros, Guillermo Gornall, Domingo Sepúlveda, Diego Vega, Enrique Sorrel, Moisés Avilés, Carlos Giudice, Tomás Ojeda, Manuel Iturrieta, Arturo Torres, Carlos Vidal, Hernán Bolaños y Oscar Bolaños, retornó al país para enfrentar al ultra fogoneado Magallanes, que estaba hambriento de triunfo y con tapabocas para regalar, si es que lograba derrotar al ya internacionalmente conocido Audax Italiano.

“Audax Italiano, que completa la trilogía de los más poderosos, inicia su famosa gira en enero del 33 y regresa recién en octubre. Con cuarenta partidos jugados en las tres Américas, se lo considera el mejor equipo chileno del momento. Pero casi no juega el campeonato. Y la presión popular es intensa al respecto: no acepta el público la consagración de Magallanes como campeón de la temporada mientras no juegue con los verdes viajeros”

* * El Fundador (1933-1935) * *

Otro de los tantos hitos de Audax: Ser partícipe del primer duelo entre Clubes Profesionales

El profesionalismo si bien se considera efectivo a partir de 1933, ya en los años 20 habían indicios de que la remuneración era pilar fundamental para el futbolista. Audax sabía muy bien de esto, ya que fue uno de los pocos equipos (junto a Unión Española y Everton) que tenía extranjeros en sus filas. Indicio marcado de un semi-profesionalismo, que comenzó a exigir ciertos tópicos a inicios de 1930, lo que se conoció como el “Profesionalismo Marrón”. Algo poco aceptado por la sociedad, que miraba con recelo a la Primera División emergente, casi “traidora” de la asociación, la cual cayó en una paradoja mezclada con romantiscismo y falta de criterio para con los jugadores, que ya habían dejado de ser unos “caballeros del balón”, sino trabajadores que debían recibir un pago. La federación finalmente acepta, y la Liga Profesional de Fútbol es una realidad. Liga que está bajo el alero de los 3 equipos grandes de Santiago: Magallanes, Colo-Colo y por supuesto Audax.

“Se trata de un fenómeno demasiado novedoso para las costumbres de la época. Casi imposible de aceptar. Se entiende al deporte como una actividad ajena a las comunes, exterior a la realidad; es algo que sólo tiene valor y sólo cumple sus objetivos en cuanto se realiza por el sólo placer de realizarlo. Producto de la poderosa influencia inglesa de los orígenes futbolísticos en toda Sudamérica, el “sport” es sólo cosa de caballeros, aunque no hay ninguna referencia que indique que se considere caballeros a todos quienes lo practiquen. El retiro de los delegados de la Primera División de los salones de 1ª Asociación Santiago refleja la delicada situación de los clubes, según queda estampado en las Memorias de la futura Asociación Central de Fútbol: “Los clubes tenían compromisos contraídos directamente con sus jugadores y debían satisfacerlos, bien con empleos o adiciones en dinero, pero carecían de la autoridad suficiente para exigir una rigurosa disciplina y una dedicación más efectiva al culto de sus condiciones físicas, para garantizar su desempeño en las canchas”. Pero la Asociación declara enfáticamente que no hay profesionalismo en su seno, lo que no deja de ser una paradoja, pues sus miembros más importantes insisten en su existencia y sólo piden su formalización. El 31 de mayo, rechazada la propuesta, los clubes disidentes, reunidas en la Secretaría del Bádminton, forman la Liga Profesional, que en mayo juega su primer Campeonato de Apertura. Las largas querellas que siguen, se resuelven recién en agosto, cuando la Federación reconoce a la Liga como una de sus afiliadas”

La Liga Profesional tuvo que nadar mucho para llegar a buen puerto y tuvo su primer partido en el Estadio Santa Laura, donde Audax Italiano derrotó por 3 a 1 al Morning Star. El balance indicaba que en total se habían reunido como $200000, incluso menos que en el amateurismo, asimismo Colo-Colo se encontraba en Perú, por lo que jugó el equipo reserva conocido como “Colo-Colito” (de ahí el término), mientras que Audax estaba recorriendo el mundo. Por ello no era de extrañarse que Magallanes fuese el campeón. Estos 3 clubes eran los únicos que podian cumplir a cabalidad las exigencias del profesionalismo, por lo que los clubes chicos como el Deportivo Alemán, Ferroviarios o el Carlos Walker estaban destinados a ser absorbidos. Ya en 1934 estos mismos clubes fueron integrados por orden de la Federación y Magallanes se consagró campeón en desmedro del ACSI que sufrió el descuento de un punto. Los ajustes no son muy claros, pero posiblemente a Unión Española se le concedieron 2 puntos por su partido contra Audax en la fecha 4 y a Colo-Colo con Audax se le concedieron 1 punto por los partidos contra Badminton en las fechas 8 y 7 respectivamente. Vale decir, Audax ganó un punto y perdió 2, dejándosela adentro terriblemente. Magallanes ganó en buena lid, ya que se coronó con 21 puntos 2 más que Audax, lo que no quita el hecho de que sus confrontaciones fueron de antología. De todas formas, la desgracia que hasta hoy afecta al club terminó por desmantelar aquel gran equipo, ya que varios valores se fueron a Colo-Colo para participar del torneo de 1935. Aunque claro, en vez de vender a Moisés Avilés ahora se vende Rodolfo Moya (?).

“Solo un punto pierde Magallanes en el campeonato. Es su empate a tres con Audax, que ya cuenta con su legendaria “línea de acero“, que forman Enrique Araneda, Guillermo Riveros y Guillermo Gornall. Magallanes, que ha incorporado a sus filas a Carlos Vidal, “el Zorro”, gran figura del fútbol penquista (y audino) y en las selecciones nacionales. Gana con facilidad hasta los 28 minutos del segundo tiempo, con dos goles de Carinona y uno de Guillermo Torres. Es entonces cuando se produce la levantada itálica, que sería clásica, y empatan los verdes con dos goles de Aranda y uno de Avilés. De modo que cuando Magallanes obtiene su segundo título, el público exige que se aclare esa igualdad. Y los “carabeleros” deben volver al campo, ya terminado el campeonato, para aclarar las dudas. En un partido en que sus protagonistas “se convierten en fieras”, según el relato, con parejas de jugadores que ruedan dándose de golpes (!), Audax gana 6 a 4, después de perder 1-4 el primer tiempo. Ya Magallanes es campeón, pero el público se queda con la última imagen y se escribe que el equipo del año, una vez más, ha sido Audax. El de más arrastre y recaudación (con $74.276), sin embargo, sigue siendo Colo Colo, que en este 1934 exhibe el estreno en la punta derecha de Enrique Sorrel, “el Tigre”, que se suma a la lista de hombres-gol del campeonato: Moisés Avilés, la “Chancha”, de Audax Italiano; Carlos Arancibia, Teodosio Aguirre y Francisco Miranda, el “Borrado”, de Bádminton, cuadro conocido como “el rodillo aurinegro”; Aurelio “Cerebro Mágico” (?) González, de Colo Colo; y Guillermo Ogaz, el “Tripa”, de Magallanes, el más goleador de todos”

El campeonato de 1935 fue el primero en jugarse en modalidad de 2 ruedas y solo con la participación de los “perros grandes”. En ese año se unió el Santiago Football Club, club que había contratado a Raúl Toro, destacado por la prensa como el más sobresaliente centroforward de los últimos tiempos. Porqué es importante este antecedente?, porque Audax empató a 5 goles en un polémico partido con el Santiago FC, lo que conllevó a una pérdida de puntos claves para la obtención del título. El drama, casi Segoviano (?), es que el tribunal de aquella época tomó su decisión casi finalizada la temporada. Robo a mano armada y Magallanes es campeón nuevamente en la cara del ACSI.

“Como sea, y a pesar de una notable racha de Colo-Colo, la regularidad magallánica vuelve a imponerse y el gran rival vuelve a ser Audax Italiano, que es una máquina de hacer goles. Sin embargo, en su empate a 5 con Santiago, éste reclama y por Secretaría se le otorgan los dos puntos. Con ese punto perdido “por reglamento”, Audax llega al final del torneo con 13 puntos. Magallanes con 14. El campeonato termina el 4 de noviembre. Pero el Consejo de la Sección Profesional recién da su veredicto el 16 de diciembre. Acoge la reclamación del Santiago, Audax pierde el punto y Magallanes es campeón. Tercera estrella magallánica. Tercera lucha áspera contra Audax y contra Colo Colo. Y un tricampeonato que queda como récord para muchos años”

* * De la Mano del Gran Capitán: Audax es Chile (1936-1938) * *

ACSI Campeón de 1936: Con 8 seleccionados y con 4 ex-audinos de compañeros

El año 1935 fue especial para la consolidación del club, que literalmente se tomó la selección chilena. Después del mundial de 1930, Chile se enfrascó en un duro corte de relaciones futbolísticas (y hasta bilaterales) con argentinos y uruguayos, que inició con la suspensión de los campeonatos regionales y terminó por explotar tras un confuso incidente administrativo con Argentina de cara al mundial de Italia, donde no hubo duelos eliminatorios y le significó a Chile quedar fuera del ámbito internacional por 5 años. Pasado ese tiempo, Perú organiza una Copa América para celebrar el 4to centenario de la fundación de Lima, aunque la realidad es que la motivación era limar asperezas, en especial entre los del Rio de la Plata.

En el balance, Chile no tuvo un buen papel, denotando una evidente falta de adaptación al territorio extraño. La prensa especializada aceptó el crecimiento del fútbol chileno, pero fogoneó sutilmente, a lo Niembro. La conclusión era una sola: Los jugadores chilenos debían viajar más en calidad de seleccionados.

“La participación en Lima es la de un fútbol chileno formalmente nuevo, pero que es esencialmente es el mismo de la era anterior. Incluso, con menos roce. Pero con más presión. El hecho de que los jugadores actúen declaradamente por una paga, sin que por ello estén mejor preparados, aumenta la exigencia popular respecto de sus rendimientos. Los preparativos para el Sudamericano limeño lo comienza Chile en noviembre del 34 y el día 27 s entrega la nómina. En los cinco años de receso aparecen escena una nueva generación de seleccionados. Del Mundial del 30 subsisten Roberto Cortés, Carlos Vidal y Eduardo Schneberger. Junto a ellos, aportes nuevos de gran éxito en sus clubes. Audax Italiano es el que hace el mayor aporte, con el golero Isaías Azzerman, su gran zaguero Ascanio Cortés, su “línea de acero”: Araneds Riveros, Gornall, y los delanteros Moisés Avilés y Carlos Giudice. También llegan a Lima a estrenarse Con el seleccionado Conrado Welch, Enrique Sorrel, Arturo Carmona, Carlos Aranda, Quintín Vargas y José Avendaño. Es indiscutiblemente, lo mejor que puede reunir Chile, con valores provenientes de sus tres más poderosos institutos: Audax Italiano, Colo Colo y Magallanes”

“No es casual que Carlos Giudice, capitán del equipo, diga al llegar a Lima: “Respondo de mis muchachos. Es el mejor equipo chileno desde 1920”

Tras la expedición peruana, los audinos retornaron al pais para jugar el campeonato de 1936, con Giudice como capitán, jugador insigne y técnico, un lider espiritual dentro y fuera de la cancha. Carlos era un jugador con alma amateur, un gozador bueno para la juerga que no se hallaba con esto del profesionalismo, influyente por su personalidad y su particular manera de ver el juego. Un personaje que se convirtió en el rey de Audax por muchos años, de esos elegidos que pueden lograr la mezcla perfecta entre alcohol y talento. Cua-Cua, Best, El Pini (?) o Gascoigne son de aquel linaje.

“Consecuente con su sistema de vida, cuando no estaba chuteando estiraba la noche para acompañarse de la bohemia. Este mesías audino llegó desde Peñablanca, donde se hizo conocido por el obús que tenía en sus piernas para rematar de distancia. Esa virtud le permitió reforzar a Santiago Wanderers y Sportiva Italiana en algunos compromisos internacionales en el puerto. Incluso, su leyenda se fue más allá de la frontera y formó en Peñarol de Uruguay en 1930. Pero fue con la camiseta audina donde formó su imperio: la llamada Gira Larga de 1933 y el título de 1936 bañaron en oro sus laureles. Pero, como se dijo con anterioridad, su eterna compañera bohemia le ayudó a no comulgar con el profesionalismo. Fue tan fiel a su rutina, que rechazó una interesante oferta para jugar en Italia porque aborrecía entrenar. No necesitaba de aquello para lucir en la cancha. Tal sólo necesitaba apelar a su gesto de arremangarse las mangas en pleno partido para avisar a la hinchada que el Gran Capitán –como fue conocido- iba a poner orden”

No se realizaron muchos cambios, pero si fueron fundamentales las incorporaciones de Humberto Roa y Ascanio Cortés; el ACSI fue un tromba goleadora, que tuvo al costarricense Bolaños como el goleador del campeonato de ese año y el siguiente. Tal vez el equipo de toda una década, formado por hijos de inmigrantes y con un trabajo de años detrás, le daba a su pueblo lo que tanto esperó, lo que tanto anheló. Campeones al fin.

De ahí en adelante, comenzaría una transición obligada. Colo-Colo comenzaba a arremeter, así como el equipo de la Universidad de Chile, quien entró al fútbol profesional tras una especie de mechoneo (?), donde las universidades debían enfrentar a los más poderosos del profesionalismo (UC-Colo-Colo / U-Audax). Ambas escuadras universitarias perdieron, pero el sexo brindado por Colo-Colo a Católica (10-0) hizo más honrroso el ingreso azul, que terminó perdiendo con un gol de oro. Después de esto, Audax perdió 2 finales seguidas en los Campeonatos de Apertura, típicos antes de iniciarse el campeonato. Primero en la Copa Aliviol ante Magallanes, que usó su última bocanada de aire antes de expirar, y luego, en 1938 ante Colo-Colo, el equipo más popular, ese que llamaba la atención del aficionado por su nombre autóctono, no británico. Un acierto.

* * Chirinos y la Generación Dorada (1940-1948) * *

El equipo de 1946 celebra un nuevo éxito. El mejor equipo en la historia del club.

Comienza la década de los 40’s y Audax comenzó una nefasta tendencia a solo obtener sub-campeonatos. Primero cae derrotado ante el equipo de la Universidad de Chile quien obtuvo el título por solo 3 puntos de ventaja en 1940; luego en 1943 obtiene el Campeonato de Apertura derrotando a un alicaido Magallanes por 2-1, para finalmente caer ante Colo-Colo por el Campeonato de Primera División en 1944, esta vez por solo un punto de distancia. Esta seguidilla de frustraciones le dió experiencia a un grupo de jugadores que ya eran casi como una familia, y que ya estaban en condiciones de plasmar una idea futbolística clara, equilibrada, esa concepción del juego que solo adquieren los grandes equipos de fútbol.

“La versatilidad fue una de las armas más valiosas en el plantel itálico. Era conservador por momentos y en otros era altamente ofensivo. Para ese torneo los audinos se desprendieron del goleador Juan Alcántara y cifraron sus esperanzas en el argentino Hugo Giorgi y en Domingo Romo, goleador del Santiago Morning campeón de 1942. También retornaron a sus filas el creador José Manuel Acuña (a préstamo en Green Cross campeón en 1945) y el puntero Manuel Piñeiro quien tuvo un breve paso por Valparaíso”

El equipo que se preparaba para 1946, dirigidos por Raúl Marchant, era un lujo, ya que no solo estaba compuesto por lo más selecto del medio nacional, si no que además estaba plagado de jugadores-hinchas que darían la vida en cada pelota. El caso más emblemático fue el del portero, Daniel Chirinos. Tocopillano, conocido por todos como un ejemplo de profesionalismo y seleccionado nacional. “Ron-Ron”, apodo que le vendría como anillo al dedo a nuestros cracks contemporaneos (?), fue clave en la obtención del título en 1946 cuando su leyenda se hizo eterna en los libros verdes, consolidándose como ídolo máximo de la institución.

“…recibió ofertas de varios clubes, como el Colo Colo, y también del extranjero. Lo tentaron de Argentina, Italia, Inglaterra, pero no hubo caso, nunca quiso moverse de Audax italiano, no porque fuera porfiado terrible, sino que amaba su equipo, para él, el Audax era lo más grande…

“Alguien me trajo al Audax y el Nacional me vió debutar. Dieciocho años jugué en mi Audax y fui Capitán durante diez años. En tres fuimos Campeones” (Daniel Chirinos)

Chirinos fue la gran figura del campeonato, ahogando muchas veces el grito de gol de los rivales. También destacó Giorgi quien se coronó como goleador con 20 tantos y le significó un suculento contrato con el Bologna. El ACSI logró meter 66 goles en solo 29 partidos, aunque no fue el más goleador en la liguilla por el título, pero le sirvió para arrebatarle el título a Magallanes y luego a Wanderers. Así terminó la temporada de 1946 que tuvo entre sus curiosidades un nuevo método de transferencia de jugadores, y no es que Cantergianni ya estuviese haciendo negocios ahí… por ahora (?).

“Entre las particularidades de ese año se estrenó “la bolsa de jugadores” que operaba de la siguiente forma: Cuando un jugador no llegaba a acuerdo con el club era enviado a la bolsa que tasaba sus servicios en un precio casi inalcanzable. Si nadie finalmente nadie lo sacaba de la bolsa, debía renovar en las condiciones ofrecidas por su club”

En 1947, Audax obtiene otro sub-campeonato luego de caer inapelablemente con Colo-Colo, quien le sacó 7 combos puntos de ventaja. Fue un año de cambios, con la llegada del argentino Salvador Nocetti al banco, técnico que tomaría al seleccionado en un futuro. Ya en 1948, los verdes le devolverían el golpe a Colo-Colo y obtendrían la copa con 7 puntos de ventaja sobre los albos y seis por sobre su otro clásico rival, Unión Española. Este título fue el más dulce gracias a su impresionante estadística, ser campeón anticipado en periodos de guerra. Nocetti fue un destacado jugador de Santiago Morning y tras su retiro todo indicaba que asumiría en la banca bohemia, que en ese entonces era el equipo de Recoleta. La gracia de este equipo fue su gran capacidad física, ya que el plantel completo era de tan solo 16 jugadores. Chirinos nuevamente fue clave, pero también lo fueron el medio-zaguero Carlos Atlagich y el ariete Juan Zárate, argentino que logró llenar el espacio dejado por Hugo Giorgi con su poder goleador (que ya había sido mostrado en el título de Green Cross de 1945 con 17 goles), aunque claro, en Audax llegó a los 22 tantos, entregándole otro goleador de campeonato al palmarés histórico de la institución.

“Una formación habitual de ese cuadro era la compuesta por Daniel Chirinos; Víctor Klein, Ramón Villasante; Juan Manuel Acuña, Carlos Atlagich, Roberto Cabrera, Américo Azares; Domingo Romo (Piñero), Carlos Varela, Domingo Walton, Juan Zárate, Armando Hermosilla. DT: Salvador Nocetti. Para este torneo el club verde sufrió tres importantes bajas. Se desprendió de Hugo Giorgi quien partió al Bologna italiano y de Luis “Chompi” Henríquez que fue transferido a Santiago Morning junto a Desiderio Medina”

Así, de la noche a la mañana y sin previo aviso, Audax se vió débil, con una tercera copa tomada con fuerza entre sus brazos, pero con piernas agotadas, con un equipo maduro y con una chapa de grandeza a punto de ser quebrantada frente a la frescura de clubes con respaldos gigantescos detrás. Ya sea de una ciudad entera o de una universidad. Había que reinventarse, pero no se sabía como eludir un abismo inminente.

* * La Estrella Húngara (1955-1957) * *

(Sentados - De Izq a Der): Oscar Carrasco, Francisco Molina, Juan Martínez, Sergio Espinoza, Carlos Tello, Raúl Águila. (De Pie - Izq a Der): Luis Vera, Rubén Lagos, Luis Escobar, Guillermo Miranda, Daniel Chirinos, Vicente Astorga, Adelmo Yori, Mario Torres. (No Salen): Conrado Comte, Israel Benavides, Héctor Toledo, Luis Medina, Malaquías González.

Ya han pasado varios años desde que Audax deambula por la Primera División sin éxito. Una sensación nueva para un club acostumbrado a pelear títulos y ser uno de los motores de la Selección Nacional. En 1950 se produjo un quiebre importante en Chile, no tan solo porque el Everton lograra su primer título, integrando finalmente a las regiones al “mundo fútbol”, ese que era solo de los santiaguinos. Ya en ese año se dejaron de lado los Campeonatos de Apertura que iniciaban la temporada futbolera (en 1949 y 1950, Wanderers y Everton también las jugaron, lo que marcó un precedente). La guerra había terminado y ese mismo año Uruguay obtuvo su segunda Copa del Mundo, se sentía en el ambiente un cambio, se respiraban aires mundialistas y el secreto a voces de un Mundial en Chile era latente. El romanticismo se alejaba a pasos agigantados y Magallanes, símbolo de dicho término, era un cadáver penoso, quizás el mismo futuro que le esperaba al otro viejo. Aquél que ya no tenía una conexión fuerte con Italia, sino más bien, aquél que quería fortalecer su lado chileno y ser representativo para aquellos que eran descendientes y los que no. Un Audax criollo con colores nuevos.

La chilenización del club tuvo varias políticas, pero la más importante fue alejarse de la Cruz de Plata de Saboya y crear una nueva imagen. Así nació la insignia que vive hasta hoy, con la rueda de bicicleta, el águila dorada y los colores originarios de 1910. Era un paso, pero no el más trascendente para las aspiraciones verdes, ya que el club solo aceptaba jugadores chilenos en sus filas, aún cuando grandes jugadores extranjeros pasaron por la etapa gloriosa de décadas pasadas. Así, solo Audax y Colo-Colo seguían esta política, y no pasó inadvertido ya que los rivales de siempre se enfrentaron por última vez – y como tantas veces – en una lucha ferrea por el campeonato. La gente lo llamaba el “clásico criollo”, pero la realidad era que cada uno debía seguir caminos muy opuestos, para desgracia de Audax, debería tomar el más pedregoso de todos.

Ya en 1951, Audax había perdido una final de campeonato ante Unión Española por la cuenta mínima (!). Pero a partir de 1955, la irregularidad se tomó al club, que solo lograba puestos mediocres, muy lejos de los punteros. En 1957, el húngaro Ladislao Pakozdi toma el mando. Único extranjero del equipo y técnico de la Selección ese mismo año, imitando al bueno de Guus (?), impregna su filosofía pragmática de tener una buena defensa por sobre todas las cosas y un promedio de gol bajo, pero efectivo. Sin dudas le dió resultado a Pakozdi, que dejó al ACSI puntero con 3 puntos más que la Universidad de Chile y 51 goles como saldo. Bajísimo en comparación a campañas anteriores. Era realmente importante esta estadística?, no mucho, ya que sirvió para agrandar la imagen de Adelmo Yori, hombre de temperamento fuerte y capitán y la del ahora tricampeón Daniel Chirinos.

“En efecto, al trazar el perfil del entonces joven half, medio campista en el lenguaje de hoy, el cronista (Se refiere a “Don Pampa”, comentarista deportivo más anciano que Sapito Livingstone (?) y Carcuro juntos) señaló que con “Adelmo deben estar todos los que dominan una pelota, los que la saben jugar, porque sólo así podrían ir adelante, empujar a la delantera y estar siempre en terreno enemigo, lo que concordaba con el temperamento del jugador

“Adelmo fue destacándose después de su hermano Sergio, quien fue arrastrado por el entrenador Lucho Tirado, quien siempre andaba a la búsqueda de valores promisorios muy jóvenes que mostraban aptitudes especiales. Fue así como Sergio ingresó a las divisiones inferiores del club Universidad de Chile, y, al año siguiente, se llevó a su hermano Adelmo. Éste, sin embargo, no sentía ningún interés por pertenecer a la “U”, porque “se sienten cracks y campeones del mundo“. Empero, el año 43 ingresó al club y se juntó con su hermano. Fue arquero por breve tiempo, pero en una práctica rindió como half y desde esa oportunidad no lo dejaron volver a la puerta. En una ocasión dijo que “cuando ingresé a la ‘U’ para jugar en la segunda infantil, sentí un miedo tremendo”, agregando que no creía ponerme a tono con ese lote de cracks niños”

“De año en año fue pasando por los distintos equipos, infantil, juvenil, intermedia, cuarta especial y profesional, ya en 1947. Su primer partido en la Primera División lo jugó contra Santiago Morning, obteniendo un triunfo después de hacer un “gran match”. A los 21 años ya era un baluarte en la “U”, donde se podría decir que hizo sus estudios universitarios de fútbol, ya que los elementales los había realizado en el Hispanoamericano. Su permanencia en el cuadro azul fue hasta comienzo de la década del 50, cuando se trasladó al Audax Italiano, club al que pertenecieron como jugadores y dirigentes sus tíos, descendientes de italianos, y por el cual Adelmo sentía una simpatía enorme. En el cuadro itálico -llegó a ser su capitán- tuvo un brillante desempeño logrando ganar el campeonato de 1957, última estrella de este equipo”

* * Carlos Reinoso y la Debacle (1958-1971) * *

Las grandes actuaciones de Carlos Reinoso, retrasaron la crisis audina. En Chile solo jugó por el verde de los valles.

Tras el título, Audax cayó en una irregularidad permanente, pero con un denominador común: Las posiciones en las tablas finales casi siempre tenian 2 dígitos!. En 1958, como campeón vigente el club terminó en 11° lugar y no fue hasta 1965 que el club pasó la barrera del décimo puesto para terminar octavo. En 1964 una joven promesa de 15 años se integra a la institución. Su nombre, Carlos Enzo Reinoso y su fecha de debut, un año después en 1965. Tal vez eso explica el ínfimo repunte de dicha temporada.

“En mi infancia fui muy feliz, siempre correteando una pelota. Lo único que jugaba era al futbol, mi pasión, mi vida, siempre fue el futbol y como niño pobre tuve pocos juguetes, pero fui inmensamente feliz en la convivencia con mi familia y con mis amigos del barrio. Mi mamá quería que estudiara, lo hacía porque ella me obligaba y yo no sabía que en el futbol profesional se cobraba (?). Cuando tenía 15 años llegue al equipo Audax Italiano en mi natal Chile y empecé a cobrar más que mi padre. En un mes ganaba tres o cuatro veces más y ese fue el momento cuando hice del futbol una profesión. Cuando firmé mi contrato en el futbol me regalaron tres trajes y en esa época 30 pesos chilenos, que no sé cuánto será ahora, pero yo creo que como 50 o 100 dólares”

No había mucho que analizar, la Copa Libertadores fue creada en 1960, fecha casi exacta en que el Audax poderoso inició su letargo para dar paso a una triste versión, preocupada por no descender, con equipos modestos, bajas aspiraciones y nulas opciones de jugar copas internacionales. La Selección Chilena ya era un buen recuerdo, y el verde glorioso era ahora posesión del Wanderers porteño, equipo que ya gritaba campeón en 1958 ganando el Torneo Nacional, la Copa Chile en 1959 y 1961 y nuevamente el Campeonato Nacional de 1968, año en que Reinoso se consagraría goleador con 21 tantos con ayuda de grandes jugadores como Hugo Berly, Antonio Vargas, Francisco Nitsche, Walter Jiménez o Manuel Cataldo. También fue el año en que la vida del crack y la del alicaido club cambiarian completamente. En 1969-1970, Colo-Colo pide a Reinoso para un cuadrangular amistoso en que también participarían equipos como el Santos de Brasil (equipo que pasaba más fuera de su pais dando exhibiciones que jugando el Brasilerao, por cierto) y el América de México. Este último sería el destino triunfal de Reinoso, que se transformaría en uno de los extranjeros más exitosos de la liga de los animales, ídolo de “las águilas”, Seleccionado Nacional juvenil y adulto y partícipe del Mundial de 1974. Al menos algo le quedaba a Audax en su nefasto presente: Aún era cuna de grandes jugadores.

Este club significa mi vida, yo gracias a Audax hice una carrera y conseguí todo lo que conseguí en mi vida. Para mi pasarán generaciones de directivos, pasaran generaciones de jugadores pero yo sigo siendo audino. Tengo un agradecimiento muy grande porque esta camiseta me dio todo” (Carlos Reinoso)

En 1971, Audax cosechó lo que sembró durante casi 13 años, ya que el club terminó colista junto a Lota. En la definición por salvar la categoría, el ACSI cae derrotado ante Lota (!) y consuma su primer descenso. Aún cuando a Magallanes se le salvó de la guillotina por ser un club fundador, Audax no tuvo la misma suerte y terminó degollado. Era el destino de un club que olvidó lo que era ser un equipo grande. (Nota de CT: Si pierdes con Lota, mereces descenso…)

* * El Clavo (1972-1985) * *

(De Pie - Izq a Der): Leonardo Belmar, Carlos Zamorano, Héctor Díaz, Carlos Valenzuela, Arad Anábalon, Julio Rodríguez. (Abajo - Izq a Der): Patricio Delgado, Mario Salinas, Juan Carlos Letelier, Renzo Gamboa, Ricardo Fabbianni. DT: Hernán Godoy (!)

Cinco años duró el periodo en Segunda División. En 1974 se retira Hernán Godoy y el mismo año asume como técnico hasta 1977, a lo Vasco Arruabarrena (?). “Clavito” obtiene el ascenso en 1976, logrando el primer lugar del Grupo Norte por sobre Trasandino y Coquimbo Unido. En la Liguilla Final, Audax no tuvo un buen cometido y sufriendo obtuvo el último cupo para la Liguilla de Promoción (la que se jugó en un formato de todos contra todos), sacando 4 puntos, los mismos que el ganador Huachipato y el tercero, Trasandino (!). De esta forma el ACSI retorna a la Primera División con calculadora en mano y solo gracias a la diferencia de gol. Mismo año en que NBA deja Peñarol y pisa por primera vez tierras chilenas, coincidencia ne-fas-ta (?). Tras el retorno, pasaron 3 años de nueva irregularidad y el club comenzó a dar la hora en Primera División. La Liguilla de Promoción era tema cada año – sobretodo en 1979 – cuando se le ganó a Deportes Arica y se logró pasar las dificultades ante Wanderers e Independiente de Cauquenes, este último con el brasileño Ribamar Batista como figura y quien terminaría fichando en Audax. La situación se comenzó a tornar insostenible, igual que antes del primer descenso, el club no tenía dinero, la cantidad de hinchas disminuyó brutalmente y no había un rumbo claro para solventar a la institución, aunque si se logró la obtención de un lugar de entrenamiento en la comuna de La Florida en 1970. Un proyecto serio, pero muy a largo plazo; era la primera piedra en búsqueda de una nueva identidad, aunque nadie siquiera lo sospechaba: Una nueva casa.

“Audax Italiano compró unos terrenos en La Florida en 1970, ahí entrenaba. Después cuando estuvo de alcalde Walton Ojeda, fue muy entusiasta, nos apadrinó y nació la idea del estadio. Audax Italiano puso todos los materiales y la municipalidad, aprovechando el plan de empleo mínimo (PEM), levantó el estadio. Era en familia. La verdad de las cosas, era más entretenido que ahora. Seguiamos al Audax Italiano a provincia, caravanas de autos, lo pasábamos recontra bien. Éramos más jóvenes también, nos encantaba ir a jugar a los potreros. Era más campestre La Florida, el estadio lo levantamos nosotros mismos” (Valentín Cantergianni)

A finales de 1980, y hasta 1981 asume “Clavito” nuevamente, obteniendo un gran rendimiento en la Copa Chile de ese año llegando a la final del certamen, con triunfos notables ante el Cobreloa de Vicente Cantatore, considerado el mejor equipo de Chile y uno de los grandes de América y ante Unión Española en semifinales. Colo-Colo fue el verdugo, derrotando sin apelación al equipo de Godoy por 5-1. Audax no pudo traspasar el rendimiento copero a la liga, y solo terminó octavo. En dicho plantel destacó el seleccionado Juan Carlos Letelier y el meta Julio Rodríguez.

“Soy un agradecido de Audax por vestir su camiseta y dirigirlo. El club siempre se ha preocupado de las personas y los valores y por ello soy un eterno agradecido. Una de mis principales emociones fue poder sacarlo campeón como técnico” (Hernán “Clavito” Godoy)

Ya en 1983, Audax vuelve a caer en la irregularidad, y queda último; pero gracias al aumento obsceno de equipos en Primera División (26 equipos), se salva. La alegría duró poco, ya que en 1985 Godoy se marcha y en 1986 el club sufre el segundo y más doloroso descenso. Un año más tarde se consolida la construcción del Estadio Municipal de La Florida, un estadio pequeño, con solo una tribuna y llamado cariñosamente “Wembley”, pero impregnado de esencia audina, construida por negociaciones propias, y con el objetivo de renacer a partir de ese hito. Audax ahora era hijo de la comuna de las flores, y sus habitantes representaban la nueva savia, que algún día serían el sustento del antiguo club verde. Era un desafío dificil, pero no imposible. En 1988, ya con localía definida, el ACSI vive su momento más duro, peleando por no descender a la Tercera División en llaves ida y vuelta ante Malleco Unido. Audax safa de la incómoda situación en Angol, y con respirador mecánico sobrevive por casi una década.

* * El Retorno de los Enanitos Verdes (1995-1998) * *

(De Pie - Izq a Der): Sammy Moreno, Marco Villaseca, Fabián Vásquez, Fernando Astengo, Guillermo Montoille (!), Pablo Ortega. (Abajo - Izq a Der): Rodrigo Delgado, Felipe González, Sergio Vargas, Eduardo Moreno, Pedro Pablo Díaz. DT: Jorge Aravena (!)

Han pasado 7 años desde el partido con Malleco, Audax aún deambula en Segunda División, sin sufrimientos ni alegrías, como si el tiempo se hubiese detenido. Jorge Aravena asume como técnico y logra un campañón en el torneo, terminando puntero junto a Santiago Wanderers con 52 unidades. Por coincidencias del fútbol, los 2 equipos verdes debían luchar por el título con un ascenso asegurado, un escenario mágico repleto de felicidad en el Estadio Monumental. El “Clásico de los verdes de la Calle Lira”, lugar donde se hallaba la antigua sede itálica y lo propio con la sede caturra en una Calle Lira porteña; era el título de un partido emotivo e histórico, con grandes intérpretes como Fernando Astengo, Alejandro Carrasco o Rodrigo Delgado. El verde de Valparaíso ganó gracias al gol de visita, pero la alegría era igual de desbordante, por el hecho de por fín huir de la Segunda División, y retornar la Primera A, de donde nunca se debió haber salido, ahora con un equipo más ordenado y con la lección ya aprendida. Tras el ascenso, Aravena dimite y asume Roberto Hernández en 1996, junto con la llegada de extranjeros como Claudio Borghi, campeón del mundo en 1986 y el paraguayo Hugo Brizuela, que sería convocado a la Selección Paraguaya en 1998. A este equipo se le llamaba el de los “enanitos verdes” por el gran trabajo de inferiores, y por su resonancia en el primer equipo. El más mediático?… no podía ser otro que Marcelo Zunino, quien terminaría siendo el capitán y referente de los hinchas gracias a su fanatismo declarado.

– La Sede de la Calle Lira –

El acercamiento de nuevos socios fue tan inesperado que la casona de San Isidro se hizo estrecha para albergar tanta actividad. Fue entonces que en 1936, cuando el club cumplía 26 años de fecunda existencia y también se coronaba campeón del Torneo de Fútbol, se compró la sede propia. Tenía 1.500 metros cuadrados y estaba ubicada en calle Lira 425. El principal gestor de esta iniciativa fue Dante Lépori, gerente de la Compañía de Seguros “La Genovesa”, institución que adquirió la propiedad en 200.000 pesos y se la facilitó al club deportivo que la fue pagando mediante la incorporación de socios vitalicios. Los primeros accionistas cancelaban la suma de 1000 pesos cada uno y se convertían en socios de la institución para toda la vida. La medida tuvo tanto éxito entre los simpatizantes del club, que en sólo dos años pagaron el total de la inversión. La fiesta de inauguración de las nuevas dependencias se realizó el 29 de noviembre de 1936, con una gran celebración que incluía la adquisición de la nueva casa, que hasta la década del 40 fue el único lugar que cobijaba a la colonia italiana en Chile. La vida social en esta sede fue muy intensa y se convirtió en lugar de encuentro de los italianos y sus descendientes chilenos.

Documento Oficial ACSI

“Audax Italiano 96 tenía un buen trato con el balón y una gran defensa, características que le permitían jugar de contragolpe. El equipo era una mixtura entre experimentados jugadores que superaban los 30 años y los “enanitos verdes” que pertenecían a las divisiones inferiores del club. Un plantel típico utilizado por Hernández era con Nelson Cossio (!) al arco, el libero Eduardo Soto, dos centrales: Ortega y Chacón seguido de dos laterales volantes: el veterano Ricardo Lee y el brasileño Danilo Machado, más arriba Marcelo Peña oficiándolas de volante central el cual quitaba balones en medio campo para así distribuir el juego para el “negro” Ortega y el talentoso Claudio Borghi, los cuales a su vez, alimentaban a Mauricio “el bototo” Illesca y a Hugo “el paragua” Brizuela en la delantera”

En 1997 comenzó la época de bonanza de la mano de Oscar Malbernat que logró el tercer puesto en el Torneo de Clausura. Pero no fue hasta 1998 cuando Audax llegó a una nueva final de Copa Chile, siendo derrotado por la Universidad de Chile. La buena actuación le valió clasificar por primera vez a un torneo internacional: la Copa Conmebol. Allí, el ACSI tuvo que enfrentar a Rosario Central, equipo que terminaría siendo finalista. En la ida, el verde de los valles perdió 2-0 con doblete de Marcelo Carracedo; en Santiago, solo ganaría por la mínima con gol de Rodrigo Delgado. Buena experiencia internacional, que se sumaba a las violaciones de la Copa Parmalat jugada en Brasil en 1994, cuando Audax estaba en segunda y era dirigido por Oscar Meneses, que estaba haciendo la práctica (?).

En 1999, Audax fortalece su relación con su comuna agregándole la leyenda “La Florida” en la insignia. Luego en el nuevo milenio, junto con la transformación a Sociedad Anónima Deportiva Profesional, el club pasa a llamarse Audax Italiano La Florida (A.I.L.F.), aunque en rigor, el tradicional ACSI aún perdura en la insignia como vestigio del romanticismo y respeto con la historia.

* * La Máquina Verde (2002-2008) * *

El multicampeón Sao Paulo fue el denominador común de la ruta copera audina

La década del 2000 fue un periodo de cambios nefastos. El 2001 Santiago Wanderers ganaba el último Campeonato Largo, y Reinaldo Sánchez instauraba los “Play-Offs” en el fútbol chileno, dividiendo las temporadas en dos semestres y provocando un caos en todo ámbito. En 2002 comienza esta nueva modalidad y Audax tuvo un campeonato irregular, contratando a Salvador Cabañas como delantero. El paraguayo explotó en la tienda verde, y se consagró como goleador en el Apertura 2003 bajo el mando de Claudio Borghi con 18 goles, rememorando los éxitos de Giudice, Bolaños, Zárate o el mismo Reinoso hace ya varias décadas. La historia de Cabañas fue muy similar a la del ex ídolo americanista, ya que el barrilete guaraní tuvo un periplo espectacular por las tierras del taco, pasando primero por los Jaguares y luego al América. Entre 2004 y 2005, las clasificaciones a Play-Offs eran comunes, más no el avance en las fases decisivas. El síndrome Real Madrid se apoderó de la institución, y los Sextos Cuartos de Final eran una barrera infranqueable. Borghi comenzó a probar su elástico (?) y tras discusiones con el presidente de la institución, Valentín Cantergianni, deja el club para enlistarse en el Colo-Colo, club que venía de una quiebra, llevándose con él a Humberto Suazo, goleador rescatado del San Luis de la Tercera División. En su reemplazo, y tras un gran esfuerzo económico, se logra fichar a Raúl Toro, quien venía de perder con Coquimbo Unido, la final 2005 ante Unión Española.

Toro se topó con una buena camada de jugadores jóvenes que se encontraban en el club, única y exclusivamente por el buen ojo de Valentin, destacando al serenense Carlos Villanueva, a un muchacho desechado en Colo-Colo por indisciplina llamado Fabián Orellana, y un juvenil argentino que vino a probar suerte llamado Franco Di Santo. Con estos elementos, más las incorporaciones del toplero portero Nicolás Peric, el ex universitario Carlos Garrido, el argentino proveniente de Coquimbo, Miguel Ángel Romero y de los canteranos Roberto Cereceda, Jorge Carrasco y Boris Rieloff, Audax se preparó para la temporada 2006, que no fue buena tras quedar eliminados ante la Universidad de Concepción en el Torneo de Apertura.

Para el Clausura, el ACSI clasifica nuevamente a los Play-Offs, y los terribles 4tos de Final serían ante nada menos que la Universidad Católica, a quien derrotaron con el buen juego brindado por el maestro de ceremonias Villanueva, quien rápidamente se hizo un nombre en el medio chileno a base de goles e inteligencia. En semifinales llegaría la polémica, tras la llave ante el O’Higgins de Jorge Garcés, ya que el ganador clasificaría directamente a la fase de grupos de la Copa Libertadores del próximo año. Los partidos fueron muy disputados y llenos de goles. En la Florida, los verdes ganaron por 4-1 y en Rancagua perdió 4-2 en uno de los partidos más infartantes de la década. Rubén Selman, el árbitro, fue increpado como ladrón, persona no grata, y aquel que le destruyó la existencia a una ciudad entera; Audax, casi como Uruguay en el Maracaná, celebró moderadamente para no ser asesinado ante alguna turba furiosa (!). El verde de los valles ya era internacional nuevamente y aún soñaba con bajar la quinta estrella ante un viejo conocido: Colo-Colo.

Ahhhhhh!…. ándate a la CTM!!” (Jorge Garcés)

Colo-Colo poseía una generación dorada de jugadores con los que el “Bichi” ganó todo a partir del 2006, mismo año en que Audax comienza su furioso renacer. Los albos tenian a Matías Fernández en su peak de rendimiento y al goleador del campeonato, Suazo. No había caso, el equipo de Borghi era invencible, y Audax perdió la final inapelablemente con goles de Fernández, Suazo y Meléndez en la ida. La vuelta jugada en el Estadio Nacional fue algo similar, pero con más dignidad, con doblete de Suazo – que se ganó el repudio audino tras celebrar los goles – y del histórico Luis Mena. El clásico criollo ya no era lo mismo, debido a la enorme distancia que provocaron los 50 años de letargo, y los albos de Macul se coronaron bi-campeones.

La Copa Libertadores 2007 fue de dulce y agráz para los floridanos, ya que el grupo no era de lo más fácil en el papel: Sao Paulo de Brasil, Necaxa de México y Alianza Lima de Perú. El debut en el máximo torneo continental fue en el Estadio San Carlos de Apoquindo, cuando Audax obtuvo un honrroso empate sin goles. Toro, el técnico, debía reemplazar a varios jugadores, por lo que la llegada de los uruguayos Diego Scotti y Leonardo Medina, y el delantero Rodolfo Moya, proveniente de La Serena venían como anillo al dedo. El torneo del primer semestre no tendría Play-Offs, así que el degaste físico sería intenso; así fue como Audax no pudo ser campeón tras regalar un partido ante Ñublense en Chillán que coincidía con el duelo por Copa Libertadores ante Necaxa en México. El ACSI perdió en los 2 frentes y quedó fuera de ambos. En el primero por pésima voluntad de la asociación de no postergar el partido, y en el segundo por la paupérrima campaña de los peruanos que sacaron cero puntos. Audax tras un épico empate a 2 en Brasil, queda eliminado por diferencia de goles con 11 puntos (O-N-C-E!). La desdicha era total. Como consuelo, el respeto internacional (en especial de los brasileños), mientras que en el torneo, Audax termina tercero, lamentando el partido en Chillán que pudo forzar una definición. Ahora el desafío era la Copa Sudamericana 2007.

En dicho certamen, Audax vence a los bolivianos del Jorge Wilstermann, y en la siguiente fase pierde ante Colo-Colo en los últimos minutos con gol del uruguayo Biscayzacú. En la antesala al nefasto gol, Di Santo había marcado a los 2 minutos, y en la ida fue un empate sin goles. Sin rodaje internacional se vuelve a partir de cero, con un Toro cuestionado por sus “arrugues traumáticos”. En el horizonte estaba la Copa Libertadores 2008, tercer torneo internacional consecutivo obtenido tras la gran llave ganada ante el Boyacá Chicó colombiano, y la última chance de Toro para demostrar que no era Villanueva-dependiente, ni un técnico con problemas de esfinter (?). Para desgracia del deté y del club, el grupo fue tanto o más dificil que en la versión anterior: Sao Paulo nuevamente, Atlético Nacional de Colombia y Sportivo Luqueño de Paraguay. Audax quedó fuera con un saldo positivo tras ganarle a Sao Paulo con gol de Renato Ramos en una noche memorable en el Estadio Nacional. Pero con la espina clavada de no haber clasificado. Los desastres ante la Universidad de Concepción, Everton y Cobreloa en torneos seguidos, sepultaron a Raúl Toro, que ya no pudo justificar 5 eliminaciones traumáticas al hilo. Era un daño mental, y la exitosa era de Raúl llegó a su fin.

Durante los últimos 2 años, han sido vaivenes de buenos y malos momentos. Pasando por las transferencias de Villanueva al Blackburn Rovers, el histórico gol de Orellana a Argentina aún siendo jugador de Audax, el traspaso de Di Santo al Chelsea, el paso de técnicos paupérrimos como Marini y Barticciotto y la actualidad con el argentino Omar Labruna, quien aún no termina de escribir su página. Nadie sabe como terminará, pero aún hay fé de retornar al campo internacional y sacarse por fin la espina internacional, pero por sobretodo, la espina de la valorización, la de no venderse por dinero fácil, sino buscar el éxito deportivo. Hoy, con una buena campaña, los mandamases tiene esta opción, la que todos los audinos quieren, la de mantener un equipo poderoso y luchar.

“Me alegra ver a Audax ahora, una institución consolidada y una de las mejores a nivel nacional y continental, ojalá sigan así por los próximos 100 años” (Valentín Cantergianni)

Han sido 100 años. Muchas cosas se pasan por alto, porque no alcanzan; muchas anécdotas pasan de largo, porqué se podría llenar un blog de ellas, muchas campañas han sido olvidadas, y muchos jugadores han vestido la centenaria camiseta verde, innumerables. Pero lo que si está claro, es que el ACSI hoy busca volver a la grandeza perdida, busca ser un club tan querido como en antaño y por sobretodo, vivir mucho tiempo más; ojalá levantando nuevamente un título, con trabajo serio y profesional. Tal vez no es el más grande, pero si tiene historia digna de enorgullecerse, y en este centenario, es bueno que el futbolero común se entere. Allí, en el sur de la ciudad, un viejo cumple 100 años de alegrias, de tristezas y de gloria. Felices 100 años Audax, tu gente se alegra contigo en este día. FELIZ CENTENARIO!

Forza Audax!, Forza La Florida!, Forza Verde de los Valles!

  • Iespién

    Felices 100 años Audita! 😀

  • Bass

    AHH que bonito detalle cabros, puta que te amo tano weon, desde chico con mi tata vacilandote, y ahora como te bancooo! y te bancare hasta que me dure la vida! DALEEE TANOOOO DALEE TANOOOOO!

    Audaxonelove

  • #corta(?)

  • Bambochico

    Buena buena, felicidades al Audax, club emblemático de nuestro fútbol.

  • felicitaciones para todos los audinos! mi ebuelo hubiera estado más que orgulloso!

  • Rufusman

    Montoille (!)!!!

    japy verdei (!) Audax… merecian ser campeones este año… pero buee

    • Pepe Tapia

      Pedro Pablo Díaz (!) Ex-Artillero de la U (?)

  • Desde el post de Huachipato campeón 74 del lider mundial que no había un post tan memorable (?).

    • Hazle un examen a la próstata ahora…

  • John Doe

    feliz cumpleaños, ahora a leer el post.

  • Aún no termino de leer el artículo, pero felicito a Iespién por tamaño documento, al menos tengo lectura para esta noche :B

    Y felicitaciones a los tanos de un hispano. Seremos rivales en cancha pero acá estamos entre caballeros (salvo en los post de MDF (?))

  • Felicitaciones al Audax Club Sportivo Italiano.

    Me gustaría escribir varias cosas, pero más que nada agradecer los buenos momentos que he vivido gracias al club, la final de 2006 aunque hayamos perdido fue un momento inolvidable. Tengo recién 21 años y te apoyo desde los 17, ya sea a la distancia o en el estadio cuando las condiciones de estudiante me lo permiten jaja, se vienen muchas instancias más en la que estaremos ahí alentándote en las buenas, en las malas y en las remalas 🙂

    Grande El Tano mierda !

  • La cagó..increible la investigación y el trabajo que te diste Espi. Aplausos de pié y 11 jumbitos para esto.

  • Felicidades a Audax en sus 100 años! 😀

  • NOOOOOOOOOOO TE PASASTE PENDEJO
    CLAP CLAP CLAP CLAP CLAP !!!!!!!!!!!!!

    Habrá otra reseña del Acsi mejor q la de este hueón?

    Q notable! Y pensar q de vista conozco a un descendiente de Cozzi, es parte del centro de alumnos de la usé.

  • AndriUk

    Felicidades Rodrigo! Sabemos lo mucho que te esforzaste haciendo este post, envidio tu paciencia para recopilar tanta info.

    Qué notable historia, su grandeza, sus ídolos, el crack tirado al litro (buen vivir), el descenso, Zunino, Villanueva…

    parece que retornan los mejores tiempos para el verde, pero deben priorizar lo deportivo (después de vendernos al Jhonny, obvio(?)) como tú resaltas al final.

    Feliz cumpleaños Audita!

    PD: LOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOTA PO!!!!! xD

    • Iespién

      Me dolió escribir lo de Lota wn, en serio xD… me imaginé al Radáh fogoneándome brígidamente jajaj 🙁

      • AndriUk

        en el subrayado se siente el dolor wn xD

        • AndriUk

          y por subrayado quiero decir destacado en rojo.

    • Me sumo a Andriuk, sabemos la pega que te diste para hacer esta investigación, probablemente sea la mejor de todas las que se van a publicar hoy y viendo esto, en serio da gusto estar en CT.

      Sigo con el horno prendido // On.

  • buhjni

    Medio papiro ctm!!
    leí las primeras partes pero me dio paja, más adelante vi las fotos noma xD
    Felicitaciones a los hinchas del tano 😀

  • Felicidades a los Tanos, tienen el doble de años que nosotros no más (?). El 98 nos ganaron a nosotros la semifinal de la Copa Chile, ese partido se jugó en el Santa Laura me acuerdo y perdimos 1-0 o 2-0 no me acuerdo bien…

    • vivatemuco

      fuen en san carlos de apoquindo y fue 2-0……..

  • AndriUk

    por cierto, siempre recuerdo la notable marca que Roco le aplicó a Adriano en Brasil, hasta que se fue expulsado…

  • Mochi Ujfalusi (Calcetinera de Ángel Rojas)

    Increíble el post, lo leí de cabo a rabo, sin aburrirme ni por un segundo…

    Feliz cumpleaños al Audita!

  • salpinx

    me dio paja leerlo, felicidades audita 😀

  • grande iespien wn oh… te super paasaste con el post !!
    f e l i c i d a d e s

  • no te mandaron a moderacion con el tremendo testamenteo xd
    lo leere dentro de la noche
    se ve muy bueno
    felicidades por el post!
    y felicidades al audax por sus 100 años

  • Muy buen reportaje… lo acabo de terminar de leer y me dejó anonadada lo completo que es. Se nota que hay una investigación periodística a fondo, ya que estas cosas no las “encuentras en internet no más”.
    Felicitaciones!

  • Pingback: Tweets that mention Audax Italiano: 100 años de Verdes Valles « Charla Técnica - Sobacando el fútbol -- Topsy.com()

  • Yo tengo un amigo del Audax que vive en el campo cerca de Coñaripe, tiene hasta su camiseta y a ido a algunos partidos en Santiago, el huéon no tiene nada de italiano (de hecho parece huaso hahaha), de un día pa otro le nació el amor por el club xD…

  • ESTUDIA PERIODISMO CABRO CULEAO xD, DILE A TU PAPÁ Q NO SE GASTE LA PLATA EN CAFÉS Y TE PAGUE LA CARRERA xD.

    Al equipo del mortero en la B lo seguí semana a semana en los tiempos q La florida era un estadio de madera y se podía ver desde la andes como entrenaban los equipos y se podia putear a los jugadores en el túnel xD.

    Un tío q es socio del club intentó hacerme hincha del Audax pero no se la pudo jajajajaja.

    Tiempos culeaos, una entrada de gabro shigo costaba 500 pesos (pagados en billete (!) )

  • Que poco serio que en el post no se le haga un reconocimiento al Bototo Illesca (?)…

  • bototo

    Que bonita historia wm, Banco ahrto al Tano, seguramente por ser floridano, y haber ido al Wembley cuando pendejo, y por cosas como las que salen en este extenso pero interesante post. Me acuerdo la final del ’95 en la Ruca, me alegré caleta por ese ascenso.

    Felices 100, tanos!!

  • Feliz Centenario… Que mejor forma que siendo los que mejor juegan… Voy a leer ahora, pero no me cabe duda de que es un tremendo post del líder mundial…

  • aldokun – The GOD of Killer Instinct – AGUANTE ZIPPY CTM

    Esto es para imprimirlo, empastarlo y enviarlo a una biblioteca, a la sección “Historia del fútbol chileno”

    Impresionante…felicidades.

  • Luislo (el curicano no llorón)

    Felicitaciones al Audita, club al que le tengo un especial cariño. Es como mi equipo en stgo, he ido a muchos partidos y la gente es la raja, el ambiente muy familiar. Si todos los clubes chilenos fueran así nuestra liga sería otra cosa.