Las historias desconocidas de Sudáfrica 2010 – Nicolás Lodeiro (Uruguay)

Nicolas Lodeiro

En condiciones normales, para un jugador no ser considerado durante las eliminatorias sudamericanas suele lapidar sus pretenciones de jugar un Mundial. Sin embargo, Nicolás Lodeiro rompe esta premisa, ya que se ganó un cupo en el equipo de Oscar Washington Tabarez en el momento más complicado de “La Celeste”: El repechaje que debió jugar ante Costa Rica.

Nacido en Paysandú, es el único de los tres hijos de la familia Lodeiro que posee solamente la nacionalidad Uruguaya, ya que sus hermanos nacieron en la Isla Margarita (Chavezuela (?)), donde sus padres se encontraban por motivos laborales.

Como buen rioplatense, “Nico” creció con un balón entre sus pies. Su enorme técnica y talento llamó la atención de los mejores equipos del país, así fue como el Club Nacional de Football lo fichó cuando apenas tenía 13 años.

En el “Bolso” vivió su gran consolidación en la Temporada 2008-2009, donde no sólo consiguió ganar el título de Liga, también fue figura del superclásico ante Peñarol (donde anotó un golazo) y ayudó al equipo del Parque Central a llegar a las semifinales de la Copa Libertadores, donde el “Tricolor” perdió ante a la postre campeón Estudiantes, en dos estrechos partidos. En esa temporada compartió camarín con varios conocidos del medio chileno: Mauricio Victorino, Álvaro Fernández, Matute Morales (!) y Alexander “Cacique” Medina, todos ellos dirigidos por Gerardo “amenaza de muerte” Pelusso.

Su gran momento en Uruguay llamó la atención del Ajax, que adquirió al volante por cuatro millones de euros, en una operación “atípica”, ya que se realizó de club a club (saludos a Ricardo Mariano Dabrowski…). En la capital holandesa no sólo osó a pedir la 14 de Cruyff (finalmente usa el dorsal 45) sino que además se ha reencontrado con un viejo compañero de cadetes: Luis “el conejo” Suarez, todo un ídolo en el equipo rojiblanco.

Sin embargo, Lodeiro no ha sido uno de los jugadores más considerados por Martin Jol, aunque hay gente que tiene demasiada fe en él, se espera que tarde o temprano el jugador comience a rendir.

Tras sus buenas actuaciones en el Sudamericano de Venezuela Sub20 (torneo que nos dejó esta Maravillosa Imagen) y en el Mundial de Egipto de la misma categoría (donde la “mini celeste” perdió en Octavos con Brasil), “el maestro” Tabárez depositó su confianza en el joven enganche en la serie de repesca ante Costa Rica, donde debió abastecer de balones al ya mencionado Suárez y a Diego Forlán, cumpliendo una aceptable tarea.

Pese a su juventud y falta de continuidad en Europa, las opciones de estar en los 23 finales de OWT se han visto confirmadas desde que se confirmara el castigo al “Cebolla” Rodriguez, por lo que todo indica que las labores de creación del equipo oriental caerá bajo este joven talento engendrado en las calles de Paysandú.

Compartir en Google Plus
Comentarios