El Salvador y su “solitario” gol en la historia de los mundiales

CM82-Espana-SeleccionFoto

Cuando el país entero criticó en 1982 a la Selección Chilena por su actuación en el Mundial de España, no muchos posaron sus miradas en la tabla general del torneo, donde finalmente “la Roja” quedó en el lugar 22 de 24, entregándole en bandeja ese privilegio a una de las “peores selecciones en la historia del torneo”: El Salvador.

Pero su clasificación no fue tan compleja, ya que para llegar al mundial hispano logró llegar al Hexagonal final de la Concacaf (que agrupa a los equipos de Norte, Centroamérica y el Caribe) igualando en 12 puntos con su clásico rival Honduras en el grupo 2.

A la fase final, disputada en Tegucigalpa (capital hondureña), El Salvador con un miedo grande producto de lo ocurrido en la llamada “Guerra del Fútbol”, en 1969, el que junto con su clasificación a México 1970 provocó el crecimiento del conflicto bélico entre ambas naciones, y que dejó cientos de víctimas fatales.

Su comienzo no fue del todo bueno, perdiendo con Canadá por la cuenta mínima; sin embargo de la mano de su máxima figura, Jorge “El Mágico” González, retomaron el rumbo para finalmente el 22 de noviembre de 1981 lograr su pasaje para el mundial, igualando sin goles frente a México y clasificando a la Copa del Mundo con el local Honduras.

Tras conseguir el pase, y luego de una serie de amistosos con equipos como el Cosmos de Nueva York, Paris Saint Germain de Francia y Boca Juniors en Argentina, finalmente viajaron hasta el continente europeo para buscar una participación, al menos honrosa, en la cita futbolera; pero el destino quería que todo se le complicara más de la cuenta.

Porque la FIFA, que sortearía por primera vez un mundial con 24 equipos participantes, pondría a los salvadoreños en el grupo 3 de certamen, junto al entonces vigente campeón del Mundo, Argentina, y dos equipos europeos: Bélgica y Hungría. Sería con estos últimos, en su debut en España, donde harían historia.

Imagen del sorteo realizado en Madrid, en 1981

Imagen del sorteo realizado en Madrid, en 1981

La historia de un gol

El Nuevo Estadio de la ciudad de Elche sería testigo privilegiado, el 15 de junio de 1982, de un hecho histórico en la historia de las Copas del Mundo: la goleada más grande de los Mundiales. Y para mala suerte de El Salvador, fueron ellos parte de este cuento.

En el primer tiempo se fueron con cuatro goles en su portería, anotados por los húngaros Nyilasi, Poloskei, Fazekas y Toth, lo que daba para presagiar que lo que sucedería en ese campo de juego quedaría en la memoria colectiva, y más aún cuando Fazekas anotaba su segundo tanto personal y ponía, en cinco minutos del segundo tiempo, un expresivo 5-0 en favor de los europeos.

Pero el fútbol entrega momentos mágicos y que para un país quedarán en la memoria. Esto ocurrió en el minuto 54 de partido, y tras una corrida por la izquierda del “Mágico” González que mandó el centro, en el punto penal remató de manera débil Jaime Rodríguez y el rebote le quedó a Luís Ramírez quien anotó el descuento para El Salvador, que provocó una explosión en los hinchas españoles presentes en la cancha y en esta nación centroamericana que por primera vez gritaba gol en una Copa del Mundo.

Lo que vino después fue la humillación máxima. Tres tantos de Laszlo Kiss, uno de Szentes y repitiendo Nyilasi cerraron un expresivo 10-1 que quedó para siempre en los anales de la FIFA como la goleada más grande registrada en la historia de los mundiales.

El marcador final de la goleada histórica

Lo que vino después de esta masacre fue algo más digno. Derrotas por la cuenta mínima ante Bélgica, y por 2-0 ante la Argentina de Passarella, Bertoni, Kempes y Maradona, que marcaron la despedida definitiva de El Salvador de las copas del mundo, al menos por ahora.

Ramón Fagoaga en la derrota ante Bélgica

Ramón Fagoaga en la derrota ante Bélgica

Carlos Recinos marcando a Maradona en la despedida de El Salvador del mundial

Para la historia quedarán los nombres de Luis Guevara Mora (el del saco de goles); Mario Castillo, Jaime Rodríguez, José Jovel y Carlos Recinos; Joaquín Ventura (Ramón Fagoaga), José Rugamas (Luís Ramírez) y José Huezo; Francisco Hernández, José Rivas y el “Mágico” Jorge González. Su estratega en el mundial fue Mauricio Rodríguez.

Las estadísticas de la FIFA ponen a El Salvador en el puesto 24 del mundial de España 1982, ÚLTIMOS DE ÚLTIMOS en la Copa del Mundo, con tres derrotas, 13 goles en contra y UNO a favor, el ya recordado tanto de Ramírez.

Compartir en Google Plus

Alfonso Zúñiga Catalán

Periodista titulado y licenciado en Comunicación Social, con Diploma en Periodismo Deportivo; trabajo en este mundo del fútbol desde hace siete años y no los cambio por nada. Si bien quisiera vivir de esto, por ahora hacerlo por amor al arte, ya se vienen tiempos mejores. Mis gustos futboleros: PRIMERA B y FUTSAL.

Comentarios