El Baile del Caño (II) – Juan Sebastián Verón vs Renato Ramos

Juan Sebastian Veron

El caño del día de hoy tiene como protagonistas nuevamente un escenario de fútbol trasandino.

El contexto no es el más competitivo ya que se trata de un amistoso de pretemporada entre Estudiantes y Bolívar. Un choque que implicaba dos equipos de vasta tradición en ambos países. Mientras los altiplánicos son el equipo según estadísticas, con más hinchas (aunque los CTadictos que le vayan al The Strongest se enojen); los “pincharratas” han resucitado hace poco su presencia copera ganando la última versión de la Libertadores.

Volviendo a lo nuestro,  podemos ver en el video, cómo Verón recibe la devolución de un compañero bastante cerca de su área, y un delantero rival lo viene apretar; la Brujita se hace el desentendido, mirando para otro lado, amasa la pelota con la planta del pie y su rival pasa de largo como transantiago recién inaugurado. Caño para enmarcar.

El reconocimiento de la víctima es duro; se trata de un conocido; nada más y nada menos que nuestro compatriota Renato “Tiburón” Ramos. El delantero, hoy de 31 años, que tuvo su mejor momento siendo atacante de Antofagasta, comenzó su carrera en Unión; pasó el 2003 a la UdeC que en ese momento no lo consideró dentro de los titulares. El 2005 estuvo en Everton, en donde le rompió el invicto al arco virgen de Buljubasich (récord de 1.352 minutos sin recibir tantos); el 2006 llega a los Pumas donde fue uno de los goleadores del torneo, para pasar luego al Tecos B, la filial del equipo mexicano en donde tuvo altibajos. El 2008 llegó a Audax, y después partió a Bolívar para recibir este violento caño. Hoy, Tiburón juega en Ñublense y suena en la UdeC.

Cabe mencionar que Juan Sebastián Verón, odiado/amado, talentoso volante moderno, más ofensivo que los mediocampistas de contención clásicos, menos gambeteadores y atacante que los creadores o volantes ofensivos; hincha de Estudiantes, no sólo volvió en plena vigencia de Europa para ser campeón con su equipo a nivel local y continental sino también para deleitar los ojos del fanático del buen fútbol. Para archivar y revisar muchas veces.

Compartir en Google Plus
Comentarios