Fiesta en Papúa Nueva Guinea: PRK Hekari United Campeón de la O-League

37
166

OFC 1

Parecía liquidado, pero también se sentía un gran nerviosismo. Si bien el 3-0 en la ida a cualquier equipo le significa tener un pie y 3/4 en la siguiente ronda (o en este caso, tener 3/4 del torneo en las manos), el hecho de enfrentar a un equipo venido de una potencia local es siempre intimidante.

Hace un par de días, y gracias a CT, pudiste enterarte de la épica final de ida que sostuvieron el PRK Hekari United, de Papúa Nueva Guinea, y el Waitakere United de Nueva Zelanda, quien había sido 2 veces campeón de la OFC Champions League (conocida informalmente como O-League). Un 3-0 a favor del equipo papú (o papuano) hacían posible pensar en el milagro máximo: que alguna vez en este lejano rincón del planeta fútbol, David venciese a Goliat.

Pero el Waitak sabía de remontar resultados, y apelaban a la historia y a su condición de potencia oceánica para revertir un resultado que, a todas luces, era vergonzoso.

La final de vuelta se jugó en Auckland, el día 1º de Mayo en Chile, a las 22 horas, y fue seguido por muchos visitantes de CT a través de RadioSport NZ. Fue de esa manera en que nos empezamos a enterar, obviamente en inglés, que los equipos salían a la cancha.

OFC 2

OFC 3

El pitazo inicial daba rienda suelta a un partido en donde el equipo neocelandés debía anotar 4 goles de manera rápida, sin que le anotaran uno sólo. Y la faena empezaba bien, pues al minuto 3, un corner ejecutado por el inglés Martin Bullock es cabeceado por su compatriora Neil Emblem, quien además es entrenador del Waitakere, para poner el 1-0 parcial y decretar el primer hálito de esperanza para el elenco de la ciudad de Waitakere.

Y desde ese momento, el partido tomó ribetes de igualdad, y ambos equipos empezaron a llegar de manera recurrente al arco de sus rivales. Quien llegaba más eso sí, presa de la urgencia, era el Waitakere. Martin Bullock a los 5 minutos remataba,pero su tiro era atajado por el portero papano Gure Gabina. A los 6, Roy Krishna, el fidjiano del Waitak, tiraba, pero su tiro era desviado al corner. A los 9, Benjamin Totori, el jugador salomonés del Waitakere, tiraba un remate que pasaba rozando el palo. Recién a los 10 minutos, la estrella de Hekari, Kema Jack, tiraba un remata muy desviado.

A los 12, Alick Maemae tiraba un zambombazo de fuera del área para el Hekari, pero el portero Danny Robinson e una espectacular maniobra, capturaba el balón. A los 16, la mejor oportunidad para el Hekari era desperdiciada por Stanley Waita. Centro del salomonés Henry Fa’arodo para su compatriota quien cabecea y desvía por poco.

El partido seguía de esa manera. Corners, ataques y desvíos de parte de ambos equipos, hasta que llega el minuto decisivo del partido. A los 34′, pitan penal para el Hekari, tras una fuerte entrada del portero Danny Robinson frente a Alick Maemae. El suspenso se volvía la tónica. Muchos sabían que el partido se podía definir tempranamente si se anotaba ese penal.

Kema Jack frente a la pelota. Se escuchaba el pitazo… Corrió y… Gol! Gol del Hekari United!! Un gol importantísimo convertía el papuano, engañando al portero y disparando hacia la izquierda del mismo. El partido tomaba otro camino. Ahora el Waitakere debía anotar 4 goles más para ser campeón… Facilito (?).

OFC 4

Con más corazón que fútbol, el elenco de Nueva Zelanda intentaba conseguir lo imposible para llegar a ser campeón. Un par de llegadas 9nconclusas al final del primer tiempo, y unas más claras en el segundo hacían pensar que el gol ya llegaba. A los 49′, Allan Pearce remataba, pero su tiro salía apenas desviado. Luego, Neil Sykes cabeceaba y su tiro era desviado por el portero. El corner era lanzado y Sykes nuevamente cabeceaba, pero la defensa volvía a desviar al corner. Lo lanzan de nuevo, y esta vez Neil Emblem es el que cabecea, pero se va por sobre el travesaño.

La dinámica del partido obligaba a dos cambios por parte de los blancos, entiéndase que sólo por el color de la camiseta (?)… a los 58′ Roy Krishna,el fijiano, era reemplazado por el sudafricano Ryan De Vries, mientras a los 63′, quien salia era Neil Sykes, reemplazado por Jack Pelter. Ello no evitó, sin embargo, una llegada del Hekari a través de Kema Jack, quien veía como Robinson se quedaba con su remate.

Pasaban y pasaban los minutos y ya parecía que el partido se les escapaba. Ya en el minuto 80, tanto en PNG, Auckland y Chile, se sentía la fiesta del nuevo campeón.

Ni siquiera el gol de penal de Brent Fisher a los 84′ ayudaba a levantar los ánimos. Hacer tres goles en casi 6 minutos era una tarea casi imposible. Si a ello, le sumamos lo bien que el Hekari aplicó la metodologia que la entrenadora Vonnie Eteaki Kapi-Natto* recibió por correo electrónico a nombre de un tal José Mario dos Santos Félix Mourinho (?), el resultado sólo podía ser uno: mantener la ventaja.

La DT gozando...
La DT gozando...

El arbitro pitó el final. La algarabía de los papúes contrastaba con la desazón neozelandesa. El Hekari United se coronaba campeón de Oceanía!! Y con esto, accedía al repechaje para acceder al Mundial de Clubes 2010, al cual ya se clasificó como representante de la CONCACAF el CF Pachuca mexicano.

Después, las entrevistas, en donde los jugadores del Hekari dedicaban (de manera cordial, claro) su hazaña a todas las islas de Oceanía, para que se impregnaran del espíritu de los Petroleros y se convencieran que sí… es posible derrotar a los grandes.

Al término del partido, la DT del Hekari, Vonnie Eteaki Kapi-Natto, dijo a Charla Técnica International (?) que “nunca pensé que esto llegaría tan lejos. Estuvimos trabajando muy duro por esto, pero jamás nos imaginamos que podríamos conseguirlo”. Agregó también: “Quiero dedicar este triunfo a todas las naciones de las islas del Pacífico. Estoy convencida que esto será una motivación extra para nuestros niños y jóvenes, pues ellos vieron cómo sus hermanos pudieron competir y ganar a este nivel”.

Por su parte, el jugador-entrenador del Waitakere, Neil Emblem, se mostró sorprendido por la formación 4-4-2 del Hekari, mas su impulso por atacar en vez de defenderse. “Si hubiésemos partido nosotros con la ventaja de 3-0, probablemente hubiésemos ido al partido de vuelta con un líbero y un sólo punta, con dos enlaces.Pero ellos fueron audaces en su formación y lo hicieron bien”. También dijo haber creído que “después de nuestro gol a los 2 minutos de juego seguiríamos adelante y lograríamos el objetivo, pero se dieron jugadas y chances que pudieron vulnerar el arco contrario que no supimos capitalizar”.

En tanto, el asistente técnico del Hekari, el salomonés Tommy Mana alabó el juego que presentaron sus compatriotas, en especial Alick Maemae, y también alabó los esfuerzos de los delanteros Tumasi Manuca y Kema Jack. “Siempre tuvimos en mente jugar al ataque. Si te diste cuenta, nunca enviamos a nuestros delanteros a defender. Eso fue parte del plan y lo hicimos bien”.

Ahora el elenco papuano mira de cerca el Repechaje para entrar en el Mundial de Clubes 2010 en Abu Dhabi, Emiratos Árabes, donde enfrentarán al campeón de la UAE Premier League, campeonato que pelean los Antílopes del Al-Wahda Sports and Culture Club y los Pacifistas (?) del Al-Jazira Sports and Culture Club. Sobre ello, Mana asegura que “Es otro paso que hay que dar. Nosotros conocemos nuestro nivel, pero sabemos que ello tiene un nivel más alto. No va a ser un partido fácil, pero trabajaremos duro para clasificar. “ El premio mínimo de 500 mil dólares en el gran incentivo que tendrán los futbolistas del Hekari, pero que también servirá para que los equipos isleños trabajen duro y luchen por llegar a estas instancias.

Con esto, dejamos Oceanía, y nos embarcamos hacia África y Asia, en donde conoceremos a sus campeones por ahí por Noviembre.

Hasta una próxima vez, señores.

Enviado por Sebastián Manríquez