Chile y el Bronce en Sidney 2000: Preolímpico Londrina (Parte I)

80
190

David Pizarro y su gol a los Brasileros
David Pizarro y su gol a los Brasileros

Muchos quizás lo pasan por alto, algunos éramos niños, otros no tanto, pero, al fin y al cabo,  es una muestra de que el tiempo no pasa en vano. Este año, en donde Chile otra vez asiste a una justa mundial, se cumple una década del último gran logro futbolístico a nivel adulto (digo adulto para no tirar para abajo el 3º lugar de Canadá 2007 y porque jugadores de 23 años ya no se deben mirar como juveniles). La medalla de Bronce en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000.

Pero toda historia tiene un comienzo y sobre eso trata este post. El Preolímpico de Londrina y Cascavel en Brasil, verano de 2000.

Chile venía de jugar un mundial (Francia ’98), de ser 4º en la Copa América (Paraguay ’99) y llegaba como nunca con un equipo que poseía una cualidad atípica en las selecciones pre-adultas nacionales, casi todos sus miembros habían debutado o tenían varios partidos en 1º división (así como Manuel Neira y Héctor “Tito” Tapia en el proceso que terminó 3º en Japón ’93), lo que, a la hora de tener partidos “complicados”, significaba echar mano a la experiencia y el juego del equipo.

La banca nacional era capitaneada por el DT de la adulta (en ese tiempo), Nelson Bonifacio Acosta (NBA) y Héctor Pinto, señero y ducho entrenador a nivel de juveniles.

La Roja preolímpica entonces, zarpaba rumbo a la tierra de la samba, la feijoadas y el Guaraná Antártica a hacer frente a un Grupo A parejo, pero accesible a priori.

  • Brasil
  • Colombia
  • Venezuela
  • Ecuador
  • Chile

La reglas decían que clasificaban 2 por grupo a un cuadrangular final que definía los 2 cupos sudamericanos a la cita Olímpica. Y como siempre ocurre en estos casos, el debut era un canapecito (?), Brasil, pero no cualquier Brasil, este tenía un pequeño monstruito en ciernes, Ronaldinho Gaucho, por ese entonces promesa del Gremio de Porto Alegre.

Acosta fiel a su escuela, tomó recaudos, y no regaló nada al paladar del buen juego:

Di Gregorio

Alvarez – Olarra – Contreras – Tello

Ormazabal – Melendez – Maldonado – Pizarro

Navia – Tapia

Nótese los 3 volantes de corte que hacían de “guardaespaldas” del “Enano de la providencia”.

Por el local, destacaban Mancini (sí, el mismo de la Roma e Inter que por ese entonces jugaba de 2), Mozart y Adriano (que luego llegaría al Sevilla).  Un sufrido 0-0 en el primer lapso, nos hacía padecer más de lo normal con la típica angustía de tener aquella morbosa sensación de ver en qué momento terminaba la resistencia de nuestros chicos y empezaba la masacre. De Gregorio aguantaba como podía mientras en el medio Dinho se hacía un picnic. El informe consigna apertura del marcador a los 63′ por parte de Alex (un par de minutos antes Acosta había metido mano desde la banca metiendo a Reynero y Gutierrez por Alvarez y Navia, respectivamente para armar una línea de 5 defensores retrasando a Maldonado) y golazo de Pizarro a falta de 11′ para el término. Si asumimos el video como fiel reflejo del partido, el empate fue buen resultado y baldazo de agua fría para los locales. Chile pintaba bien.

2 días más tarde, un combativo Ecuador, que venía de caer 4×2 antes los cafeteros (los rivales más fuertes a la clasificación), salía a la cancha con hambre y ganas de revancha.  Acosta otra vez hecha mano a la astucia, pero, no muy conforme con el rendimiento del bloque ofensivo ante los canarinhos, mete mano en el planteamiento de cara al gol. Navia, muy náufrago en el partido inicial, daba paso a Julio Gutierrez que tenía como misión oxigenar el frente de ataque para que Tapia pudiera jugar con menos presión de la marca rival.  El, por ese entonces, delantero “hispano” fue al sacrificio y fue de mucha ayuda.

Saltaron al gramado

Di Gregorio

Alvarez – Olarra – Contreras – Tello

Maldonado – Melendez – Ormazabal – Pizarro

Gutierrez – Tapia

Por parte de los Ecuatorianos destacaban Neicer Reasco, Giovanni Espinoza, Iván Kaviedes y Edison Mendez.

Como no podía ser de otra manera, las fichas estaban jugadas a tomar el control del mediocampo y alejar lo más posible la pelota del área nacional dado el “buen pie” que poseían los rivales en su zona de creación. Todo parecía funcionar hasta el primer cuarto de hora, teniendo un partido soporífero, de esos donde te tientas a cambiarle al canal para ver si ya empezó la televonela de TVN, hasta que en una desconcentración, se pierde la pelota en la salida, mal parada la defensa y Reasco castiagaba a los 19′, poniendo cuesta arriba el partido para Chile.

Encalada, técnico ecuatoriano, ordena replegarse y cerrar el bloque defensivo para no pasar zozobras. Chile observa dicha medida rival y comienza a tomarse el campo de juego con Pizarro como buque insignia. 10′ minutos después del gol, Chile martillaba el área ecuatoriana sin hacer daño, hasta que ocurre un hecho clave, Acosta se da cuenta que Pizarro no puede solo y saca a Alvarez para meter a Rodrigo Nuñez delante de la línea de volantes de corte, quedando con 3 en el fondo. Esa ayuda extra permitió que el pequeño volante porteño se adueañará a voluntad del juego, marcando los tiempos del equipo para dirigir los hilos en la zona ofensiva, con estiletazos profundos y abiertos.

En uno de esos brochazos de arte, un nacional es derribado dentro de la zona sagrada, el árbitro peruano Torres sanciona y Tapia cambia por gol a los 43′. El 1-1 al descanso ponía justicia al partido. Encalada ve como el tramite del partido lo complica y en su afán de atosigar a los estáticos defensores nacionales saca a Justavino y mete a Alvarado, para ganar la batalla por el balón en el medio terreno. Acosta, leyendo perfectamente la movida rival, saca del banco a su “carta oculta”, Rodrigo Ríos, volante cruzado (que por esas fechas se había hecho notar en una llave de liguillas antes la U), ocupándolo como una contramedida, sumando más peso al ataque, ya que el cambio es por Ormazabal que había tenido un trajín inmenso en la recuperación, Ríos se coloca como escudero de Pizarro abriéndose por ambos flancos.

Un espectador neutral diría que asistía a un partido de “ajedrez futbolístico”, porque 5′ más tarde del cambio nacional, Encalada, en vista de que su línea defensiva corría riesgo de ser sobrepasada, saca a Alvarado (que como recordarán había ingresado hace poco) y hace ingresar a Sotomayor para ayudar en la recuperación. Si fuera boxeo, se diría que Acosta se lo estaba ganando por puntos a Encalada. El partido se ponía interesante, pues Ecuador, en vista de lo que ofrecía Chile salió a jugarse su opción de contragolpe y tuvo bastante para ofrecer, el bloque de seguridad de los amarillos, contenía de manera bastante eficiente a los “tres mosqueteros” rojos que chocaban una y otra vez en su afán de armar fútbol, los del Guayas no escatimaban en esfuerzos por llevarse los puntos, estuvieron varias veces a punto de conseguir su objetivo;  Gutierrez, en su misión de ir al sacrificio, ya estaba agotado de arrastrar marcas y las piernas comenzaban a pesarle, Acosta viendo esto hace entrar a Navia, quemando todas sus naves a los 75′.  En un partido que podría llamarse desesperado por ambas partes, no cabía más que un grosero error o una sutileza para definirlo a favor de uno u otro.  Cuando parecía que, dado el trámite, el empate era justo para ambos, Torres decide cobrar otro penal por falta en el área amarilla y la ilusión nacional volvía a elevarse. Frente al balón, Tapia, bajo los palos, Villafuerte (por aquel entonces en el Barcelona de Guayaquil), cobra el rojo y sería todo, a los 90′, no quedaba mucho más.

Chile llegaba entonces a 4 puntos y quedaban 2 partidos duros.

Luego del reñido partido ante Ecuador, los medios de prensa amablemente (?) pedían un poco más de fútbol por parte del seleccionado, especialmente porque el próximo rival era Venezuela (que venía de empatar 1×1 con Colombia en la fecha anterior con gol de Vielma sobre el final). Acosta que por ese entonces seguía sin sentirse conforme con el rendimiento de la zona ofensiva, mete la variante de Neira por Gutierrez. Saca a Alvarez del costado derecho y coloca desde el arranque al sorprendente Nuñez acompañando a Pizarro. Y retrasa a Maldonado, adelantando a Tello unos 15 metros, haciendo un 3-1 en defensa.

Los 11 de aquel partido serían.

Di Gregorio

Contreras – Maldonado – Olarra – Tello

Melendez – Ormazabal – Nuñez – Pizarro

Tapia – Neira

Brillaban con luces propias en los vinotinto Arango, Mea Vitali, Renny Vega bajo los tubos, William Pérez, Vielma y Daniel “Cari cari” Noriega. Amén a su buen trato de balón y a la velocidad de sus volantes, Chile se vio sorprendido en el comienzo y se podría decir que, hasta más o menos los primeros 20′ “no la agarraba ni con la mano”. Los rojos sólo atinaban a correr y perseguir a los llaneros, prueba de ellos es que a los 12′, Kalule se gana su 2º amarilla de la fase y quedaba suspendido contra los cafeteros. Siendo sinceros, si Venezuela metía 1 ó 2 goles en esos primeros 20′, nadie se hubiera extrañado mucho. A los 25′ Neira mete una guadaña preciosa y se gana amarilla, Chile comenzaba a chocar contra su poco juego creativo y Venezuela se decía “y bueh, si no me atacan, vamos para adelante entonces” creando una tras otra oportunidad.  Pizarro eficientemente custiodiado por Duno y Mea Vitali no podría ni siquiera respirar tranquilo y sólo Nuñez podía auxiliar a unos náufragos Tapia y Neira, que a pesar de todo tuvieron un par de posibilidades. Se acababa el primer tiempo y el 0-0 parecía negocio para los nacionales, quien lo diría, pero no contaban con la astucia de Tapia, que por ese entonces era futbolista y en una jugada que nada tenía que ver con el trámite del partido, conseguía abrir el marcador a los 43′, dando un respiro al atribulado Bonifacio Acosta, que desde la banca sufría amargamente sin econtrarle la respuesta al tablero llanero. 1-0 al descanso y los venezolanos no entendían como se iban en desventaja ante lo mostrado en la primera mitad.

Alonso, DT llanero, comete el error del partido de vuelta del camarín, saca a Mea Vitali, que si bien era bajo aporte el juego asociado, tenía muy bien controlado a Pizarro, para hacer ingresar a Carlos Bravo (actual Monagas SC) en la zona de volantes, buscando empatar rápidamente el partido. La jugada le salió mal al DT Venezolano, pues no tomó en cuenta que Chile en ese partido no dependía de Pizarro, el peso se lo estaba llevando Nuñez que no tenía marca alguna asignada pues Duno ahora quedaba en un Tête a tete con el pequeño volante de Wanderers, y así fue como se dio, Nuñez jugó a sus anchas y aprovechó los espacios para hacer jugar al resto, el equipo del calvo entrenador comenzó a salir más del fondo creando peligro de manera constante y sin sentir ya tanto trajín en la zona defensiva como en la primera mitad, Venezuela comenzó a centralizarse y bajar su presión, lo que fue aprovechado por Chile unos minutos más tarde.

La Roja colocaría 2 ganchos al mentón que serían los golpes de gracia para terminar con cualquier temor al respecto. Neira primero (57′) y Tapia después (58′) volvían a convertirse en héroes 7 años más tarde de aquellas alegres madrugadas viéndoles en Japón. Los llaneros lo supieron en ese mismo instante, habían perdido y poco quedaba por hacer. Acosta comenzaba a tramar el enrielado defensivo cuando recibe desde la cancha una noticia que le hacer correr sudor frío por la espalda, Contreras, en una desafortunada jugada, recibe la 2º amarilla de la fase y también era baja contra Colombia. Sin ánimo de arriesgarlo innecesariamente, saca al defensor y hace entrar a Henríquez a los 61′. Dándose cuenta que la victoria ya estaba consumada, observa que Alonso saca al cancerbero de Pizarro, Duno, para hacer ingresar a Arango y decido responder sacando al amonestado Melendez y a un agotado Nuñez para hacer entrar a Darlic y Santis, terminando con Pizarro como única arma de creación. Además, ordena a Tello que se repliegue a la línea de los centrales y ordena jugar con 8 jugadores en campo propio, pero, a estas alturas, ya da lo mismo, el partido se había terminado a los 58′.

Con más amor propio y ganas que ideas, Alonso ordena a sus dirigidos a quemar todo y se vivieron momentos de zozobra en el fondo rojo, pero, lo que no sacaban los 8, encontraba las seguras manos de De Gregorio. Pitazo final y Chile, con 7 puntos necesitaba un empate para pasar a 2º fase.

Pasamos entonces a los 2 partidos claves de esta llave para Chile, uno de ellos, irónicamente, sin ningún jugador rojo en la cancha.  2 fechas para marcarlas en el calendario de los partidos importantes en la historia de Chile.

23 de Enero, Londrina, Brasil. 19.30 hora local.

Un hasta ese entonces sufrido Chile dependía, como pocas veces, de si mismo para clasificar, y no necesitaba ganar para hacerlo, empatando estaba listo. Al frente, Colombia, que venía de empatar con Venezuela y sufría 2 bajas importantes, su goleador Jairo Castillo (2 amarillas) y su central Portocarrero (expulsión). Como se recordarán del partido con Venezuela, Chile perdía a Contreras y Melendez por 2 amarillas, teniendo que echar mano a Henríquez y Darlic, asimismo dejaban el equipo, para “limpiarlos” de amarillas Tello y Nuñez, entrando Reynero y Santis, en una clara señal que Acosta quería cuidarlos para después. Arriba, Acosta parecía por fin encontrar la dupla que andaba buscando y Neira cerraría con las rotaciones en el ataque.

Antes de este partido, el calvo estratega agarró sus maletas y se vino de vuelta a Chile, dejándole la bagatela (?) de clasificar a Héctor Pinto.

Sin más preámbulos los 11 chilenos que iniciaron

Di Gregorio

Maldonado – Olarra – Henríquez – Reynero

Santis – Ormazabal – Darlic – Pizarro

Neira – Tapia

Despuntaban en la selección de la cumbia y la piragua, Fabián Vargas, Mayer Candelo, León Darío Muñoz, Roberto Carlos Cortés, Montaño, Alexander Viveros, Robinson Zapata, Portocarrero, Viáfara y Montoya en defensa. Un equipazo el cafetero, con un toque-toque endemoniado que tenía en Candelo a su director de orquesta, que era celosamente protegido por Vargas y Quintana, y que si bien perdía a su mejor central, tenía en Montoya a un lugarteniente muy eficiente, todo ellos compensado en los extremos por un solvente Zapata en el arco y un sediento de gloria León Darío Muñoz, que quería demostrar que el ariete a revenciar era él y no Castillo.

Y todo “parecía” funcionar bien para Chile una vez arrancado el partido, decimos “parecía”, porque el desgaste, el calor y los nervios hacían mella en el rendimiento nacional, ello sumado a un equipo rival que parecía no bajar de la 6º velocidad en la caja de cambios, lo que terminó por reventar a los nacionales.

Bastaron 16′ de incesante golpetear para reventar el entramado defensivo nacional, Muñoz lo hizo posible y desde ese instante nada sería igual, un defensivo planteamiento no era eficiente en su función de ir a buscar el empate, y cada ataque pasaba por los pies de Pizarro que era seguido al hueso por Vargas y moría sin esperanzas de progresar. Este devenir no hacía más que desesperar a nuestro muchachos que fueron lentamente entrando en la trampa que les presentaba el técnico Alvarez, primero Henríquez se gana una amarilla evitable a los 18′ y se convertía en baja (2º amarilla) si se clasificaba, luego, una desinteligencia resultaba en un regalo que Muñoz aprovechaba para marcar su 2º personal a los 30′.  A esas alturas, Chile era un boxeador groggy que sólo esperaba el sonido de la campana, y esta llegó como una salvación, el 0-2 al descanso era hasta negocio por como se estaban dando las cosas, ya que la diferencia de gol los favorecía.

Viendo que aun había esperanzas, Pinto intenta pegar un golpe de timón y  para la 2º mitad mete a Nuñez por Darlic (52′) y Gutierrez por Neira (63′),  desarmando un poco la orientación defensiva del equipo. Nada, Colombia está en su día y tendríamos una prueba cruel y sanguinaria de aquello. No llevaba 2′ en cancha Nuñez, cuando Muñoz marca su 3º personal y cierra cualquier atisbo nacional de recuperación. Chile recibía el KO. Y como si el gol de Muñoz no fuera suficiente, Quintana (59′) y Candelo (60′) ponían punto final a todo.  Pinto y los jugadores sabían que ahora sólo importaba buscar 1 ó 2 goles para salvar la diferencia de gol y, sobretodo, el poco honor que nos quedaba con aquella goleada.

Un incansable Tapia parecía tener premio a su esfuerzo cuando el paraguayo Amarilla pitaba penal a los 71′, ceremonia mediante, se paraba el ariete frente el balón, pero su remate sería contenido por Zapata, el horno no estaba para bollos y la evidente realidad nos seguía golpeando en la cara. La Selección Colombia se dio por satisfecha y comenzó a replegarse, llegaría entonces uno de los momentos claves en esta historia, último minuto, Pinto ordena ir a morir en busca del gol, Gutierrez comprende la orden y se manda a rompecuello hacia adelante, gol, el honor, salvado, mas la clasificación casi perdida, imposible. Terminado el partido, la prensa, la gente, los mismos jugadores, nadie se lo explica, al parecer se ha acabado, es un fracaso y hay que asumirlo. Tanto remar para hundirse en la orilla y con un incendio infernal. La culpa es de Pinto por apostar al empate según la prensa, la culpa es del desgaste de no hacer rotación según otros, la culpa es de los delanteros por no convertir, la culpa es de todos.

Llega entonces la 2º fecha que entra en los anales futboleros de nuestra historia, y, como dije antes, sin ningún chileno en cancha para escribirla.

30 de Enero Londrina, Brasil. 17.10 hora local

Un cuestionado Brasil, dirigido por Wanderley Luxemburgo, debía empatar para clasificar, de hecho si empataban clasificaban ambos equipos en ese partido. El rival, la nueva sensación del torneo, Colombia, que venía de golear a Chile 5×1 dando una clase magistral de fútbol y donde cuya prensa decía que era posible que se le ganara al cuadro local que no había mostrado nada extraordinario. El mito señala que los chilenos habían hecho el check out del hotel, y tenían vuelo de regreso al país en un vuelo nocturno terminado este partido, algunos jugadores estaban tomando el courier al aeropuerto y unos pocos fueron al estadio a ver el encuentro. Esperanzas nacionales no había, ¿esperanzas de qué? decían algunos, si lo que se que tenía que conseguir era un milagro, Brasil 7×0 resonaba en las mentes de todos como un clamor, una plegaria, un imposible, no, a esta Colombia era imposible que le hicieran 7 (ni siquieran servían 6, que si bien nos igualba en diferencia de gol, clasificaba a Colombia por más goles a favor). La mayoría aprovechó de ir más temprano a la playa ese día (recordemos el cambio de veraneantes que se produce en esas fechas), de ordenar las maletas para devolverse a la ciudad de origen, de hacer cualquier cosa, total, para qué ver un partido que no nos servía, ¿cierto?.  Unos pocos valientes y fieles, creían en el milagro, más como una locura que como una real aspiración. Uno que otro loco decía “no, si cuando a Brasil los molestan se enojan y juegan en serio, y han jugado muy mal como para que no salgan a ganar con todo ahora”. Y algo de razón tenían, la prensa cuestionaba a Luxemburgo que, teniendo una muy buena generación de futbolistas, no era capaz de reflejar en la cancha ese juego avasallador y lucido que le gusta a la torcida, y el 7×0 sonaba como un desafío, una prueba al orgullo del DT y de los jugadores.

Y comenzaba el “partido de los detalles” en las bancas, Colombia, en un acto quizás arrogante, salió a atacar de manera frontal y atrevida al local, con 1 sólo contención (Vargas) y 2 medios abiertos en las bandas, haciendo un rombo con Candelo, no tomando en cuenta que justamente el fuerte de los brasileños iba a estar a la espalda de esos 2 medios abiertos.  El 2º detalle, después de aquella sublime exhibición de toque que le dieron a Chile, 4 titulares salieron por precaución (Montoya, Viveros, Rivas y Viáfara) pensando que era imposible recibir 7 goles. El 3er detalle, antes de terminar el primer tiempo (42′), saca a los 2 medios laterales y coloca 2 cambios defensivos (Arce y Viveros) con el 5×0, para aguantar con una línea de 4 y otra de 3 defensiva, y 10 minutos después saca a Castillo (delantero) por Montoya (defensa) ante la expulsión de Vargas. Y, finalmente, el 4º detalle, la expulsión de Vargas que desarmó la estantería y terminó de entregar al equipo ante el inmenso caudal brasileño.

Si he de ser sincero, yo vi este partido a trazos, pero es imborrable las sensaciones que se presentan cuando uno ve un milagro en vivo, otro calificativo no le cabe a ese partido. Demás está decir que el 8º gol fue gritado hasta casi quedar si aire como si lo hubiese convertido Tapia, Navia o Pizarro. No me puedo imaginar como tienen que haberlo vivido los jugadores que fueron al estadio a verlo. Lo repito, un milagro.

El fútbol nos demuestra que es el rey de lo impredecible y que nada está escrito cuando un balón rueda en un campo de juego. Esa selección del 2000 fue testigo de ello.

Siguiente entrega: II Parte, Cuadrangular final.

  • buen recuerdo ¡¡¡ wn oh ¡¡

    como olvidar el mitico 9-0 de brasil a colombia que nos dio la mano xD

    • panchuloski

      Fue increíble, la prueba de que dios existe y es chileno xD

    • chilenoUSA

      que fue de algunos esos jugadores?
      Darlic, De gregorio, Santis, R. Nuniez?

      ya colgaron los con pasto?

  • profe, la cago con la hora de poner el post eso si po, era pa ponerlo mañana en la mañana xD…

    igual se agradece recordar a esos “cabros chicos malcriados” xD, doblarle la mano al destino y lograr otro tercer lugar para chile… xD

  • Mecago este el mejor preolimpico q he visto en toda mi vida futboleraa… empezando con el 1-1 de ese golazo de enano en el minuto 92.. y mas encima pa terminar ganandole a las argentas 1-0 el 6 d febrero justo el dia de mi cumpleaños, puta q la pase bien por la rechucha!

  • Reconozco q fui el q no vió el Brasil – Colombia y dije “Esta selección se debería devolver a Chile, pero bueh xD

    Cabe destacar el tremendo equipo brasuca y q Alex es el 10 más infravalorado de los últimos tiempos en ese país, Q PEDAZO DE CRÁ!

    Y lo otro, ese DT Colombiano pecó dos veces de soberbia, ya lo había hecho en Paraguay 99 ante Chile, decía luego de pasar caminando en su fase de grupos (recordar los 3 penales de marteeeeeeeeen) q Chile era una “valla q no será díficil”
    Cómo se llamaba el DT de esas dos Colombias ( PAr 99, Bra 00?)

    • en mi poblacion habia un campeonato .. xd movi el horario para jugar despues del partido de brasil.colombia … les tenia una fe a los brasucas xd cuando llegue a la cancha y dije brasil le metio 9 a colombia nadie me creia xd

      • A mi me contó mi viejo cuando llegue a la casa (andaba en la casa de una tía) yo pensé por harto rato q me estaba agarrando pal weeo.

        • Maninthebox

          Javier Álvarez se llamaba el pelao hueco

          • Agradecido Pinintebox.

            Se la llevo doblada dos veces ese arrogante de mierda.
            Me recuerda un poco a Luis Fernando Suarez, son de la misma escuela parece.

  • Yo estaba en algarrobo con mi viejo para el partido con argentina, y recuerdo que mientras todos andaban en la playa yo como mi viejo estábamos comiéndonos las unas con el partido.

  • ralonso (saquen a los colombianos de ESPN!)

    uta me da paja leer el post, pero que gran recuerdo

  • “Acosta tira el repertorio y saca a Tapia metiendo a Navia para darle refresco a la zona de ataque”
    Y más arriba dice que Navia estaba desde el arranque vs Brasil

    • hoznet_00

      Era Neira quien entra, fue un lapsus digitae xD xD 😉

  • Dosificacion

    Que mal, no me acuerdo nada de ese Panamericano, si recuerdo los juegos olimpicos.

    Igual el rajazo de Chile fue impresionante.

  • Giovanni

    Del terror esa pareja de centrales Olarra (!) y Henriquez (!), para que decir esa dupla adelante, MANOlete (!) y Tito Tapia.

    PD: Creo que lleva muy poco de tiempo al aire el post como para empezar a fogonear jajajaja

    • ¿Por qué “dupla del terror” para referirse a Neira y Tapia? Por aquel tiempo todavía se les guardaba respeto por los partidos del 93.

  • neger_1985 (seleccion uruguaya SIIIIIII)

    Excelente torneo ese.

    Ahí nadie pensaba que nos iría tan mal después.

    Todos pensábamos que esa base, iba a consolidar lo hecho en el 98′. Los grandes cracks (?) del mundial y los jóvenes talentos de la medalla de bronce, eran un equipo de temer.

    Una lástima, solo el Enano de la Providencia siguió siendo un grande.

    Pero nadie nos quitará la emoción de esos partidos.

    Saludos (?)

    • Giovanni

      pero ese enano no cuenta…

    • Siempre he pensado que una de las grandes razones de la debacle en el camino al Mundial del 2002 fue el empate a 1 acá en Stgo contra Perú, después de los 4 que nos metieron en Argentina… Ese fue un golpe sicológico que ni el gran triunfo 3-0 a Brasil pudo aplacar. Pero es tema para otro post.

    • Javier

      Sólo Pizarro?

      Maldonado figura en Brasil
      Tello en Portugal por mucho tiempo y ahora Turquía
      Gutierrez en la B italiana y ahora en Colombia
      Contreras figura donde jugó.
      Lo mismo Ormazábal y Meléndez hasta hace un tiempo.

      No, si los cabros eran buenos, pero les faltaba un 9 de peso.

      • peso que posteriormente le dio el de mi avatar

      • neger_1985 (seleccion uruguaya SIIIIIII)

        Figuras de peso po’ hombre.

        No nos pongamos nacionalistas. Quizás Maldonado, los demas en equipos de segundo orden. El único que lo conoce, respeta y admira en el mundo del futbol, es Pizarro, y el Kike Acuña (pongale ? a su gusto)

        Saludos xD

        • Figura en Santos, Cruzeiro y Flamengo.

          Eso te parece poco?

          • chucha. leí mal wn xD

            Excuse me (?)

          • neger_1985 (seleccion uruguaya SIIIIIII)

            FAIL !!!

            xD

          • Sao Paulo no??

  • bonito post profe

  • Yo el 9 – 0 de Brasil – Colombia lo viví en Quillón según me acuerdo. y estaba caminando por el camping mientras se escuchaban los goles de Brasil.. xD
    y después el 1- 0 a Argentina en la casa de mis tíos en Schwager, Coronel 😀

  • Ese Preolímpico fue una cosa de looooocos. Recuerdo los pepazos del Enano y de Tito Tapia.

    Yo vi el partido de Brasil vs Colombia, al 7-0 me quería morir, y si mal no recuerdo en el 6-0 los colombianos casi hacen una pepa…

    Para alimentar el mito (?), Chile SÍ había dejado el hotel, porque la selección uruguaya, que estaba en la otra sede del torneo, ya había hecho reservas para el cuadrangular final (Profe, ojalá que haya video de la rabona de Pizarro XD!), pero cuando perdió Colombia, los chilenos se quedaron en el hotel y los yoruguas tuvieron que quedarse en otro hotel.

  • Pateto

    Me leí todo el post atentamente y fue como si lo ubiera vivido (?). Increible lo que paso en verdad xD

    Lastima era muy joven cuando paso y solo recuerdo los partidos en Sydney.

  • palta

    Consulta, no recuerdo mucho, pero estoy seguro que para ese torneo el tecnico fue HUERTA no ACOSTA.

    Saquenme de esa duda por favor, me entro porque lei a Acosta de Dt y por lo q recuerdo ese chanta asumio cuando fuimos a las Olimpiadas en si.

    • El Pelao estaba, arrancó y dejó a Huerta, quien ganó la clasificación ante Argentina. Luego el Pelao le dijo “gracias por todo, vieja!” (?) y fue a Sydney.

      • Bah, era el Negro Pinto, no Huerta…

        • palta

          Eso, confusion mode off.

          Ehhh entonces esta bien, Acosta arranco como una vil puta y dejo a Pinto.

          Tamos, vale jajajaa.

      • palta

        puta me perdi, pq en el posti dice pinto y acosta? y tu dices huerta?

        yo tambien toy seguro q es huerta.

        quien fue al final?

    • palta

      huerta = pinto ajjajaaj.
      sorri.

    • hoznet_00

      Nop, la dupla principal era Acosta y Pinto. Huerta iba para acumular millas LanPass nomás, porque quien manejaba las juveniles era Pinto.

      Acosta, se fue antes del partido con Colombia porque, por esa fecha había un amistoso de la adulta y, si somos sinceros, no quería hacerse cargo del buque si nos eliminaba Colombia xD xD.

      Pinto dirigió en el cuadrangular final.

      • palta

        Perfecto, gracias por la aclaracion, pero igual le achunte que huerta estuvo ahi (?)

        Vale vieja.

  • Grande, Profe, el relato está notable. Es como “Adiós al Séptimo de Línea”, pero futbolero.

  • AndRom

    Gran Post Profe!.

    Yo recuerdo que jugadores como Olarra, debido a un partido de la Adulta ya habían tomado el avión Y los entrevistaron en el aeropuerto y comentaban que las azafatas le habian dando la noticia. Era de no creer.

    Yo ví este partido, lo había borrado de mi memoria futbolera, pero ahora me acuerdo de todo. Increíble.

    Y tal como dijo JS recuerdo exactamente a ese pelado soberbio y las declaraciones que se mandaba. xD

  • Koi Bestaxun (para el dolor de ojos, yo uso Claudimir (?))

    Ah, Javier “Londrina” Alvarez.

    http://monsergadelfutbol.blogspot.com/2009/06/lmdf-saluda-el-nuevo-campeon.html

    Si revisa los comentarios del sitio del hipervinculo, se dará cuenta de que los mismos colombianos lo tienen arriba del columpio.

    • Koi Bestaxun (para el dolor de ojos, yo uso Claudimir (?))

      WORPUTO, no iba acá!

  • Desconchetumarizate

    Este,cronologicamente, es el tercero de mis grandes recuerdos de la selección(1ro vs inglaterra, 2do vs italia ,3ro Preolimpico) tenía solo 12 años, pero igual ya cachaba bastante de futbol, me acuerdo que ese partido Brasil/Colombia lo vi solo, era el pendejo con esperanzas,y grité los goles como un loco xD

    Pa que contar la posterior clasificación vs Argentina, ahi si que me mee xD

  • Uta yo no podía ver los partidos, estaba de camping cerca de Tongoy, tonces no tenpiamos TV, con cuea radio xD. Me acuerdo q a la mañana siguiente del partido me desperté y fui a leer el diario al kiosko del camping, cdo vi l resultado, sali corriendo a contarle a mi viejo. Q wea mas bkn jajaja. Grande los brazucas xD

  • Don

    Lo del 9×0, me dejó plop.

    Vi el partido en una casa con piscina con amigas y amigos. Y de repente vi una tele prendida por el dueño de casa, y vi el marcador 7 x 0…no lo podía creer.

    Cuando anotaron el octavo gol…me puse a reir. Ni hablar cuando hicieron el noveno. Y me alegré, porque el técnico era muy, pero muy soberbio.

    Lo que sí, después vi en la noticias a la Selección “festejando la clasificación”. Me dio vergüenza ajena.

    Adelanto para la segunda parte, que a Argentina le decían el “Dream Team”. Ya sabemos como terminaron. 😀

    • Don

      Ah!! Y en la previa del partido Uruguay/ Chile, a la Roja le decían “invitado de piedra”.

      Jajajaja.

    • Don

      Otro dato: Me carga cuando Acosta se atribuye la clasificación a los Preolímpicos y la Medalla de Bronce.

      El autor de todo esto fue Héctor Pinto. Él tuvo que reordenar el equipo.

      Salió arrancando como rata y dejó abandonada a la sub-20. Después de un partido, malísimo para ser sincero y se pensaba que iban a golear a los centroamericanos, y después de un partido (no sé si ante Honduras o Costa Rica), fue irónico ver el titular de Medianoche de TVN que era “Ni era tan malos”, cuando Chile perdió en Centroamérica.

  • baco

    Lamentable que la CONMEBOL, haya eliminado los preolimpicos!

  • alejo

    Este Preolímpico me trae recuedos buenos y de los otros.
    Estaba a cargo de la sección deportiva en un diario regional y disfruté los partidos previos como todo el mundo, sin embargo, recuerdo ir de vuelta al diario tranquilamente luego de cubirir una triatlón y escuchar por la radio el gol de Navia frente a Argentina.
    En pocos minutos, me avisa el director (en carácter de urgente) que todo el material listo para el otro día se cambiaba…. quería la Roja en poster gigante, la campaña en cifras, opiniones de los expertos, la encuesta de la calle, las mejores imágenes de la clasificación… a la mierda….
    Si no fuera por algunos colegas solidarios…. ese diario no salía antes de la hora de cierre, que se extendió más de la cuenta.

    • hoznet_00

      Por algo son jefes vieja xD xD. Me acuerdo que ese verano leer el cuerpo de deportes de Elmer fue una delicia como se panquequearon pesado luego del 9×0 y del gol de Navia a Argentina, cuando casi le querían quemar la casa a Pinto post 5×1 y decían que De Gregorio era lo peor desde Alex Varas que había pasado por La Roja, que por qué no llevaban a Rozental, que por qué no estaban Garrido y Pato Galaz en la nómina, junto con Lucho Mena.
      Se tuvieron que entubar todos los ejemplares cuando clasificaron xD xD.

  • nico21k

    Que buenos recuerdos, me acuerdo que estaba en la playa y cuando me dijeron que ganaron 9-0 dije ya corta el webeo culiao jajaja…

    Pero lo más emocionante es la segunda parte, algunos flashbacks, Pizarro siendo correteado por los yoroguas después de cancherear con una rabona y el gol de Navia uno de los pocos partidos que Chile no ha jugado ni mierda y ha ganado a suerte, la primera vez que veía que le ganábamos a Argentina.

  • Mochi

    Primer post del profe que encuentro entretee xD

    Clap, clap, clap

    • hoznet_00

      Es que apuesto que antes de leerlo, bajaste el archivo (?)

  • gimmy_fed_ex

    Yo tenía 10 años en esa época, y me acuerdo que estaba solo en una pieza donde una tía viendo el partido y celebrando el gol de Pizarro en ese empate contra los brazucas en el debut.

    Y para el mentado partido del 9-0 todos tenemos nuestra historia… yo me mandé a cambiar con mi papá ese día donde un tío y me acuerdo que no quería ir porque ese día daban también un Roma – Inter donde jugaba Bam Bam o algo así, y lo quería ver, pero el otro partido que era a la misma hora me importaba un maní… obviamente estaba conciente del cataclismo que tenía que pasar.

    Ese día llegamos a la casa un cuarto para las 10, cuando se estaban terminando los bloques deportivos, y mi papá prendió la tele, y sale el comentarista de turno diciendo algo como “hay que aprovechar la nueva oportunidad que se nos da, este milagro que acaba de ocurrir a favor de nuestro país” y mostrando imágenes de los que habían alcanzado a llegar al aeropuerto para que se devolvieran lo antes posible…

    Imaginense yo sacando conclusiones qué cresta había pasado y me dije “naaaa los brasileños ganaron 7-0!!!!?????” y no fueron 7, fueron 9 xD

    Gran post y recuerdo profe Hoznet

  • equisde

    Lo que mas me quedo grabado del 9-0 , es que cuando Brasil ganaba 5 o 6-0 el técnico Colombiano con la desesperación gritaba a los jugadores “haganse un penal, inventense un penal”

    Lo mas descarado que he visto de un técnico … mas que pedir la hora frente a un club venezolano , y mas que aguantar el resultado de local con uno mas ….

  • que buen post profe!! recuerdo que ese preolimpico fue la esperanza para muchos de volver al mundial depues fue un fracazo gigante salimos ultimos en las eliminatorias, recuerdo que ese partido de los brazucas lo vi con mi viejo con la pequeña ilusion que los brazucas hicieran la gracia, el cuadrangular final lo seguimos entero recuerdo que le compramos una camiseta hasta al perro pa hacer fuerzas xD

    • Mi redacción como el poto wn oh!

  • Pipeño

    Y todavía recuerdo el titular de LUN al día siguiente “Gracias San Brasil” xD

  • Por Casualidad alguien recuerda una jugada de David Pizarro que se paso a los Brazucas (deben haber sido 5 o 6 a puro regate¡¡) casi desde la mitad y sacandose al ultimo weon le pego afuera…

    fue en ese preolimpico o toy dando jugo?? si es, esa jugada era para quedar en la historia de las jugadas mas bellas de un jugadir Nacional vistiendo la Roja¡¡

    • Javier

      Creoq ue fue contra Argentina en el 1×0
      Ese partido fácil terminaba 5×0, fue un despilfarro después del gol de Navia

    • si??… puede ser pero recuerdo camisetas amarillas, y no he visto Argentos con camisetas amarillas a exepcion del comercial del D1EG0 usando la de Brasil¡¡¡