Igor Ochoa: “Los periodistas de hoy no tienen derecho a ser imprecisos”

38
1065

igor ochoa

Don Igor Ochoa debe ser uno de los periodistas deportivos más respetados del medio nacional, esto es así aún cuando su rostro no sea reconocible para la mayoría de los hinchas, sin embargo es uno de los pilares del éxito del programa “Al Aire Libre” de Radio Cooperativa, donde se desempeña hace 15 años. Esta entrevista no tiene ninguna pretensión biográfica, más allá de alguna pregunta ineludible, sino que procuré obtener una charla de fútbol, con la idea de servir, de alguna manera, de puente entre este tremendo periodista y nuestros lectores. Lo que resultó es una conversación de más de 1 hora, en las que nos paseamos por el pasado, el presente y aún atisbamos algo del futuro del fútbol con la óptica y la inteligencia de este notable profesional de las comunicaciones.

-Charla Técnica: ¿Por qué periodista y por qué deportivo?

Igor Ochoa: Nunca se me ocurrió ser otra cosa que periodista, y lo de deportivo  me hace ir  lejos hacía atrás, a la década del 60`, en la que el consumo periodístico era de radios y revistas, la televisión en ese entonces no era un referente de relevancia. Esa década del sesenta marcó muchas cosas y en el ámbito deportivo, ya que determinó a varias generaciones en un impulso quizás inocente de estar viviendo un progreso constante. O sea, el fútbol chileno no fue mejorado por el mundial del 62, pero le creó una aureola de que crecía y eso estaba reflejado en el aumento de público en los estadios y en la sensación de que el progreso técnico le permitiría avanzar.

-¿Es similar a lo que se ve ahora con Bielsa, Mayne-Nicholls y los nuevos estadios?

-No, era otra época. Hay que situar al fútbol chileno como algo emergente, muy lejano a la grandes potencias, entonces el mundial del 62 rompe esa sensación de lejanía y crea una idea tal vez artificial de que se había avanzado mucho. Esta percepción cruza toda la década, porque incluso en el mundial del 66` a Chile no le va bien, pero la competencia local se mantiene fuerte. No en su organización, porque siempre el fútbol chileno ha estado marcado por problemas de financiamiento de los clubes, esquema de campeonatos, pero para mí como niño y después como adolescente, el fútbol era una olla que estaba en permanente ebullición. Eso generó la avidez por ver y como en ese tiempo la televisión no transmitía fútbol, uno veía todo en directo. Entonces a través del torneo local, los hexagonales o los amistosos uno se hacía una imagen del fútbol. No es como ahora que los muchachos pulen su imagen de este deporte a través de la televisión, porque ven a las estrellas. Nosotros no veíamos necesariamente a los mejores, aunque a veces sí, pero cada expresión futbolística era en directo. Así era con el Santos, el Vasas o la selección rusa. Esto toma otro rumbo con el mundial del 70`, porque ahí a través de la televisión el fútbol comienza a ser más globalizado.

Estas experiencias, más la vocación, me hicieron tomar esta profesión. En ese entonces a diferencia de ahora, todo era más largo, las crónicas, entonces uno vivía el fútbol y lo meditada, lo transformabas en parte de tu vida. Esto no era tanto por ser hincha de un equipo, sino porque se vivía todos los días pendiente del fútbol y llegaba el fin de semana: el sábado era dos partidos en Santa Laura y el domingo otra reunión doble, entonces  veía cuatro partidos, donde uno observaba a todos los jugadores, lo que daba una visión más amplia.

-Entonces el fútbol era una manera de hacer circular la vida, más que este espectáculo lejano que vemos ahora…

-Claro, porque ir al estadio revestía toda una formalidad. Uno el domingo se ponía corbata y realizaba toda una ceremonia para ir al estadio.

-¿En qué medio comenzó usted?

-Formalmente en la revista Estadio el año 1976. Antes había colaborado en otras publicaciones de manera esporádica. En ese tiempo la carrera de periodismo no estaba tan estructurada en su desarrollo formal como ahora, así que había que buscar alguna manera abrirse paso. Estadio estaba dirigida por Antonino Vera y trabajaban entre otros Edgardo Marín y Julio Salviat entre otros. Entrar a Estadio era algo maravilloso, porque era trabajar donde siempre había querido y además con todos esos periodistas de gran valor. Me tocó hacer el 76`, el campeonato de Segunda División, lo que fue otra coincidencia luminosa porque haciendo ese campeonato conocí el fútbol por dentro, camarines, jugadores y técnicos, fue una segunda escuela de periodismo, una experiencia impagable con camarines abiertos, muy distintos a lo que ocurre hoy.

-Sin entrar a valorar cual época es mejor, ya que son muy distintas, ¿Podría hacer un paralelo entre ambas?

-Esta época tiene un rango de informaciones muy superiores, lo que permite mayor precisión. El periodismo de antes era más subjetivo, más de imágenes, más de crónica, más de imaginarte tú como eran los jugadores. Yo por ejemplo no vi jugar en directo a Paco Gento, pero sabía, o creía saber como jugaba. Lo de ahora es abundante en cuanto a datos y la globalización favorece a otra clase de hincha, que valoriza más lo que está afuera, ya que si le dan a elegir entre los mejores de cada liga, resulta obvio que lo vas a consumir. Me pasa que en un fin de semana veo muchos partidos, luego en la noche veo goles de todos lados y da la sensación de que estoy en un tren sin freno y no alcanzo a procesar todo eso. Un partido que fue el domingo, a los tres días ya pasó. Antes a lo partidos les dabas vueltas y los guardabas. Por otro lado el fútbol por TV no me gusta.

-¿Por qué?

-Porque en vivo se ve de otra forma. Ves que hacen los jugadores cuando no tienen la pelota, la distribución en la cancha, las marcas y movimientos. En vivo se ve como se va ubicando un mediocampista que necesita espacio, cuando está muy marcado y de repente aparece destapado, como se movió para engañar al marcador. Lo de TV es una visión parcial, que ahora se ha hecho mucho más especializada porque hay más cámaras. Sin embargo, nunca he tenido esa sensación de inmenso placer al ver estos grandes equipos por TV, que tuve al ver al Santos o Vasas de Hungría en directo. Por otra parte es ventajoso ver fútbol de todos lados casi sin límite. Antes se veía muy poco, ahora se ve en exceso.

-¿Y los medios de comunicación en esta comparación entre antes y ahora?

-Ahora el periodista no tiene derecho a no ser preciso, porque tiene muchas fuentes de información. Antes podía ser impreciso, porque había cosas que no se sabía, conocer el currículum de un jugador antes era difícil, dependía de versiones de prensa, el representante o el mismo jugador y con eso nunca se estaba seguro. Ahora uno puede ver los números y sabe más o menos como anduvo un jugador.

-¿Conoce estas nuevas formas de difusión como los blogs?

-Sí, algo he leído.

-¿Cómo las valora?

-A mí no me gustan cuando son sólo descarga de agresividad y cuando todo se encierra en el color que le gusta a uno. Lo descalificatorio nunca lo he entendido bien, pero quizá es porque soy de otra época. Soy de un equipo, pero los veía a todos. Creo que en Chile el que va al estadio ve a su equipo y al otro lo ve por TV, si es que lo ve. Quizá a esto colabora el que cada uno juega en su horario y todo es más segmentado, lo que impide apreciar la globalidad del fútbol. Cuando analizan un partido sólo lo ven desde el punto de vista del equipo de ellos, dicen “este jugador que no le puso garra”, “arrugó” o le ponen el calificativo que sea, pero resulta que al frente hay otro equipo que quizá en ese partido jugó mejor no más.

-Entonces, ¿El hincha de hoy es menos futbolizado?

-No, es futbolizado pero de una manera distinta. Por el efecto mismo de la globalización, los hinchas locales necesariamente tienen que ser más fanáticos de sus equipos, porque en el fondo ellos toman la decisión de ir a ver a su equipo y no quedarse a ver en su casa a Kaká, por ejemplo. Esa decisión es valorable, ya que hay una alta posibilidad de que el espectáculo local no sea de los mejores, eso para mi es rescatable, es un verdadero acto de amor futbolero, ya que tiene tantas posibilidades.

-¿Por qué nunca llegó a la Televisión? ¿Ceguera de directores, opción propia o algo más?

-Me parece que en los medios están los que deben estar, los que tienen las características para esos medios. Puede ser que yo me formé en otra época, en que los medios eran escritos o radio y cuando llegó la TV no sintonicé con ella. Puede ser una simple limitación mía. Creo que acá en Chile se sobrevalora la televisión, para mi el tipo que trabaja en TV es respetable, tanto como el que trabaja en un diario. Llegar a TV no es necesariamente la cumbre o la meta, es una posibilidad más. Todos los medios tienen su dinámica y uno debe estar donde se sienta mejor.

-Hace poco Juan Cristobal Guarello lo valoró de manera muy positiva en una entrevista en el Canal Zona Latina, ¿Qué le provoca ese reconocimiento?

-Me provoca saber que Guarello es más amigo mío de lo que pensaba. Siento que uno como periodista no sólo tienen una vida de éxito, sino que también hay zonas de dudas y decaimiento. No te voy a vender la imagen del profesional que ha caminado feliz en 35 años de profesión. Hay momentos malos, en que me cuestionado lo que he dicho o a lo mejor debí haber trabajado en otro lado, pero en el balance he sido feliz, si cabe la expresión. Los juicios externos valen, pero tampoco uno se los puede tomar tan al detalle.

-¿Hay algún momento que le haya tocado cubrir que recuerde con especial cariño, algún hito?

-Los periodistas siempre recuerdan hitos, pero que son de deportistas,  no de ellos. Yo recuerdo las cosas en torno a los medios en los que he trabajado. Por ejemplo cuando Yánez hizo el gol en Paraguay, yo recuerdo que estaba esa noche en la revista Estadio, teníamos que esperar el despacho y estaba en la oficina que quedaba en Avda. Santa María y serían las 3:30 am. Y justo pasó por ahí el bus con la delegación. Ese es un recuerdo, pero está ligado a lo que estaba haciendo, no está vinculado a mí como espectador. No puedo separar lo profesional de los hechos. Los partidos para mí son como una ceremonia. Trato de mimetizarme con los protagonistas en cada partido, no ponerme desde arriba y decir “quiero que hagan esto y si no lo hacen está mal”, me gusta entender por qué un equipo juega de determinada manera, si el DT está presionado, si los jugadores son veteranos o jóvenes, etc. Por eso para mi hacer un partido de los llamados equipos chicos es un deleite igual a hacer un clásico, porque se que tienen una historia y el fútbol también está vivo ahí.

-Hace un tiempo UD. escribió una crónica en que valoraba el papel de los equipos chicos, en especial de los de colonia, que a veces son ninguneados por los demás. ¿Podría hablarnos de eso?

-Eso puede ser porque quizás los conocí en otra dimensión, verlos ahora tan abandonados, incluso por parte de su hinchada, me llama la atención, aunque entiendo que en 30 años cambian muchas cosas y nadie puede tener el mismo sustento. Pero a pesar de ese aparente abandono, me gusta que los equipos mantengan su identidad, ese fuego sagrado que llevaba mucha gente antes. Entonces por ejemplo si voy a ver a Magallanes, sé que no es el Magallanes de los 60`, donde era un equipo de arrastre, es otro equipo, pero me gusta que aunque esté en Tercera, uno vaya a verlo y uno sienta que puede evocar todo lo que sentías con el equipo antiguo, por eso me gusta que esté la bandita porque son simbolismos. Si el fútbol fuera puro negocio no funcionaría, porque se da una paradoja, el fútbol siempre ha movido dinero y los clubes siempre han necesitado plata para sostenerse, pero el hincha mantiene la ilusión, aunque hoy sea de manera lejana, que el tipo que está jugando con sus colores lo hace porque en realidad quiere jugar ahí. O sea, los hinchas del Real Madrid que parten a comprar camisetas de Cristiano Ronaldo en algún sector de su cerebro sienten que el jugador es de ellos, aunque todos sepamos que es de quien paga. El hinchismo se fundamenta en esa inocencia tan saludable de creer que los colores de tu equipo los defienden porque además de cobrar, quieren hacerlo. Yo creo que en eso se sustenta este asunto, porque sino en el mundo sólo existirían los grandes equipos. Un hincha de equipo chico, que sabe que no va a pelear el título, igual va al estadio porque tiene la ilusión de ver a sus jugadores y cree que ellos lo representan.

-O sea ser hincha es una cuestión emocional…

-Lógico, la decisión de ser de un equipo es subjetiva y personal y en realidad nadie la entiende. Porque después uno saca la cuenta de que en realidad celebra muy pocas veces. Pero uno sigue ahí. Es, creo yo una de las pocas cuestiones que en la vida permanecen inamovibles.

-Quienes lo seguimos sabemos que Ud. es hincha de Universidad de Chile, ¿Cómo se compatibiliza el hincha y el periodista?

-Cuando uno analiza un partido el ser hincha queda por debajo del ejercicio profesional. Cuando comienza un partido, obviamente quiero que gane mi equipo, pero al ver un partido y comentarlo no se puede hacer a través de una sola perspectiva, porque eso da una imagen incompleta de lo que pasa. Todos los periodistas tienen un equipo favorito, unos lo ocultan, otros lo expresan más otros menos, otros lo niegan, otros dicen que son neutrales, yo considero que eso es una tontera. Muchas veces pasa al revés: al ser de un equipo, a veces, uno es más duro con él, porque ve con más claridad los defectos. Para mí durante el ejercicio, el ser de la U no tiene un efecto paralizante. La condición de seguidor se lleva siempre y no creo que deba ocultarse. Los únicos que deben disfrazar su hinchismo son los árbitros.

-Usted en más de tres décadas de ejercicio ha visto varias “refundaciones” del fútbol chileno. ¿Esta época de refundación tiene un tinte especial con respecto a las otras?

-Ahora sí hay un cambio, que se dio por la propiedad de los clubes, si se pasa de una realidad de clubes sociales a sociedades anónimas, ahí hay un cambio relevante. Si esto va a ser bueno para el fútbol en su globalidad, eso está por verse. Aun es nuevo para evaluar. Pero en lo bueno parece haber un mayor ordenamiento en temas laborales. En lo malo creo que los dirigentes son igualmente voluntaristas a la hora de definir sus objetivos técnicos. Los tipos que están ahora son tan viscerales como los de antes.

-¿Puede ser un proceso de adaptación para quienes no conocían la mecánica de este negocio?

-Es que cuando la conocen se dejan atrapar por ella, porque el fútbol tiene un factor de ilusión que es difícil de ignorar. Alguien puede llegar muy frío con los números y decir que hay plata para un equipo que cuesta 30, pero con eso el equipo es muy malo, entonces se gasta 50. Ahí, se entra en el juego del riesgo del propio fútbol, porque sino la hinchada no se motiva y los equipos permanecen estáticos. Se supone que este riesgo, los nuevos dirigentes  lo manejan mejor, pero si uno mira las sociedades anónimas en el mundo la mayoría son deficitarias. Aún así este ha sido un variación importante, como en todas las cosas, un cambio en la propiedad de las cosas modifica todo. Ahora al sistema antiguo no sólo le faltó gestión sino defensores, lo que se explica si uno mira quienes son los antiguos dirigentes y quienes son los propietarios actuales, concluyendo que muchos de ellos se reconvirtieron. Entonces uno piensa que cuando estaban en el otro sistema no había convicción sino que en definitiva administraban lo que había. Y surge la duda si el antiguo sistema colapsó por qué en sí mismo era ineficaz o por qué quienes lo manejaban no tenían claridad.

-¿Y nuestra selección en este esquema?

-Desde que las eliminatorias son largas, la selección es un fenómeno aparte, en financiamiento e incluso en hinchada. Como son eliminatorias largas este club extra cruza dos o tres temporadas e implica una serie de cosas para los equipos. En lo bueno determina que si te va bien hay jugadores que tienen proyección y los clubes los venden, pero en lo malo obliga a hacer calendarios muy supeditados a las necesidades de la selección. Me parece que en otros países se tiene la claridad que sus intereses van a ser tocados por la selección, lo que no pasa acá. En Chile dicen sí, pero cuando llega la realidad dicen “Pero es que realidad no podemos aceptarlo”.

-Desde su perspectiva, ¿Bielsa es un técnico tan diferente como a nosotros nos parece?

-Bielsa no padece como nosotros los chilenos en general del “qué dirán”, una cuestión que va más allá de lo deportivo. Establece sus métodos, quien lo contrata debe aceptarlo y él va, sin dar explicaciones y quizá por el mismo hecho de no ser chileno no se le exigen mayores explicaciones. Trabaja aparte de nuestros pecados sociales. Cuando nosotros tenemos un DT chileno cometemos el error de mirarlo al margen de nuestra propia realidad, creyendo que no está relacionado con nosotros mismos. Son chilenos y por ello como somos nosotros en muchos sentidos. Entonces él rompió con eso. Los DT anteriores en una de esas tenían buenas ideas, pero terminaban dando explicaciones a todo el mundo y no se les dio ningún margen. En cambio Bielsa no pide margen, hay que dárselo. Cuando llegó todos teníamos dudas, el sistema, que era muy frío, que no se mezcla con el medio, que no habla, ahora en realidad todo eso da lo mismo. Todo esto de la mano de los resultados, porque si no ganara estas que parecen virtudes serían puros defectos.

-¿Qué pasa con la relación actual de los medios con los demás protagonistas?

-Sobre eso yo no puedo tener mucho juicio, ya que viví otra época donde hasta los que parecían más reacios igual hablaban. Hoy hasta los DT no hablan, lo que me parece increíble, ya que ellos son quienes podrían enseñar más, ser el faro que ilumina. En este secretismo están también involucrados los dirigentes. Ahora los consejos de presidentes son secretos. Así llevamos años con playoff, todos los critican, todos los años los aprueban, pero nadie los defiende en público y puntualizan cuales son los argumentos que sostiene este formato. Esta posición de secreto si me parece nefasta.

-Las últimas dos preguntas son algo más lúdicas, si se quiere, primero es conocida su afición por la hípica, ¿Nos podría contar algo de eso?

-Me gusta la hípica y apuesto, pero no me gustan los juegos de azar, no voy a casinos, ni apuesto, pero me gusta la hípica como espectáculo, su dinámica, su organización, como los caballos se agrupan según índices, me parece que ahí hay un desafío para aquél a quien le gusta de elegir a un caballo. Claro, uno lo podría hacer con una moneda, pero eso anularía el placer del análisis.

-¿No tendrá que ver un poco con la cercanía entre Santa Laura y el Hipódromo?

-Fíjate que hay un periodista joven que vive en esa esquina, yo le dije “Tú vives en la esquina de los sueños”, porque cuando uno era chico nos bajábamos ahí y unos partían para el hipódromo y otros para el estadio. La plaza Chacabuco era el nexo.

-Lo último, ¿Cómo ha sido esta experiencia de “El Show de Al Aire Libre”?

-Una experiencia novedosa y rara. Uno que hace radio tiene sus tiempos, su intimidad y su gestualidad propia de la realidad, una cámara te condiciona. El locutorio de una radio es el reino de la libertad, puedes vestirte como quiera, tus gestos pueden ser del calibre más inesperado. Con una cámara como que eso se matiza, y la gente como que te ve más que te escucha. Se pierde algo de espontaneidad.

  • Ya eyaculó mande?

    Voy a leer y vuelvo, tenía que ser el primero en fogonear xD

  • Manuelsaotome

    Una sola precisión ante notable entrevistado. El periodista colega de Igor Ochoa es Julio Salviat, no Saldías.

  • Buenísima entrevista. Me quedo con la frase “El hinchismo se fundamenta en esa inocencia tan saludable de creer que los colores de tu equipo los defienden porque además de cobrar, quieren hacerlo (…). Un hincha de equipo chico, que sabe que no va a pelear el título, igual va al estadio porque tiene la ilusión de ver a sus jugadores y cree que ellos lo representan.”

    He ahí una buena explicación del romanticismo que aún queda en este fóbal hipercomercializado.

    Qué crá que es Igor Ochoa. Clarito en las ideas, y seguro de sus convicciones.

  • Buffon

    “Cuando analizan un partido sólo lo ven desde el punto de vista del equipo de ellos, dicen “este jugador que no le puso garra”, “arrugó” o le ponen el calificativo que sea, pero resulta que al frente hay otro equipo que quizá en ese partido jugó mejor no más.”

    Muy de acuerdo con esta frase.

  • Theloniouz

    Gracias Rdaneel por compartir esta entrevista.. en lo personal, lo considero con diferencia, el mejor periodista deportivo de Chile..siempre en los análisis es directo, simple, no le pone palabras de adorno… eso se agradece…

    • Theloniouz

      Ah, y para ué más de acuerdo con lo que respecta al fútbol ‘en vivo’ … cómo uno se va dando cuenta por qué hay jugadores en los que se fijan los entrenadores que si solo se ven por televisión parecen ‘intrascendentes’..

      • R.Daneel

        Sobre ese punto, a mi también me gustaba mucho más el fútbol en vivo, pero hasta que él me expresó esa idea yo no había puesto bien los ojos. Ese mismo fin de semana fui a Palestino-Iquique y recordé lo que decía de ver fuera de la pelota y me di cuenta que uno a veces ni siquiera en vivo está atento a esos movimientos y lo importantes que son para el desarrollo del juego.

        • prisioner3

          Dale un hijo ahora que te abrio los ojos XDDDDD

          • thrashaholico

            jajajjajajjajajajaj
            se mojo con la frase eh!…xDDD

  • “Así llevamos años con playoff, todos los critican, todos los años los aprueban, pero nadie los defiende en público y puntualizan cuales son los argumentos que sostiene este formato. Esta posición de secreto si me parece nefasta.”

    Aló consejo de presidentes?

  • Jose Luis

    Buenisima entrevista Rada. Y gracias por no editarla como mandan los manuales de Internet y dejar que queden más largas las respuestas, así se entiende más y mejor a don Igor.

    Yo soy fan de él porque a diferencia de las gran mayoría de los demás periodistas, se nota que él ama el fútbol, no a un equipo. Varias veces lo divisé en El Teniente o en otros estadios incluso de segunda y yo pensaba “seguro anda por la radio o por Don Balón” pero no, andaba por las suyas, viendo y aprendiendo de los otros equipos. Por eso cuando de repente le nombran jugadores de regiones el los conoce de verdad y no pone cara de “¿Quién es ese? ¿Un marciano?” como la mayoría de los periodistas de equipos de Santiago, que se ponen en plan de mesías y no conocen a nadie (aló Sepu, Bianchi, FAT, Sagredo, Solabarrieta, etc). Además entiende que la memoria y el dato es parte de un discurso y no una herramienta para ser soberbio (saludos a Guarello). Y lo principal, trata de que la gente entienda lo que pasa en el juego y no que la gente sepa lo que a él le gusta.

    Para mi, por lejos es el mejor periodista de fútbol que hay en actividad. Los que más se le acercan son Danilo Díaz y Edgardo Marín. A destacar su teoría de Bielsa y el palo para los DT’s que se quejan por el pobre nivel de discusión de conceptos en el ambiente del fútbol, pero que no hablan (MAF).

  • Carlosbohemio

    el es del chago.

    Los deje loco con esa aseveracion… el junto con Sergio Brodfeld.

    • Theloniouz

      Si Carlos, desde que le ganaron al Colo el fin de semana pasado todos son del Chago (?)

      XDD

    • Carlosbohemio

      Faild…. es de la U…

      pero su segundo equipo es el chago

      XD

      • claufav

        Es putazo? O:

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Anon

    Para mi ningun “periodista deportivo” es tal… de partida ya el futbol es un tema super subjetivo y por algo hay una “escuela estadistica” importada desde ESPN y el periodismo gringo donde se trata de sacarle el cuerpo a la “apreaciacion” para saltar al dato duro y que es inobjetable.

    En ese sentido, me empelotan los periodistas que se toman “el sosten moral” y hablan como en una predica sobre sus periodistas, sean nuevos o viejos.

    Por ejemplo, me gusta mas el guarello hincha que el guarello periodista.

    No me gustan los tipos camaleonicos como Ochoa, que nunca quedan mal con nadie, que han dejado pasar cagazo tras cagazo con tal de mantener los codigos.

    El periodista, comparte el mismo sentimiento sindicalista del futbolista, por eso entiende mucho de codigos, sobre todo el periodista que bordea los 40 hacia arriba…

    No… subir al podio a tipos que se han quedado callados y han sido complices de muchas de las cosas que nos hubiera permitido haber levantado una copa america, de evitar que se robaran la U, que se robaran el Colo, que se sobaran el lomo entre ellos, de haber tapado a los implicados del caso Rojas… No…

    El periodista debe informar… el periodista deportivo con tal de mantener su “status”, adecua la informacion a su conveniencia.

    Si se critica tanto a Niembro, con Ochoa se debiera usar la misma vara.
    Por mas que tengan un aspecto señorial como Marin o uno medio cool e “independiente” (Si claro, en Cooperativa sobre todo y en el Mercurio que mas decir), todos los periodistas de cierta trayectoria tiene esqueletos en el closet.

    • A Niembro se le critica por su marcada subjetividad cuando juegan equipos argentinos en copas internacionales. Pero como periodista es excelente, y admirando por muchos de sus propios colegas.

      Es cierto que los manuales indica que la función de un periodista es informar, y hacerlo de forma objetiva. Pero también hay cosas que son parte del “secreto de camarín”, y esa información no puede ser dicha y/o publicada, porque perjudica directamente la imagen del medio en el cual trabaja (eso, si no existen las suficientes pruebas para hacerlo). Tú dices que los periodistas son cómplices de robos a nuestra Roja, al Albo, a la U de Chile, etc., pero si no se hizo un trabajo de investigación al respecto porque el medio para el cual cumples tus labores te lo impide, entonces no hay nada que puedas hacer, excepto arriesgarte a perder tu trabajo y tu prestigio como profesional de las comunicaciones.

      • Lamentablemente para todos los que hablan de objetividad, me gustaría decirles que en el periodismo NO existe. Sí se debe poner énfasis en la obtención de la verdad como único fin a comunicar. Pero es innegable dar a conocer TU visión de los hechos, pues eres TU quien reportea; por tanto, y aunque sea una perogrullada, eres tú quien observa el campo, entrevista, escucha, etc. Y así como quizás un periodista que estaba ubicado en otro lado tuvo otra visión de los hechos; es imposible desconocer que cada opinión u entrega informativa estará teñida por tu propia experiencia en el campo de juego, en el camarín, en la conferencia de prensa o en el viaje.

        Y con respecto a lo de los medios de comunicación, hay que entender que todas las personas nos movemos en contextos y que así como hay coimas y corrupción en la política, OJO también lo hay en muchos otros ámbitos profesionales: medicina, construcción, ingenierías, comunicación, etc. Los medios y, en especial, los editores son los que se encargan de filtrar la información que se va a entregar. Puede que tengas un notición, que sea de primera fuente; pero si se contraponen los intereses, por muy buen artículo que tengas, te van a decir que te vayas al carajo y que debes ir a reportear otra cosa que sí sea del interés del segmento al que pretenden conquistar y al que defienden.

  • nicomoreno

    grandisima entrevista

    me encata leer el testimonio de gente que logra decir clara y precisamente lo que piensa, sobre todo cuando su pensamiento es tan asertivo y objetivo

    • Anon

      Humo…

      Pararse detras de un microfono a llenar el aire de lugares comunes y escudarse en los vicios del medio para ejercer un poco de critica, no es periodismo.

      Donde estaba el periodista Ochoa para acusar a la dirigencia de la U que se la robo?… donde estaba Ochoa para acusar a la gente de la ex-ACF?…

      Tuvo que llegar un orate mediatico como Bonvallet para que recien se empezaran a conocer todas las cosas que los tipos que han dominado las editoriales deportivas los ultimos 40 años han ocultado.

      Por favor… asertivo y objetivo para no quedar mal con nadie no mas…

      • Tío Anon (?), pienso que entiendo su punto, pero también pienso que a la hora de criticar su silencio debe ponerse en el contexto histórico, que va más allá del periodismo en sí.

        Si Bonvallet fue el primero, fue pq era el único sin tejado de vidrio. Pero lo hizo en democracia. Los cojones de los que no callaron en dictadura son los que aplaudo.

      • Anon

        Italus, la democracia llego el 89!!!… harta agua paso bajo el puente hasta que llegara Bonvallet a Portales a mediados de los 90.

        No… Ochoa es correcto, formal, representa la old school que se quedaba en el Santos despues del cierre de los diarios, mas de una vez pude disfrutar de esas conversaciones de oido solamente cuando iba al Santos, sabrosas como ellas solas.

        Pero… me da risa cuando aca llegan estos personajes y que con esa impecable oratoria y cristalina racionalidad vende un humo espeso. Dejando maravillados a la audiencia debido a la peso que le dan los “años de trayectoria”.

        Es lo mismo que Niembro no mas.

        Miren el pobrecito que tuvo que venir para conocer los cagazos de Santander en el COCh por ejemplo.

        Nos gusta celebrar, no titulos, pero si actuaciones decorosas, pero tenerlas, se necesitan instituciones que otorguen esas condiciones y no que los tipos se las roben y se las lleven para la casa.

        Durante años, no solo Ochoa, si no que toda la gente de ese periodismo amigo del compadrazgo, se dedico simplemente a ser meros comentaristas de un partido de futbol, pero nunca actuaron como un periodista que toma la informacion, la procesa y la informa.

        Claro… desde sus altares los periodistas con fama de “independientes” por el solo hecho de no estar en TV, por que esos si que estaban mas que apernados y comprometidos (Carcuro, Millas, incluso JM, etc), nos hacen creer que al fin tenemos un periodismo que esta ajeno al “sistema”, pero que nunca los he visto revelando nada, ninguna acusacion, ninguna sospecha de…

        Los casos actuales, en plena democracia, de organismos como Chiledeportes, federaciones, etc, no lo hemos conocido ni por Diarios, ni por Radios… han sido departamentos de prensa de TV y no los deportivos, los que los han destapado….

        Recien ahi aparecen los apostoles del periodismo a decir “como es posible”, “que verguenza”, etc…

        y estuvieron frente a ellos todo este tiempo, en un pais con libertad de expresion, con medios como Internet…

        Como lo dice el propio Ochoa “Los periodista (pero no solo los de hoy, los de ayer tambien señor Ochoa), NO TIENEN DERECHO A SER IMPRECISOS”, ni menos a ser complices de las comparsas que hemos presenciado todos estos años.

        • cuantos años pasaron entre el regreso de la democracia hasta boonvallett??

          5 años, te recuerdo anon que Bonvallet aparacio en la clasificatoria a Francia 98, con el asunto de Azkargorta primero y depues con dolape NBA, en esos años tambien te recuerdo viviamos el llamado ” transicion a la democracia” en la cual aun habia restricciones al periodismo, el “orate mediatico” Bonvallet fue el primero en hablar a lengua suelta, pero trajo consecuencias, o se te olvida las toneladas de querellas que tenia a cuestas.

          Aparte no salimos del tema, el punto es la prolijidad, pulcruidad, rigurosidad como quieras llamarlo de este periodista en particular, Dones que en Miltonteras, Solabarrieta, etc etc etc no hay, se agradece la seriedad que en pocos espacios deportivos va quedando

          • Erre con A

            jajaja, me acordé de los cocodrilos y Dragisevic

        • hoznet_00

          Es que pedirle a los periodistas de vieja escuela que sean “reporteros deportivos” es como pedirle peras al olmo, porque, como tú bien decías son tipos de tertulia y códigos de secretismo, casi como una especie de cofradía (la de yayitas que se sabrán entre sí los de los paneles deportivos de las radios, uufff).

          De hecho, los grandes escándalos destapados son los sabuesos dedicados al tema investigación los que los encuentran. Ningún periodista deportivo se va a meter en las patas de los caballos haciendo esa clase de periodismo, porque sería cerrarse las puertas el solo (y ya nos podemos imaginar, con lo cabrones que son los futbolistas chilenos, lo que significará que te cierren las puertas para trabajar, es tu muerte).

          Yo, la verdad, no tengo opinión ni a favor ni en contra en su persona ni en su labor, me parece un tipo que le aporta un buen trato de las palabras a sus opiniones (no ladra monosílabos como algunos comentadores que trabajan en medios masivos), lo que no quiere decir que esa buen periodista por eso. Si ha de ser parte del cinismo propio del medio de respetar los códigos y no ir contra los jugadores o los equipos, todos lo hacen y todos rasgan vestiduras cuando se destapan los casos, lamentablemente los que manejan las áreas deportivas son todos vieja escuela, aquella de los secretismos y de “lo que pasa en casa se maneja dentro de la casa” (Remember el bullado Escondida jalea gate destapado por CT, ¿no es raro que ningún canal de los que cubría la Copa América dijera algo al respecto?, no sé, yo sólo la dejo boteando).

          • Tremendos testamentos….
            Síntesis Boby!! xD

            “Si ha de ser parte del cinismo propio del medio de respetar los códigos y no ir contra los jugadores o los equipos, todos lo hacen y todos rasgan vestiduras cuando se destapan los casos”

            Destaco eso.

  • motomono

    muy bonita e inspiradora la entrevista… agradecido por el aporte…

  • Adelki

    x fin pude entrar a la pagina….

    muy buena entrevista

  • Arcadio

    Notable entrevista R. Daneel… Igor Ochoa es baluarte del periodismo futbolero, un poco amargo en sus comentarios (a veces) pero serio, preciso e informado.
    Yo comparti gradas (?) en el Santiago Bueras, cuando LP y el “Huaiqui de la Gente” jugaban juntos por los carabeleros.

  • MarK

    Intedezante..

  • claufav

    El título no podría ser más certero.

  • Apenas leí el título dije: Aló FAT??….está bien lo que dice, parece que lo había visto, siempre antes escuchaba cooperativa, y el programa del viernes en la noche…el equipo de Santiago que más me gusta es Palestino, así que parecido a lo de I. Ochoa, y me interesan los clubes de la zona.

  • Isaac

    Puta que es amargo Anon xD

    Quizás es humo lo que dice, pero tiene con que tirar humo por ultimo, no como los periodistas actuales de televisión que se creen poco menos que omnipotentes porque la globalización tecnologica le da más importancia a una TV que a una radio

    De partida yo valoro a los que trabajan en deportes en las radios, porque mantienen viva una ilusión, un sentimiento de que cuando escuchas un partido, cierras los ojos y te imaginas por donde estará corriendo el jugador, de fondo la hinchada, los gritos, etc…

    Y como decían por ahí, estos son viejos CRÁH, con su mutismo, simbolismo y sus secretos… no le puedes pedir a alguien que estuvo 17 años haciendo periodismo deportivo en dictadura (en donde se podía decir solo lo que al dictador le gustaba escuchar), que pasen en 5 años a hablar hasta por los codos defendiendo todas las injusticias del mundo, como lo dice él, quizás nos olvidamos de que son personas, son chilenos, y el chileno de por si ya es mas callado…

    Finalmente decir que una cosa es l oque EL quiera ecir en radio, y otra cosa lo que lo dejen reportear… para sacar a la luz los “trapitos” ultra escondidos, hazte un blog que en los medios de comunicación nadie te va a pescar

  • Anon

    Amargo?… bueno, si definen amargo como todo aquel que no se compra la primera sobada de lomo, lo acepto, soy terriblemente amargo.

    Lo de la globalizacion tecnologica, cuidado Isaac, mucho cuidado, la gente escucha mas radio que mirar television. Por que crees que existen tantas radios con deportes y solo un puñado de areas deportivas en lso canales de television.

    A FAT, NADIE lo conoce, a Ochoa, claro que lo conocen. Entonces no me pongan a Ochoa como un tipo sin tribuna, mas aun cuando forma parte de medios escritos y radiales.

    La radio tiene un componente nostalgico enorme, eso es cierto, pero no es menos cierto que tiene tantas o mas cosas turbias. Tipos que llegan con mas auspiciadores a una radio a costa de sacar equipos ya existentes, tipos que solo llevan noteros salidos de sus salas de clases… o me van a decir que Agritortura es un ejemplo de honestidad?… cuando han sido el simbolo del ocultamiento de informacion para no afectar relaciones con tipos como Acosta, por solo tirar un caso?.

    Supuestamente una casa radial identificada con la Derecha ha dejado pasar cuanto cagazo existio en organismos estatales, una radio con 2 EMBLEMAS de Catolica como Fouillioux y Livingstone quedando muerto el pollo con las mariguanzas que hicieron en San Carlos para pagarle al Pipo, las mismas denuncias de Ceballos contra Gorosito por incentivarlo a doparse en una copa libertadores, el unico que le presto ropa fue Lucho Santibañez!!!!.

    Cooperativa tambien tiene una ligazon con la Iglesia y dejaron pasar un monton de cosas en deportes, pero fueron todo un baluarte de la oposicion en los 80, Mimica estuvo detenido, ese weon si se la jugo toda por sus creencias y nunca se cayo nada.

    Hago el paralelo con Victor Hugo Morales, ni con los aun mas locos militares de la dictadura Argentina, se la banco toda, despues con la dictadura de TyC, lo mismo.

    Esto al final es lo mismo que el famoso caso Valdivia/Fernandez…. cuando un tipo tiene la barra de la hinchada, tiene una inmunidad especial.

    Ochoa es uno de esos casos, tiene barra de mucha gente a la que ha llegado por la potencia de la radio, que es mucho mayor a la que ustedes creen. Aun hoy, despues de todo lo que ha pasado, hay viejitos que escuchan a Millas como toda una autoridad en el tema.

  • thrashaholico

    “…son sólo descarga de agresividad y cuando todo se encierra en el color que le gusta a uno…”
    leera CT? xD

  • ANGELOTTI

    Sin duda el mejor periodista deportivo para Mi
    cuando lo escucho en Cooperativa siempre subo la radio,
    un tipo con ideas claras y con una visión técnica objetiva.

    Gran Valor Don Igor Ochoa

  • Gran periodista…..junto con edgardo marin…lastima que en la TV esten puros malos como sepulveda, galmes, los relatos de Ignacio valenzuela,…….o del otro hernadez una molestia eschucharlos……

    que pasa que los medios no son como en el 98 con los mimica, carlos alberto bravo…..edgardo marin….y otros…