Resolviendo el Puzzle Colocolino

¿Podrá con este desafío? La presión es máxima.

Desde el momento en que asumió Fernando Astengo, poco a poco, se fueron dando algunos cambios que “revolucionaron” en cierta manera la interna de Colo Colo. Pese a que Astengo mantuvo el esquema táctico que Borghi usó por años, llegados los Playoff, se pasó a una línea de 4 en el fondo y con el tiempo se han ido cambiando varios aspectos de los entrenamientos.

Ayer se volvió a practicar en la cancha central del Monumental, haciendo 40 minutos de fútbol entre titulares y suplentes, algo que no se hacia desde el 2005 y que de seguro vamos a ver bastante seguido. Todos estos cambios deben ser aceptados sin mayores quejas por los jugadores, independiente de sus gustos y recuerdos por el “Profe” que ya se fue (y que a veces se mete en asuntos que no son de su incumbencia).

Todo este proceso natural, tiene en la actualidad un “pero”, que se refiere directamente al plantel numeroso de los albos, en donde hay 2 o 3 jugadores por puesto y solo 1 torneo para hacerlos jugar. Para algunos entrenadores, este “problema” seria una bendición divina, tendrían un amplio numero de jugadores para elegir y poner un 11 cada semana se convertiría en un entretenido desafío.

En este caso, yo creo que a Fernando Astengo le incomoda esta situación, le molesta que Fierro aun este en el plantel y de seguro, le gustaría deshacerse de algunos jugadores para poder trabajar tranquilo.

Al asumir en Colo Colo, Astengo tiene que lidiar con un grupo de jugadores acostumbrados a un sistema de juego distinto al que propone el, y han quedado fuera, jugadores que eran titulares indiscutidos en la “Era Borghi” como Fierro o Mena. Si a esto le sumamos que Astengo no es un técnico arriesgado como Borghi, las opciones que se dan son limitadas y van a estar supeditadas a como se den los partidos, sin tomar mayores riesgos a menos que se necesite.

La formación “tipo” que Astengo propone en estos momentos, cuenta con una columna vertebral clara, con Muñoz en el arco, Riffo en defensa, Sanhueza en la contención, Macnelly en la creación y Barrios en ofensiva. Estos jugadores (si no hay lesiones de por medio), deberían ser los que más minutos sumen en el Clausura y a partir de ellos, se conformaría el 11 titular.

¿Cuáles son las opciones?, partiendo de que la línea de 4 es inamovible:

4-2-2-2: Esta es la clásica de Astengo, es su primera opción, en donde la utilización de Luis Pedro Figueroa y José Domingo Salcedo como laterales en vez de “Laterales-Volantes”, es la principal experimentación. En esta formación, Jara acompañaría a Riffo como central (aporte de Bielsa) y luego vendría la dupla Sanhueza-Melendez para la contención, secundados por “El Mundialista” en caso de emergencia. Como volantes de creación, Macnelly Torres va seguro (pese a las declaraciones de “autoridad” que dio Astengo cuando el colombiano llego a Pedreros), y su acompañante es Jorquera. Millar aun no demuestra que merece alguna oportunidad en esta segunda parte con los albos. En ofensiva, Lucas Barrios es indiscutido por lo realizado en el Apertura y por la plata que se pagó, su acompañante debería ser Gazale y para la alternativa quedarían Moya y Lorca.

El caso de Fierro en esta formación es bastante particular, ya que puede ser alternativa en 3 posiciones (Lateral derecho, Volante por derecha y un puntero abierto por derecha), pero no es considerado en ninguna por el momento. Para Astengo no es la principal opción por la banda, y considera a LPF como un hombre que le puede aportar mas marca, aunque en ofensiva no aporte mucho por el largo recorrido que tiene que hacer para llegar con posibilidades.

4-1-3-2: Esta formación podría ser una alternativa totalmente valida si Astengo fuera un poco más atrevido. La línea de 4 puede ser la misma pero el dejar solo a Sanhueza en la contención es una opción a considerar contra equipos defensivos en el Monumental. Por delante de Sanhueza, se podría dejar un tridente con Jorquera por izquierda, Macnelly por el centro y Fierro por derecha, con órdenes claras para Jorquera y Fierro de cubrir las bandas cuando deban defender. En ofensiva Barrios con Gazale me parecen insustituibles por el momento.

4-3-1-2: Esta formación no me gustaría verla, pienso que ha pasado por la cabeza de Astengo, pero considerando los antecedentes previos, perdiendo la final por timorato, creo que no la va a ocupar…espero.

Otras formaciones como 4-1-2-3 o 4-2-1-3 no las considero como opciones claras desde el primer minuto, solo podrían ser usadas en caso de emergencias, cuando se este muy complicado o se vaya perdiendo y se necesite mayor peso ofensivo (meter alguien que abra la cancha como Moya).

Las alternativas que se presentan en Colo Colo son variadas, y puede que los partidos futuros ayuden al mejor funcionamiento de la “oncena ideal” (Muñoz; LPF, Riffo, Jara, Salcedo; Meléndez, Sanhueza; Macnelly, Jorquera; Gazale y Barrios). Sin embargo, al ver el plantel, creo que la línea de 3 en el fondo y los volantes-laterales pueden seguir penando, especialmente si jugadores como Fierro se quedan en Chile, y Luis Pedro Figueroa no rinde como Astengo quiere, considerando que su posición normal es de mitad para adelante. Mena por ese lado no es una alternativa, solo es una mala idea. Por el lado izquierdo, las cosas están un poco más claras, con José Domingo Salcedo y Roberto Cereceda dominando esa banda sin mayores problemas.

Como pasa en todos los equipos, los buenos resultados, ligados a buenos rendimientos, van a determinar si las decisiones de Astengo han sido las más acertadas o no, considerando que aun es un poco temprano para juzgar este esquema con los jugadores actuales que posee en el plantel.

Compartir en Google Plus
Comentarios